Publicado el

Al sur, de Sofía Venzel

Al sur

Al surDesde que leí Cuaderno de faros, de Jazmina Barrera hace unos meses tengo unas ganas irremediables de hacerme farera. Y eso que ser farero es una de las profesiones más complicadas que existe. No por el trabajo en sí, sino por todo lo que ello conlleva: el aislamiento, la soledad, todo ese tiempo muerto… Creo que eso es precisamente lo que me atrae. La soledad y yo nos llevamos muy bien y eso de imaginarme dentro de un faro, oliendo a salitre, atisbando el mar, oyendo las gaviotas y disponiendo de tanto tiempo libre para hacer lo que me dé la gana me fascina. Confieso, incluso, que desde que leí el libro y descubrí mi reciente vocación, he estado buscando diversos faros, para ver cuál es el que más me gusta y en el que pienso vivir algún día. Así soy yo, tendréis que quererme con mis taras.

Os cuento esto porque el libro que acabo de leer, titulado Al sur, cuenta la historia de un niño que vive en una isla del norte con sus padres. Cuando era joven, su padre era marinero pero de mayor se hizo farero, así que todos vivían en aquella casa desde la que el padre tenía que vigilar con su luz que los barcos no chocasen contra las rocas.  Su padre solía contarle historias sobre sus travesías cuando era marinero y siempre le prometía que, como los pájaros, un día le llevaría al sur. El niño, imaginaba el sur como un lugar donde todo sucedía al revés. Allí el verano nunca se acababa y la gente, en lugar de caminar sobre sus piernas, siempre andaba con los brazos. Algún día, estaba seguro, seguirían a los pájaros e irían al sur.

Y ese día llega, por supuesto. El día menos pensado, el pequeño protagonista del cuento despega sus pies del suelo y sale rumbo al cielo, siguiendo a los pájaros en su travesía al sur. Pero no todo iba a ser tan fácil y eso de encontrar el sur no va a ser una tarea sencilla. Claro que no seré yo quien os desvele si el pequeño logra encontrar el sur o si se pierde por los cielos en su búsqueda. Es algo que tendréis que descubrir vosotros leyendo esta entretenida historia y siguiendo las preciosas ilustraciones que esconden sus páginas.

Tan solo os diré que Al sur es un libro preciso, muy emotivo y que nos habla de encontrar nuestras raíces y no perder el norte, por mucho que a veces deseemos con todas nuestras fuerzas viajar al sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *