Los lores Sith

Los Lores Sith, de Paul S. Kemp

Los lores SithHa habido una especie de nueva fiebre “Star Wars” a causa del estreno de su nueva entrega “Episodio VII: El despertar de la fuerza”. La verdad es que, los que somos fans de la saga, nos alegramos mucho del estreno, y aunque no haya nada comparable a las originales, la cosa no estuvo nada mal. Estuvo bien. Qué digo, estuvo muy bien. No obstante, esa devoción por la saga galáctica no se queda sólo en llevar un llavero de Star Wars en las llaves del coche o en ponerte tu camiseta de la “estrella de la muerte” cuando vas al cine. Este fenómeno te mete de lleno en un “universo expandido” de cómics, libros y relatos que existe alrededor de los personajes. Esto hace que inevitablemente tomes partido por el lado oscuro o por el lado luminoso, pero claro luego viene una novela como la que ha escrito Paul S. Kemp… y la cosa cambia. Si. Cambia. Y cambia mucho.

La novela de Kemp se sitúa en un tiempo muy concreto. El tiempo que transcurre entre Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith y Star Wars Rebels (un programa de TV del ya mencionado “Universo expandido”). Durante ocho años, las guerras clon han asolado la galaxia. La República ya no existe y el Imperio está ganando poder. El emperador es un Sith, y gobierna ayudado por su aprendiz, Darth Vader. La oposición al imperio ha sido eliminada pero están empezado a aparecer focos de resistencia. El más intenso es el movimiento Ryloth Libre, liderado por Cham Syndulla. Este grupo de insurgentes planea asestar un duro golpe al corazón del imperio: el emperador Palpatine y Darth Vader.

La novela se lee muy fácil, es muy gráfica y tiene una estructura muy sencilla. Los buenos, los malos y un traidor al imperio. El protagonista es Cham Syndulla. Cham es un twi’lek que lidera el movimiento rebelde junto con Isval, una ex-esclava con sed de venganza. Llevan tiempo planeando una gran operación contra la dictadura impuesta por el emperador, e intentarán aprovechar una visita de un alto cargo político a su sistema, pero cuando se enteran que son Palpatine y Vader los que visitarán su planeta, las cosas se precipitan. No van a tener otra ocasión como esa. Es la oportunidad que estaban esperando.

Los Lores Sith es una novela llena de acción. Guerra, disparos y espadas láser. La novela mantiene el espíritu de la saga. Pero hay una cosa que me ha sorprendido muy gratamente. Aunque es difícil darles profundidad a los personajes cuando sabes que son uno entre un millón dentro de una saga tan extensa, lo que hace Paul S. Kemp es precisamente lo contrario. Centrarse en la personalidad de Dath Vader. Centrarse en “el malo”. El lado oscuro. Y es en esos momentos en los que el personaje de Vader centra la atención en los que la novela se viene arriba. Todo el mundo sabe quién es Darth Vader (pocos desconocen la frase que Constantino Romero le dijo a Luke Skywalker convirtiéndose en una de las frases más importantes de la historia del cine: “No. Yo soy tu padre”), pero realmente ¿quién conoce a Darth Vader? Conocemos a Anakin Skywalker, conocemos su historia y su transformación, pero ¿qué sabemos de la personalidad de Vader? Pues esta novela nos explica muchas cosas. Paul S. Kemp ha conseguido centrar la atención en Vader desarrollando su personalidad sin salirse del marco temporal de la novela. En este punto el lector debe replantarse de qué lado está. ¿Del lado luminoso?¿del lado oscuro?… o ¿del lado de Vader?

Esta novela es una pieza más dentro de la sinfonía de Star Wars. Una pequeña pieza Sith dentro del gran puzzle que es la saga galáctica. Pero hay que reconocer que es una buena novela. Es divertida, tiene mucha acción y su descripción de la personalidad de Vader hace que merezca la pena leerla. La Orden de los Lores Sith fue creada por Darth Bane como resultado de la devastadora Séptima Batalla de Ruusan. Darth Bane invocó la “Regla de Dos” establecida por Darth Revan, la cual definía el método para conseguir el fin común de los Sith: la aniquilación de la Orden Jedi. Sería esta Orden Sith la que finalmente triunfaría sobre los Jedi y la República Galáctica después de casi 1000 años de clandestinidad. Muchos se han pasado al lado oscuro de la Fuerza, tentados por el poder que ésta les ofrece. Yo debo de reconocer una cosa. Aunque aún no me he pasado al lado oscuro, la duda que Paul S. Kemp ha plantado en mi cabeza con el personaje de Vader, va a hacer que tenga mucho que reflexionar. Así que leed la novela, reflexionad, y decidid de qué lado estáis. Que la fuerza os acompañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>