Un hombre al margen

Un hombre al margen, de Alexandre Postel

Premio Goncourt 2013 a la primera novela

un hombre al margenHace ya un tiempo, abriendo el telediario, apareció la noticia de un hombre al que se le acusaba de haber matado a su niña. Toda la opinión pública le tachó de maltratador, de mal nacido, de personan non grata en los círculos en los que nos movemos habitualmente. Él aparecía en las imágenes doliente, sin entender muy bien de qué se le acusaba, y con las lágrimas corriéndole por las mejillas, llorando por la pérdida de su hija. Nadie le escuchó y, si lo hicieron, sus palabras no fueron lo suficientemente fuertes. Meses más tarde se descubrió que la muerte de su hija se debía a un golpe que había provocado tiempo después, una serie de reacciones que habían sido fatales para la pequeña. Pero, ¿alguien se disculpó con ese hombre? La respuesta fue no. Un hombre al margen me ha traído a la mente esta noticia porque estamos ante esas acusaciones que hace la sociedad sin prueba alguna y que deja estigmatizado – de por vida – a sus protagonistas. ¿Qué hiciéramos nosotros si nos acusaran de un delito que no hemos cometido y que, además, todo el mundo nos cree capaz de haberlo hecho? Supongo que todos somos humanos, erramos en nuestros juicios, y estamos programados para pensar lo peor de las personas cuando ciertos temas salen a la luz. Pero, hagamos una reflexión como la que proporciona esta historia, ¿por qué apuntamos con el dedo al culpable cuando ni siquiera sabemos si lo es o no?

Damien North es profesor de Filosofía y un hombre que no mantiene unos lazos con la sociedad demasiado estrechos. Viudo desde hace doce años, trabaja y vuelve a su casa, sin más variaciones en su rutina. Pero su vida cambia cuando la policía llama a su puerta y le acusan de tener en su poder miles de imágenes pedófilas en su ordenador. Se desatará entonces en la vida de Damien una tormenta que nadie será capaz de parar.

Leer más “Un hombre al margen” »

Libros y Novedades 198

Boletín de novedades. Julio 2014 – 28

Pasaje a Tahiti Viajes con Charley porque los osos deberian llevar calzoncillos
Pasaje a Tahití,
de Eva García Sáenz
Viajes con Charley,
de John Steinbeck
Por qué los osos debería llevar calzoncillos,
de The Oatmeal

Esta semana en el boletín de novedades editoriales de Libros y Literatura ponemos rumbo a nuevas historias llenas de aventuras, paisajes inolvidables y mucho humor.

¡Disfrutad de la lectura!

Leer más “Libros y Novedades 198” »

Vuelven

Vuelven, de Jason Mott

vuelvenLa premisa, como en ese principio que augura la mejor de las intenciones, de Vuelven nos hace reflexionar sobre cuestiones que se han planteado a lo largo y ancho del mundo, por varias generaciones. ¿Qué harías si alguien a quien perdiste volviera? Puede sonar a cuento de terror zombie, o incluso a la ciencia ficción  más clásica que ha vertido ríos de tinta sobre este tipo de cuestiones. Si esto es así, si parece que todos nosotros hemos leído y releído más de una historia semejante, ¿qué es lo que hace diferente esta historia? Cuando alguien me pregunta algo semejante a mí – con la paradoja que existe que sea yo el que lo pregunta ahora – me quedo pensando y reflexionando sobre toda la historia de la literatura y sobre obras similares que hayan tocado el mismo tema. Y casi siempre me quedo en silencio y no sé dar una respuesta concreta porque ni yo soy un doctor en la materia ni lo pretendo. Sólo quiero entretenerme, divertirme, y que mis reflexiones se amplíen como si fueran una goma elástica. Pero en esta ocasión, rara por su frecuencia aunque no por las vueltas que le doy a veces a la cabeza, resulta que tengo claro cuál es la diferencia entre esta y otras novelas que hablan de regresados (por utilizar el término del mismo libro) y sus consecuencias en la vida común y corriente de la gente que vemos amanecer y anochecer cada día. No es sinónimo de ser mejor o peor, ni siquiera me atrevería a comparar ciertas novelas con esta, por el simple hecho de creer que la literatura es algo único, y que cada libro tiene vida propia, pero mi análisis vendrá a continuación. No os asustéis, no será demasiado profundo, simplemente irá caminando paso a paso sobre cuestiones que uno se plantea y que, al cerrar un libro, se convierten en indispensables.

