Adiós, miedos, adiós

Reseña del libro “Adiós, miedos, adiós”, de Carmen Gil

Adiós, miedos, adiós

Cuando era pequeña recuerdo que tenía miedo a muchas cosas: a la oscuridad, a los monstruos, a ir al médico, a los cambios, a ir al cole, a quedarme sola, a separarme de mi madre, a sitios con mucha gente, y a mil cosas más. 

¡Qué pena no haber tenido a mano un libro como el que hoy os traigo! Adiós, miedos, adiós, de Carmen Gil, es la solución a los miedos de los más pequeños. Y yo, en cuanto me enteré de su existencia, no pude resistirme a hacerme con un ejemplar, ya que mi hija está en una edad en la que muchas cosas le producen terror, y explicarle que no pasa nada, que no debe tener miedo, no hace que se le quite esa sensación de pánico ni evita un berrinche. 

Así que, ¡qué mejor idea que tener en casa un libro como este! Libro que ha editado la editorial Parramon para ayudar a los niños a superar sus miedos de la manera más divertida y original. 

Adiós, miedos, adiós, se compone de diez cuentos mágicos que enamorarán a los papás y a los peques. Diez cuentos cargados de imaginación para leer en familia y así conseguir que nuestros pequeñajos no le teman a nada. 

Desde cuentos para superar el miedo a nadar, pasando por otros que nos ayudan a no ser tan dependientes de mamá y papá, hasta algunos que nos hacen ver que la visita a la consulta del médico es algo bueno, necesario y muy ameno. No hay brujas escondidas que nos quieran asustar, ni monstruos feos debajo de la cama. Si leemos atentamente, descubriremos junto a nuestros renacuajos un mundo mágico de piratas que son loros de peluche, unicornios que solo salen cuando estamos solos, hadas con plumero, ositos que nos acompañan al colegio, vecinas alegres y maravillosas que nos hacen sentir mejor y capas de superhéroes y superheroínas. 

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Además, el libro tiene unas preciosas ilustraciones de Ester Llorens que combinan fotos con dibujos sencillos y muy coloridos que llamarán la atención de vuestros niños. Y no solo eso, sino que cuando queráis volver a leer uno de los cuentos en concreto, encontraréis un índice de lo más curioso y práctico a la derecha, donde se sitúan diferentes dibujos de personajes que protagonizan cada cuento, y así podreis identificarlos rápidamente y llegar al relato en cuestión. 

Por último, decir que al final del libro Carmen Gil nos obsequia con una receta mágica y sorprendente para perder el miedo. Sólo tenéis que reunir los ingredientes y mezclarlos bien para que los más pequeños disfruten del plato, y ¡voilà! Adiós, miedos, adiós

Deja un comentario