La hojarasca

La hojarasca, de Gabriel García Márquez

La hojarascaEs que las horas parecen ser eternas cuando es necesario dar organización a un velorio, y sobre de todo, de una persona nada querida por el pueblo. En Macondo fallece un médico, repudiado por la comunidad y recordado solamente por un hombre quien lo ha acogido en su llegada al pueblo, muchos años atrás.

García Marquez es calor, pueblos desérticos, Latinoamérica, leyendas y suspiros. Los libros de este autor transportan a mercados cerca de un puerto, familias que guardan secretos y tradiciones que lindan entre el conquistador y el conquistado. Sus novelas siempre son sufridas (por el calor o el desamor) y siempre sospecho que los finales no son esclarecedores sino sólo un cierre melancólico de algo que debía ser contado.

La hojarasca es Macondo, aunque Macondo no sea este libro. Famoso por otra gran obra del autor, el pueblo juega en este caso un papel secundario, es sólo el escenario de la novela. Al comenzar con los primeros párrafos, el aire caluroso que se describe ya da sensación de agobio, melancolía y sufrimiento.

Este hombre, de entrados años, tiene solamente a su hija y su nieto, quienes lo acompañan en la nada envidiada tarea de darle sepultura al médico del pueblo. Son sólo esas tres personas las que deciden hacerse cargo del entierro, pues a nadie más le importa esta muerte y en el pueblo no hay ánimo ni ganas de considerar la idea de perdonarlo ahora que el médico a ha pasado a otra vida.

La hojarasca es, a mi criterio, una gran descripción de ese momento particular en que este hombre, sólo, debe enfrentar a la comunidad y ayudar a enterrar al enemigo del pueblo. En ese momento recuerda la época en que el médico llegó a un Macondo más próspero e inevitablemente repasa su vida alrededor de este hecho.

También se incluyen en el relato las experiencias del nieto y la hija de quien se ocupara del médico difunto. Como voces un poco más tímidas dentro del relato, ambos recordarán el pasado y se enfrentarán a un presente adverso.

Lejos de defrudar, La hojarasca es otro de los libros de García Márquez que cumplen con su mística y que incluyen todas las características de su particular estilo. Este es un libro que se disfruta, se anhela y se entiende con los cinco sentidos.

Georgina Marrapodi

6 pensamientos en “La hojarasca

  1. Particularmente creo que hice bien en leer este libro cuando ya había leído todos los otros que publicó (Gabo y Saramago son mis ídolos)

    Y creo que Margarita entenderá por qué.

    Si uno llega a este libro tras haber leído todo lo otro que publicó, entenderá mejor el libro, por completo y no le resultará malo, como puede pasar si uno no sabe quién es Gabo y cómo piensa.

    Saludos, me gustó tu reseña!

  2. Margarita: Es muy entretenido y muy García Márquez ;) Gracias por el comentario.

    Roberto: coincido! Es un libro para leer maduros! UN beso y gracias por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>