Hija de humo y hueso

Hija de humo y hueso, de Laini Taylor

Hija de humo y hueso

Que la literatura juvenil está de moda, eso está claro. Que “Crepúsculo” supuso un antes y un después en las lecturas de los adolescentes, es algo que nadie puede discutir. Pero que, entre tanto libro editado, es difícil encontrar algo que merezca la pena, es una verdad como un templo. No menosprecio las intenciones de los autores por hacernos pasar un buen rato pero, ¿es tan difícil crear un universo interesante? Cuando me recomendaron esta novela, pensé que era una más, aunque la persona que lo hizo suele contar con mi beneplácito. Y, a pesar de lo que pensé en un principio, fui leyendo esta historia y me enganché. Empecé a leerlo y no podía soltarlo. Necesitaba saber cómo se desarrollaba la trama, cómo seguía su curso la historia maldita de amor y me quedé pensando cómo era posible que una autora pudiera tener, en su cabeza, tanta imaginación para crear un mundo de la nada.

Karou es una chica… especial. No recuerda nada de sus padres, y toda su familia son un conjunto de quimeras que la cuidaron desde que era un bebé. Su trabajo consiste en recolectar dientes a lo largo del mundo para un objetivo que ella desconoce. En uno de esos viajes conoce a Akiva, un ángel caído, enemigo eterno de las quimeras, que guarda un secreto muy dentro de su corazón. Será entonces cuando el destino de Karou y Akiva se vea envuelto en una guerra entre dos mundos, donde la única forma de superar los obstáculos será recuperar el amor que perdieron hace mucho tiempo.

El primer acierto de Laini Taylor, desviar la atención de la gran ciudad de Nueva York, y situarla en una misteriosa, oscura y siniestra Praga. El segundo, crear un personaje fuerte, con seguridad, alejado de chicas que necesitan que las muerdan en el cuello y que sufren porque les ha abandonado el amor. El tercero, que en “Hija de humo y hueso”, hasta los personajes secundarios tienen una personalidad definida, compleja. Y el cuarto, conseguir que una historia de ciencia ficción, aunque incluya elementos que se han visto en otros libros, parezca completamente nueva, que no canse al lector y que te deje con ganas de más. ¿El único inconveniente? Puede considerársele al libro un poco de flojera en los dos últimos capítulos, ya que en él se nos explica una parte muy importante de la trama y le resta movimiento a la historia en su conjunto.

Laini Taylor lo ha conseguido. Si ya dije en la reseña de Los juegos del hambre, que había conseguido embarcarme de nuevo en el mundo de la literatura juvenil, con este libro conseguí algo más difícil todavía: que tuviera ganas de más historia, de más detalles sobre la historia entre los personajes principales; que necesitara tener entre mis manos la guerra entre los dos bandos enemigos; saber qué sucede con la desaparición de uno de los personajes claves; los secretos que encierra el trabajo que la protagonista ha estado realizando durante tantos años. En resumen, preguntas y más preguntas. Y pensaréis, ¿por qué tantas preguntas en un libro? Porque, como pude descubrir al acabar el libro, forma parte de una futura trilogía. Y es que, “Hija de humo y hueso” sólo te abre la puerta a un mundo nuevo, para dejarte a las puertas de algo más grande que va a venir, algo que deseas con ganas que ocurra.

Porque cuando un libro te deja la miel en los labios y al cerrarlo piensas, ¿Cómo has podido hacerme esto?, sólo puede ser por una razón: que la historia realmente merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>