De cine y literatura

De cine y literatura

 

Óscar empezaba esta mañana hablándonos del fantástico libro Cine y Literatura, del académico de la lengua Pere Gimferrer. Nos contaba cómo el autor aborda en el libro estos dos artes tan diferentes, haciendo patentes todas sus diferencias pero también sus similitudes. Y es que en efecto, si bien las letras y las imágenes utilizan lenguajes muy diferentes para expresarse, su objetivo es común: atrapar y emocionar de algún modo a su público a través de una historia. De hecho no hay más que mirar la cantidad de adaptaciones cinematográficas que se hacen hoy día, más incluso de lo que la mayoría somos conscientes. Claro, al fin y al cabo, si la historia es buena, solo hay que adaptarle el lenguaje y la forma… Y sin embargo, sorprendentemente, muchas veces nos encontramos ante resultados completamente diferentes a los que esperábamos. Al final la que era una única obra de arte, la idea en sí misma, pasa a ser dos: aquella que está escrita y podemos leer, y la que se sucede en imagenes. No por nada el cine es considerado como el séptimo arte.

Y como todo este tema nos fascina, hemos creído oportuno seguir con él y presentaros ahora algunas de esas novelas que han sido llevadas al cine. A continuación hablamos solo de cuatro, pero en las próximas semanas seguiremos trayéndoos más, para que no se diga que cine y literatura están reñidos.

¿Cuáles son vuestras sugerencias? ¿Qué opináis de las adaptaciones? ¿Os gusta verlas después de haber leído el libro?

 


Carrie_cubiertaCarrie_cartula

El libro: Carrie, de Stephen King

Editorial: Debolsillo, 2006
Páginas: 256
ISBN: 9788497595698

La adaptación: Carrie, de Brian de Palma (dir.)

Año: 1976
País: Estados Unidos
Reparto: Sissy Spacek, Piper Laurie, Betty Buckley, Amy Irving, Nancy Allen, William Katt, John Travolta, P.J. Soles y Priscilla Pointer
Duración: 97 minutos

Por Leire Kortabarría

Para mí es “Carrie” la adaptación al cine de una obra de Stephen King que más fielmente y con mejores resultados recoge el espíritu del original. Es, además, y por méritos propios, una historia no sólo escalofriante, sino con un claro mensaje o advertencia moral, al modo de los cuentos clásicos cuyos finales aleccionadores muchas veces fueron amputados en sucesivas versiones y ediciones –al hilo de esto, cabe mencionar que, según el propio King, “Carrie” está inspirado en el cuento de la Cenicienta–: advierte sobre el poder del mal ejercido sobre seres que, en principio, no son malvados, y las consecuencias de esos actos; advierte también sobre la influencia de la educación y la socialización por encima de la naturaleza propia de cada uno…

En fin, lecturas posibles hay muchas; pero lo que siempre nos proporciona “Carrie” es una emocionante hora y media en la que sufrimos junto con la protagonista, Carrie, una adolescente criada por una madre muy religiosa –hasta qué punto lo es enseguida lo descubre el espectador– y elegida como blanco para el bullying de sus compañeros de instituto, especialmente de las chicas. Ella lo soporta todo con paciencia, hasta que…

Carrie” es una muy buena película, dirigida por un Brian de Palma con pleno dominio de sus habilidades directorales, y protagonizada por una Sissy Spacek perfecta para el papel, ya que aúna en su personaje inocencia y locura, inspirando a la par compasión y horror. Excelente asimismo es el trabajo de Piper Laurie en el papel de la fanática y destructiva madre de Carrie. Como factor añadido de mi gusto por esta película debo mencionar que, como excepción, la considero superior al libro.

{youtube}ie3DfGDBiZE{/youtube}



Desayuno_en_Tiffanys_cubiertadesayuno_con_diamantes_caratulaEl libro: Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote

Editorial: Anagrama, 2001
Páginas: 153 p.
ISBN: 9788433920171

La adaptación: Desayuno con diamantes, de Blake Edwards (dir.)

Año: 1961
País: Estados Unidos
Reparto: Audrey Hepburn y George Peppard
Duración: 115 minutos

 

Por Javier BR

Desayuno en Tiffany’s” es una de esas novelas devoradas por el éxito de su adaptación cinematográfica. Además, Truman Capote ya era una celebridad en Estados Unidos en 1958 cuando la publicó, y en ese momento la crítica no prestó demasiada atención a esta novela, tan breve que podría pasar por un cuento, tachándola de obra menor.  Sin embargo, el autor siempre la contó entre sus obras predilectas.

El encanto (porque si tuviera que definirla con una sola palabra sería “encantadora”) de “Desayuno en Tiffany’s”, tanto en la versión escrita como en la cinematográfica, reside en la personalidad de Holly, su protagonista.  Todos se sienten fascinados por Holly, pero ¡ay de aquél que se enamore de ella!  La propia Holly, consciente del daño que puede causar al hombre que cometa el error de amarla, advierte:  “No se enamore nunca de ninguna criatura salvaje, Mr. Bell –le aconsejó Holly–. (…) no hay que entregarles el corazón a los seres salvajes: cuanto más se lo entregas, más fuertes se hacen.  Hasta que se sienten suficientemente fuertes como para huir al bosque.  O subirse volando a un árbol.  Y luego a otro árbol más alto.  Y luego al cielo.  Así terminará usted, Mr. Bell, si se entrega a alguna criatura salvaje.  Terminará con la mirada fija en el cielo.”

