Edipo Rey / Antígona

Edipo Rey / Antígona, Sófocles

EDIPO

Aladrada Ediciones, en su habitual línea divulgativa, ha sacado una edición estupenda de dos de las tragedias griegas más famosas, Edipo Rey y Antígona.

Una edición muy especial ya que está adaptada para trabajarla en las aulas, tanto en Bachiller como a nivel universitario. Contiene una guía en la parte posterior que me ha parecido muy completa y apta para todo tipo de lectores, igual que el texto y las anotaciones marginales. Quiero decir que si usted ha deseado toda la vida leer a los clásicos pero ha tenido algo de miedo de acercarse a ellos, esta es su ocasión.

El autor de esta revisión es el profesor José Francisco Abadía Álvarez, porque claro, como todos ustedes saben el autor de verdad es Sófocles.

Y ustedes dirán, ¡pero donde va ésta ahora con Sófocles!, jejeje; pues verán, déjenme que les cuente.

Un día, a un hombre encantador, escritor y lector profesional llamado Grasa Toro, le escuché decir cosas como que: “todo está ya escrito”, “quien ha leído a los clásicos los reconoce en los autores más modernos”… Lo estoy entrecomillando, pero como él lea esto seguro me dará un meneo porque yo tengo muy mala memoria y ciertamente que sus frases serían mucho mejores. Pues bien, con Grasa Toro hicimos unos ejercicios en los que debíamos descubrir, leyendo tan solo un trocito de texto seleccionado por él, quién era el autor, o al menos la época en que había sido escrito. En algunos de los textos nos fuimos hasta de siglos. Este ejercicio me hizo reflexionar y volver a mirar de frente a esos clásicos que había abandonado una vez terminado el Bachiller. Bueno, no tan abandonados ya que ir al teatro a ver clásicos me pierde… sobre todo en entornos tan espectaculares como Mérida, donde cada año se pueden ver grandísimas versiones interpretadas por los mejores actores; en mi caso creo que nunca podré olvidar aquella Medea de Eurípides, interpretada por Blanca Portillo, de la que pude disfrutar el mismo año en que, pocos días antes, se representaba Edipo, en una curiosa versión de Eduardo Mendoza.

imag_757_festival_teatro_merida_00

Una de las cosas que hace, desde mi punto de vista, bien interesante esta obra de Abadía, ha sido recoger tanta información en esa introducción que nos presenta de una forma tan didáctica,  y utilizando la técnica de la infografía que tan útil resultará para el profesor que lo deba explicar como ameno para el alumno que lo deba trabajar, o para cualquiera de nosotros a los que simplemente nos apetezca acercarnos a este tipo de lecturas.

En este libro encontramos un texto fiel al que nos podemos enfrentar sin miedos a la obra de este poeta, uno de los máximos exponentes de la tragedia griega. Sófocles vivió entre los años 495 a.C. y 406 a.C.; como podemos comprobar disfrutó de una larga vida, en la que se dio a conocer como autor trágico al vencer a Esquilo en un concurso teatral en Atenas que éste había ganado en los años precedentes. Sófocles se dedicó en cuerpo y alma a la literatura y su larga vida coincide con la época de mayor esplendor de Atenas.

Si yo hubiese tenido que seleccionar dos de sus tragedias para recomendar a los lectores, y naturalmente sin ser ni experta, ni tan siquiera conocedora del tema, habría elegido las mismas que el profesor Abadía:

Edipo Rey por ser en mi opinión la más conocida de este autor: Edipo mata a su padre y se casa con su madre; simple pero ya ven que es la que mejor describe esas premisas que debe cumplir toda tragedia: héroes que han de pagar sus errores y están predestinados al sufrimiento mientras andan en busca de la justicia Divina. Y nada les desvelo si les digo que los finales son tremendamente dolorosos. Como se suele decir vulgarmente, “en los que no queda ni el apuntador”

Antígona, quizá menos conocida, aunque creo que todo el mundo sabe que es como una continuación de Edipo. Este Rey tuvo dos hijos: Polinices y Eteocles; y dos hijas Antígona e Ismene. Los hijos llegan al acuerdo de turnarse anualmente en el poder, pero ya el primer año Eteocles le ha cogido gusto al trono y no está por la labor de cederlo a su hermano, por lo que se inicia una guerra en la que mueren los dos (no creo que esto sea un spolier, jajaja). Creonte, al acceder al trono de Tebas, prohíbe hacer ningún tipo de rito fúnebres para el cuerpo de Polinices, por considerarlo un traidor. Antígona pide a Ismene que le ayude a honrar el cadáver de su hermano, y ya no les cuento más, aunque no olviden que una vez más encontraremos ese enfrentamiento entre la ley humana y la ley natural, que como siempre acabará de la peor forma posible.

En fin, casi como la vida misma…

Susana Hernández

6 pensamientos en “Edipo Rey / Antígona

  1. Pues voy a aprovechar esta oportunidad y hacerme con esta edición. Que me gusta tener estas guías que te ayudan a commprender mejor la obra y la época en que se creó. Y ya de paso leo a Sófocles, que confieso no haber leído nada suyo, como de tantos clásicos. En mi caso confieso que los tengo olvidados…
    Besotes!!!

  2. ahhh ¡yo quiero leer a los clásicos griegos! recién acabo de leer Prometeo Encadenado, y quiero seguir…así que tu reseña me viene pero que muy bien ;)
    me anoto el título, espero tener suerte en la FIL y si no, ya la encargaré vía correo.
    Un beso,
    Ale.

  3. Esto al tanto de tus andanzas con Prometeo jejejeje y lo pasé genial leyendo tu entrada. Espero que consigas esta edición, y le preguntaré al autor si irán por tu hermosa tierra mexicana a presentaros a estos amigos griegos :P

    Besicos!

  4. Me ha encantado la reseña, a mí es que me gustan muchos los libros didácticos, y en este caso, aunque el autor no sea el autor, sabe muy bien cómo hacer que disfrutemos de algo así. Me parece una idea fantástica. Y la guinda de Mérida también. Desde hace mucho tiempo que me apetece ver una representación en ese escenario.
    Un abrazo :D

  5. Bueno Iciar, tu casa es un buen lugar para acoger esta obra del profesor Abadía, porque sé que a ti te gustará y la disfrutarás y porque puede ser muy interesante para tu chavalería.
    Y oye, lo de Mérida tiene pronta solución :P el problema en tu caso es que en verano hace un pelín de calor, pero con estar todo el día encerrada en el hotelito, hasta por la noche para ir al teatro, listo! Jajajajajajaja

    Besicos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>