La muerte de la polilla

La muerte de la polilla, de Virgina Woolf

 

La muerte de la polilla

 

Querida Virginia,

 

Espero que estés descansando con libertad.

Te escribo esta carta, desde la remota Argentina, porque creo que alguien en sueños me lo sugirió. Siento que todavía no maduré lo suficiente para escribir una reseña tuya, así que entiendo que me inconsciente creyó que era mejor escribirte, en pocas palabras, qué me parecieron alguno de tus ensayos.

Reunidos en un libro llamado La Muerte de la polilla, tus escritos reunieron anécdota y erudición junto con una mirada profunda e intensa por la literatura y la vida.

Lamentablemente, mis estudios no llegaron a comprenderte Virginia ¿Por qué luchaste por analizar a George Moore o Henry James? Es tu incansable investigación lo que me dejó perpleja pero no fue suficiente tu análisis para comprender qué es lo que mencionabas. Lo leí pero no pude entenderlo, aunque si vislumbré la importancia de lo escrito y el valor de hacerlo desde el rol de mujer y escritora.

Son tus relatos más personales los que me conmovieron y de los que me sentí más cerca. El primer ensayo – que abre esta selección de escritos en el libro –  comenta la mundana experiencia de una polilla que entra a una habitación y recorre absorta el espacio.  Lo más difícil parece ser escribir sobre lo absurdo, común y parejo. Es posible que esas sensaciones sean las que más disparan nuevas ideas.

Como comentaba antes, no pude sentirme tan identificada con los escritos literarios (tan sólo escribo reseñas personales para un blog, no soy una profesional). Sin embargo, pude sentirme mucho más conectada con tu don de escritora en textos como ¿Por qué? o Profesiones para mujeres. Este último fue el más preciso y tal vez sutil, pues lograste expresar lo natural que fue tu profesión pero lo difícil de aceptar para una sociedad acostumbrada a hombres en lugares de creatividad.

Tal vez este es un libro para alguien maduro en la literatura que lleva tu nombre, o tal vez no, puede ser el comienzo por tus textos en donde el lector va marcando el camino según sus competencias. Traté de entenderte, en un mundo diferente al de tu época y con roles establecidos diversos. Te leí por todas las páginas y te comprendí sólo en algunas ¿Lo bueno? La literatura da segundas oportunidades para comprender mejor. Allí nos encontraremos.

Hasta pronto,

Georgina

Georgina Marrapodi

2 pensamientos en “La muerte de la polilla

  1. Pero mira que eres valiente!!!!!
    Reseñar este libro en el que yo creo que Virginia hace una especie de experimento literario, y te digo creo porque mecesitaba pensar eso para no tener llegar a otras conclusiones más terribles que me llevasen a terrenos que no me gusta mucho explorar como el de la vida y la muerte …y sí, yo también vi ese querer escribir y crear como mujer. En fín, que te felicito porque yo hubiese necesitado apoyarme en gran parte del texto de la autora para poder reseñar esta Muerte de la polilla.

    Un abrazo!

  2. Me gustó tu reseña-carta =) Ojalá pudiéramos encontrarnos con autores y decirles estas cosas en la cara.

    Genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>