Sorpresa cuatro estaciones

Sorpresa cuatro estaciones, de Daniel Nesquens

sorpresa-cuatro-estacionesTítulo: Sorpresa cuatro estaciones
Autor: Daniel Nesquens
Ilustrador: Emilio Urveruaga
Editorial: Nalvay
Páginas: 97
ISBN: 9788494372520

Alonso es un chaval de 10 años, y tras la lectura de esta historia, a nadie le extrañará que algún día estudie periodismo ¡O sea un gran escritor! Nos cuenta lo que sucedió en su casa el día anterior, y como hoy es domingo, lo sucedido fue en sábado. Día, como todos sabemos, muy importante.

Ya de por sí los sábados son días especiales en casi todas la familias. No hay cole, los padres no suelen trabajar y hay actividades deportivas, así pues, lo que nos cuenta Alonso no es solo que el sábado sea un día especial, sino que ese sábado fue un día especial entre los más especiales que un chaval de 10 años puede vivir.

Alonso está malo, tiene anginas y algo de fiebre, así que todo lo que ocurre, ocurrirá dentro de su casa, aunque también recibiremos información de las cosas que pasan fuera y que crean esta rocambolesca historia.


4 estaciones 1

Es bueno que los chavales vean en las páginas de los cuentos o historietas familias como la suya, o lo que es lo mismo, rara y extrañamente normales. Un poco de realismo en un mundo de tanta ficción y postureo familiar.

4 estaciones 4Creo que es el primer cuento que reseño de Daniel Nesquens, que, como dice la contraportada nació el siglo pasado (como yo) pero no sé dónde y en el libro no lo pone, tampoco pone donde nació Emilio Urberuaga, el ilustrador o dibujante, pero por el apellido igual nos podemos hacer una idea de que no es de Valladolid, pero que nadie se engañe porque en realidad se llama de primer apellido González, y os puedo contar, porque eso sí lo sé, que es el papá de la imagen de Manolito Gafotas. Estos dos artistas, Daniel y Emilio, suelen trabajar juntos y os aseguro que, no es porque casualmente salga el nombre del pueblo en el que vivo en esta historia, pero hacen un buen trabajo.

Sorpresa cuatro estaciones, es un título que le viene de maravilla, pues nadie necesita que se le explique, no hablamos de las partes en que se divide un año, no, hablamos de eso que tanto nos gusta a los amantes de la comida italiana. Y así es el libro, con muchas referencias que enganchan a los chavales que se están iniciado en este apasionante mundo de la lectura. Es superar en su primera fase del cuento infantil e ir un poco más allá. Ampliando el lenguaje pero sin pretensiones educativas que aburran al pequeño lector. Las ilustraciones son sencillas pero precisas, acompañan la lectura sin ir más allá de donde nos deba llevar la imaginación.

Seguro que ahora todos queremos contar esa extraordinaria historia que nos pasó aquel sábado que nos quedamos en casa porque…

Dales buenas razones para leer y para escribir

Susana Hernández

4 pensamientos en “Sorpresa cuatro estaciones

  1. Si tuviera unos pocos años menos no lo dudaría, iría en busca de los dibujos de este artista y de esa historia rocambolesca de sábado, sobre todo si una vive sábados mucho más normalitos. Mientras tanto, lo guardaré para los pocos sobrinos que ya me quedan en esta tierna edad.
    Un abrazo, jovencita.

    • La verdad es que de vez en cuando me gusta acercarme a los cuentos, a la literatura infantil, quiero saber que es lo que lee la chavalería, y como dices tú, siempre tienes algún sobrinillo con el que tener un detalle lector jejeje

  2. Vengo con mi té, dispuesta a que en una mañana de lluvia, me conquistes con tus palabras y este libro. Lo miraré, lo leeré probablemente, y tal vez, me lo lleve…a pesar de que aún no tengo niños, la casa está llena de cuentos. Cuentos que no puedo evitar cuidar con esmero y que quizá solo dejaría el 10% de ellos…Este, tal vez, sea de esos cuentos que se pueden prestar al uso, por lo que si termino comprándolo, me tiré al suelo con Alonso y esas aventuras de los sábados…que yo si trabajo de cuando en cuando…
    Besos gigantes

    • Claro, Los cuentos no son solo para los niños, ya sabes, los cuentos son para crear sueños, y siempre estamos a tiempo de eso, no? jejejej Los sábados son para descansar, leer y escribir, jajaja y los viernes, incluso puede que algún jueves por la tarde :D Este ería otro buen cuento jejeje

      P.D.: También es esta mi hora del té. Un besico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>