Harold y Lucille perdieron a Jacob hace mucho tiempo cuando se ahogó en el río. Pero la vida les da una segunda oportunidad – y no sólo a ellos – cuando vuelve a aparecer con sus ocho años, abrazando a su padre, mientras el Gobierno intenta entender qué es lo que ha podido suceder para que los muertos aparezcan y quieran vivir una segunda existencia.

Leer más “Vuelven” »

La casa de las bellas durmientes

La casa de las bellas durmientes, de Yasunari Kawabata

la casa de las bellas durmientesTítulo: La casa de las bellas durmientes
Autor: Yasunari Kawabata
Editorial: emecé
Páginas: 112
ISBN: 9788496580794

Que el japonés, y Premio Nobel de Literatura, Yasunari Kawabata, fuera un insomne perpetuo, como cuentan de él, podría haber tenido mucha influencia en esta historia que tan turbadora me ha resultado. Porque si hay temas en la literatura que realmente me generen una gran inquietud son la vejez y la muerte.

Nada había leído de este autor, así que me decido por el que dicen que puede ser su mejor obra pero sobre todo la que constituye el mejor ejemplo de cómo es su conjunto literario.

Aprovecho y tras la lectura del libro me centro un poco en la historia de Yasunari Kawabata que me resulta realmente triste. Nació en Osaka, Japón, el 11 de junio de 1899, pero tras su nacimiento parece que pocas alegrías le deparó la infancia que quedó marcada profundamente por la muerte y la soledad.

Su padre, que era médico, murió de tuberculosis cuando Yasunari tan sólo contaba con dos años. Un año más tarde fallece su madre, poco después su abuela, también falleció su única hermana y finalmente pierde a su abuelo con el que convivía. Es lógico, pues, que todos estos sucesos hicieran del escritor un hombre solitario y melancólico.

Leer más “La casa de las bellas durmientes” »

Libros y Novedades 197

Boletín de novedades. Julio 2014 – 28

monasterio Mañana a las seis Las gafas de la felicidad
Monasterio,
de Eduardo Halfon
Mañana, a las seis,
de Raquel Sánchez Silva
Las gafas de la felicidad,
de Rafael Santandreu

¡Felices lecturas!

Leer más “Libros y Novedades 197” »

La trabajadora

La trabajadora, de Elvira Navarro

la trabajadoraLa ciudad fabrica los trastornos. Los amasa, convirtiéndolos en personas de carne y hueso, para después vomitarlos en sus aceras. Son ellos y no otros los que pasan la vida a través de unas gafas contaminadas, a través de un pensamiento fragmentario, de alucinaciones convertidas en monólogos internos y batallas contra enemigos imaginarios. Las ciudades, con sus edificios y su calor asfixiante, crean sudor donde debiera haber tranquilidad, desconfianza donde el sexo debiera ser infinito placer, o simple negación cuando la realidad es tan jodida que es imposible abarcarla con las manos. Y ahí, en un pequeño resquicio entre los pliegues del cuerpo, se esconde La trabajadora para recordarnos que lo que hablamos, lo que hacemos real, puede no serlo pero al menos lo sentimos, como propio, como un incesante lluvia que moja los inviernos y sofoca los veranos, que convierte los trabajos en suicidios colectivos, el arte en un mero pasatiempo para esquizofrénicos, o la vida tras la ventana en una especie de película de terror en la que el resguardo de una habitación sólo permite seguir con el cautiverio. Será la ciudad, o los trastornos, o ambas cosas a la vez, los que conmuevan un corazón que late a otro ritmo, a otra onda, mientras la medicación fluye entre la sangre o llega al cerebro para apagarlo o encenderlo. Será pues, en un simple minuto, una historia de nuestros días que simplemente, y ahí está lo importante de todo esto, se convierte en un disparo que traspasa la sien y nos deja sin el último aliento.