En ese sentido, la elección de Audrey Hepburn para el papel de Holly no podía ser más acertada (aunque Capote insistió en que fuese Marilyn Monroe la elegida para el papel), pues encarna a la perfección esa mezcla de glamour inconsciente y sensualidad salvaje del personaje creado por Capote, pero la adaptación de Blake Edwards se aparta bastante, más en la forma que en el contenido, del texto original.  Para empezar, la licenciosa forma de vida de la Holly literaria era bastante poco apropiada para mostrarla en la gran pantalla, por lo que en la película el modo de ganarse el sustento de Holly y su apertura de miras en lo referente al sexo están difuminados hasta casi hacerlos desaparecer.  Por otra parte Edwards, consciente de los gustos del público, potenció el lado más cómico de la novela, transformando una triste historia sobre el conflicto entre lo que somos y lo que nos gustaría ser en una divertida comedia romántica.  Dos visiones completamente diferentes, y extraordinarias las dos, de una misma historia.

{youtube}OcLvm2ZK8Cs{/youtube}

{youtube}SYTQrywSPYI{/youtube}

 


La_Historia_Interminable_caratula_cubiertaLa_Historia_Interminable_caratulaEl libro: La historia interminable, de Michael Ende

Editorial: Alfaguara
Páginas: 504
ISBN: 9788420471549

La adaptación: La historia interminable, de Wolfgang Petersen (dir.)

Año: 1984
País: Alemania
Reparto: Noah Hathaway, Barret Oliver y Tami Stronach
Duración: 94 minutos

Por Sergio Sancor

Hablar de “La historia interminable” es hablar de mi juventud. Una historia donde un niño pequeño, Bastian, tiene que salvar a un mundo de fantasía de la Nada, de una oscuridad que lo va engullendo todo a su paso. Pero esta no es una historia más, no os engañéis. “La historia interminable” es un viaje por la literatura, es crecer, es conocerse a uno mismo y enfrentarse a las dificultades. Recuerdo que, mientras lo leía, se me formaba un pequeño nudo en el estómago, compartía con el protagonista el miedo a que todo desapareciera, a que la Nada llegara para arrancar de cuajo todo un mundo y a nuestros amigos con ella. Porque los personajes que aparecen en este libro se convierten en tus amigos de viaje, en seres a los que querer conocer y que te hablan desde las páginas de este maravilloso libro. Doy gracias a Michael Ende por las aventuras, por la pasión de viajar, por las pequeñas lágrimas derramadas, y por convertirme en un niño mayor que se creía capaz de todo.

No soy muy amigo de las adaptaciones literarias. Suelo, además, sacarles fallos cada vez que me siento en la sala del cine. Pero esta película la atesoro en un rincón del corazón. Bien sea porque fue de las primeras películas de fantasía que vi, o porque por aquel entonces yo no era demasiado crítico, recuerdo que las imágenes que aparecían ante mis ojos me dejaron sin respiración. La película resume muy bien la esencia del libro (aunque se deja algunas partes que a mí me hubiera gustado ver), hace una recreación del reino de Fantasía ante la que hoy en día sigo sintiéndome niño otra vez. Atreyu, que me acompañará siempre en la imagen de la película, la Emperatriz Infantil, un Bastian que se parecía tanto a mí que me daba escalofríos, Morla, y un sin fín de personajes más retratados con un mimo exquisito.

Tratada injustamente después, con las abominables continuaciones que la siguieron, esta película es una de mis películas. Una historia a la que me gusta volver a visitar, de vez en cuando, para recordarme lo que fue ser niño, y lo que nunca debemos perder.

{youtube}xqqznGmAQAI&feature=fvwrel{/youtube}{youtube}ZdnRP2Ma5k8{/youtube}


la_guerra_de_los_mundosla_guerra_de_los_mundos_caratulaEl libro: La guerra de los mundos, de H.G. Wells

Editorial: Debolsillo
Páginas: 201
ISBN: 9789875667624

La adaptación: La guerra de los mundos, de Steven Spielberg (dir.)

Año: 2005
País: Estados Unidos
Reparto: Tom Cruise, Dakota Fanning, Justin Chatwin, Tim Robbins, Miranda Otto, David Harbour
Duración: 116 min.

Por Georgina Marrapodi

La guerra de los mundos es un relato unipersonal donde el protagonista es testigo de una invasión extraterrestre de la que debe escapar con urgencia y desesperación. Esta obra es un clásico y fue llevado al cine por última vez en 2005 por Steven Spielberg, quien logró una adaptación parcial de la obra de ciencia ficción.

Del libro en sí, Spielberg tomó solamente la modalidad en que la humanidad es atacada, pero no refleja ni a los personajes ni al contexto de la obra original. Tampoco hay coincidencias en la locación de los ataques ni en la época.

De todas formas, tanto en el libro como en la película, se vive en primera persona el pánico que genera una invasión inesperada y los traumas que conllevan a la sociedad por el cambio de paradigma. Además, es importante destacar la fidelidad con la que el director de cine describió a las máquinas monstruosas que venían desde Marte: son una copia casi exacta de las escritas por WellsAunque prefiero el libro sobre el film, siempre es interesante poder comparar y tomar el desafío de encontrar en imágenes lo que siempre imaginamos del libro.

{youtube}MJYnHA2OzfA{/youtube}




 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>