La luz es más antigua que el amor

La luz es más antigua que el amor, de Ricardo Menéndez Salmón

La luz es más antigua que el amor

Un alegato a favor de la libertad creadora y del compromiso y la independencia frente al poder del artista en forma de narración de la vida de tres pintores de diferentes épocas, dos inventados (Adriano de Robertis y Vsevolod Semiasin) y uno real (Mark Rothko), todo ello articulado en torno al enigma del destino de la obra La virgen barbuda del primero de ellos, y con el hilo conductor las vivencias de otro personaje inventado, el novelista Bocanegra, cuya experiencia creadora, es decir, su vida, sintetizada en tres momentos concretos de ésta, sirve para dar sentido a la obra como un todo complejo, hermoso y emocionante.… Leer la reseña completa del libro "La luz es más antigua que el amor" “La luz es más antigua que el amor”

Oblómov

Oblómov, de Iván A. Goncharov

Oblómov

Oblómov, el protagonista de esta novela, es a la vez un personaje arquetípico de la novela rusa del XIX, el aristócrata bienintencionado, sensible e idealista pero a la vez indolente, melancólico e incapaz de llevar a cabo un trabajo o cualquier actividad práctica, y un personaje original, genuino. Su originalidad, por supuesto, no reside en su novedad, ciertamente no lo inventó Goncharov puesto que ya Turguenev antes que él publico su Diario de un hombre superfluo y no fue ni el primero ni el último en llevarlo a sus páginas (están muy presentes en la obra de Chéjov, pero también en Pushkin con su Eugenio Oneguin, y, en cierta medida, Tolstoi con el inolvidable Pierre Bezhujov de Guerra y Paz, entre otros muchos) sino en su radicalidad, en su capacidad para llevar al personaje a tal extremo que se acuñara en ruso un término que aparece en el propio libro, “oblomovschina”, que se traduciría como oblomovismo, y que describe la actitud vital de este tipo de personas.… Leer la reseña completa del libro "Oblómov" “Oblómov”

La puerta de la luna

La puerta de la luna, de Ana Mª Matute

 

La puerta de la luna
Si tocas una ortiga conteniendo la respiración, no te pinchará.

Inmediatamente, el niño se agachó y frotó entre sus dedos la ortiga. Mantuvo la boca apretada, en un leve temblor; como si dentro de ella algún pájaro atrapado quisiera escapar. Le imité, adormecida por su fe, por el sol, por el aroma verde y zumbante que nos rodeaba, y sentí el escozor ácido de las ortigas en la palma de las manos. Pero el niño se volvía a mí, radiante:

– ¡Es verdad!¡Mira, es verdad!

Contemplé sus dedos morenos, suaves e intactos, y escondí las palmas de mis manos para que no las viera.Leer la reseña completa del libro "La puerta de la luna" “La puerta de la luna”

Cuentos rusos

Cuentos rusos, de Francesc Serés

Cuentos rusos

 

Editado por Mondadori en 2011, este volumen es una antología de cuentos rusos de autores desconocidos en la que, además de los relatos, encontramos breves notas biográficas de cada uno de ellos así como otras introductorias tanto de la traductora como del propio responsable de la edición. Los relatos de cada autor están lo suficientemente diferenciados entre sí tanto en temática como estilísticamente o en el tiempo que uno podría pensar que no hay más nexo de unión entre ellos que el de la nacionalidad de sus autores y la ambientación de casi todos ellos en su tierra natal y sin embargo tienen en común otro pequeño detalle apenas relevante: ninguno de ellos, de los autores quiero decir, existe en realidad y todos los relatos han salido de la sorprendente pluma y de la desbordante imaginación de ese gran fabulador que es Francesc Serés, autor que hasta ahora me era desconocido pero al que a partir de este momento le prometo fidelidad.… Leer la reseña completa del libro "Cuentos rusos" “Cuentos rusos”