Elisa corrige libros para el mundo editorial. A falta de unos ingresos que le permitan sobrevivir, decide alquilar una habitación en su casa a Susana, a iniciativa de su colega Germán, que la acabará arrastrando por su propio trastorno, haciendo que se difumine la delgada línea que separa la locura de la realidad, si es que alguna vez hubo separación.

  Leer más “La trabajadora” »

Ciudades de papel

Ciudades de papel, de John Green

ciudades de papelCierras los ojos. El mundo pasa a tu alrededor, pero tú no eres consciente. Sientes que los cuerpos van de un lado a otro, pero tus ojos siguen cerrados, sin movimiento, esperando el instante justo en el que abrirlos. Estás quieto, la vida sigue sucediéndose, los ruidos se agolpan en tus oídos, y decides que ya es la hora, que tus ojos deben abrirse y conocer dónde estás, en qué lugar cambió todo, en qué preciso momento cambiaste de piel y ya no eras tú sino otra persona completamente distinta. Y das un paso. Avanzas por un camino que desconoces, que no es el tuyo, rompiendo los lazos que te unían a una cadena demasiado prieta. Das otro paso, tus ojos ya se han acostumbrado a la luz que se cuela por ellos, y te das cuenta de lo que has perdido, pero también de lo que has ganado. Ya no hay retroceso, ya no hay marcha atrás, lo único importante ha sido, es, y será, seguir adelante. Ciudades de papel es ese paso adelante que hace que cambiemos de camino, que variemos nuestro recorrido por las cosas que nos importan, que abramos la puerta – gastada por el tiempo – y salgamos a que la realidad nos golpee de lleno, hasta el mismísimo fondo, mientras los minutos van pasando, mientras los segundos se acumulan y el reloj de arena de nuestra existencia ya no es tiempo perdido sino tiempo ganado, que guardamos en nuestros bolsillos, en las manos, en los pies que caminan y que convierten el paso, por fin, en algo más grande, en una historia de amor, en un momento de búsqueda. Porque lo difícil no es encontrarnos, lo difícil es empezar a buscarnos.

Quentin nunca ha sido el más popular de su instituto, ni siquiera ha conseguido conquistar ningún corazón. Pero el día que Margo Roth Spiegelman entra en su cuarto una noche y le propone un plan que no puede rechazar comenzará a cambiar su vida. Todo se disparará cuando, al día siguiente, Margo desaparezca sin dejar más que un rastro de pista para que, quizás, pueda encontrarla.

  Leer más “Ciudades de papel” »

Freddie y yo

Freddie y yo

freddie y yo

Este cómic, o debería decir este pedazo de cómic (300 paginacas), me ha traído recuerdos e identificarme con algunas de sus viñetas. Aunque su título es Freddie y yo, habría sido más apropiado que fuera Queen y yo.

Como el protagonista del cómic, Queen fue el primer grupo de música de mi vida. Fue en BUP cuando me los descubrieron. Creo que hay, o había, un momento en cualquier persona en el que pasa de no tener preocupación ninguna por la música, a tener una fiebre devoradora de música. Por lo menos ese fue mi caso, a los quince años o así. Como decía, antes de Queen no hubo nada en mi vida. Un buen día me pasaron una cinta, no había aún cedés, y me gustó tanto que pedí más. La putada fue que me hice fan de un grupo cuyo cantante había fallecido recientemente. Aún así seguí acumulando material y recuerdo como una feliz coincidencia que en una clase de inglés nos pusieron de listening The show must go on

No recuerdo cuanto duró mi fiebre Queen, pero fue larga. Después vinieron más grupos, pero Queen siempre tendrá un hueco en la minicadena.  Ahora huyo de los temas más conocidos, que ya me cansan, y disfruto de los primeros discos, de temas como Death on two legs (dedicada a un manager cabrón que tuvieron), ´39, Bring back that Leroy Brown, Tie your mother down, The lap of the gods, Killer Queen, Love of my life… Vamos, lo dicho, los primeros discos, sobre todo el A night at the opera.

Leer más “Freddie y yo” »

Tempus

“Tempus”, de Nerea Riesco

Tempus

El tiempo: ese gran desconocido… De siempre, es más, de toda la vida de Dios, el hombre ha especulado con la posibilidad de viajar en el tiempo. Ya sea al pasado o al futuro tanto escritores como cineastas, científicos, gobiernos…incluso tú mismo que estás leyéndome ahora, lo has pensado. No mientas. Lo has hecho y punto. Y no pasa nada, es lo más normal del mundo (pensarlo, no viajar en el tiempo).

La máquina del tiempo, Regreso a futuro, El experimento Filadelfia (película basada en un hecho real, como se explica en el libro que nos ocupa), Terminator, 12 monos, Los cronocrímenes (estupenda peli española de Vigalondo, por cierto), Peggy Sue se casó, X-Men: días de futuro pasado… y tantas y tantas películas y libros dejan claro que es un tema que siempre da mucho juego. Va en nuestros genes, es algo recurrente con un montón de interrogantes y paradojas y pocas respuestas.

En mi vida he cambiado mucho de opinión al respecto después de pensar en unas y otras opciones (como si yo mismo fuera un físico cuántico), pero es que son interrogantes/curiosidades  que no dejan de ser asombrosos, como la paradoja del abuelo, que os voy a explicar por si no la conocíais y que es muy…paradójica:

Leer más “Tempus” »

La hierba de las noches

La hierba de las noches, de Patrick Modiano

la hierba de las nochesLa ciudad es un espectro. Las sombras, sus calles empedradas, las luces que al anochecer se abandonan a su suerte, las risas que se encajonan en las gargantas, los callejones – sin salida o con ella – que cortan de raíz la simetría, el cuadrado perfecto, como si fueran cuchillos donde esconder las pasiones, los secretos, los susurros que durante la noche, antes de romper el alba toda la magia, se proclaman acariciando la piel de los mortales que caminamos por ellas, por las calles, por la terrible infamia que supura como una herida que no se ha curado del todo. Y los recuerdos, amables y tiranos, que vagabundean por las orillas del río, por los campanarios de personajes casi mitológicos, son parte de la historia que nos forma, que nos crea por dentro – y por fuera – construyendo edificios, arquitecturas del mal, y palabras que se quedarán en simples silencios años después de haber sido pronunciadas. La hierba de las noches es un misterio, una sombra que se hace más grande a medida que el tiempo pasa y los relojes ya no pueden adueñarse de él. Pero también es una oda, a una ciudad que posee luz pero que inclina sus sombras en los cuerpos de los hombres y mujeres que, buscando su particular nido, consiguen formar novelas propias, cuentos de delirio y amor, intrigas y muertes arrimadas a los árboles que, con sus ramas, parecen abrazar las extremidades ateridas de frío que, en París, en invierno, no consuelan a los amores perdidos, ni siquiera cuando éstos han sido sólo un espejismo. Un espejo del alma, o quizá simplemente el reflejo de nosotros en el que se ve la oscuridad, el negro que guardamos todos, en las vísceras, y que guardamos por miedo a que alguien lo descubra. Una ciudad que abruma y contiene lo peor y lo mejor de aquello que somos.

Jean recuerda su juventud, en la que conoció a Dannie, de la que poco tiempo después supo que no sólo no se llamaba así sino que ni siquiera la conoció. A través de sus notas en su libreta negra como compañía, seremos testigos de esta relación, de los secretos y de cómo París, a pesar de ser la ciudad de la luz, contiene en su interior sombras que nos tragarán por entero.

Leer más “La hierba de las noches” »