Leñadoras, de Noelle Stevenson y Brooke Allen

leñadorasLas acampadas, el campamento o ir de camping, llamadlo como queráis, evocan en mi mente una incontrolable estampida de recuerdos. Montar tu propia morada de tela intentando no aplastarte un dedo con el martillo. Dormir en el suelo, (sobre piedras, la mayoría de las veces) después de trasnochar. Comer al aire libre, evitando a las hormigas, o cantar bajo las estrellas junto a una hoguera. Pantalones cortos y rodillas repletas de heridas. Las batallas, repelente en mano, contra los mosquitos que, cada noche, intentaban chuparte la sangre. Cada jornada era una aventura. Cada nuevo amanecer despertabas exaltado impaciente por saber qué te depararía el nuevo día.… Leer la reseña completa del libro "Leñadoras, de Noelle Stevenson y Brooke Allen" “Leñadoras, de Noelle Stevenson y Brooke Allen”

Pax: Una historia de paz y amistad, de Sara Pennypacker

pax: una historia de paz y amistadEra pequeñita. Su pelaje era de color canela. Un blanco impoluto jaspeaba sus patitas. Tenía la naricilla rosada y su nombre hacía honor a La reina del rock. Mi perrita, al igual que cualquier otro can, era fiel; leal a mí y a su familia de humanos. Yo hubiera hecho lo que fuera por ella, y ella seguro que también por mí. Podría decirse que desde entonces acostumbro a leer libros sobre animales (buscando tal vez reencontrarme con sensaciones arrebatadas por el sueño eterno), pero no es cierto. En realidad, ya lo hacía incluso antes de tener aquel aburrido gusano de seda, el pez negro y bobalicón de ojos saltones o aquel pollo que, todo ufano él, nos despertaba cada día al alba con su estridente canto.… Leer la reseña completa del libro "Pax: Una historia de paz y amistad, de Sara Pennypacker" “Pax: Una historia de paz y amistad, de Sara Pennypacker”

Antes de que los cuelguen, de Joe Abercrombie

antes de que los cuelguenRetumban tambores de guerra. Silban las flechas sobre las cabezas de soldados asustados. Luego impactan en escudos o en carne fresca. Aúllan los combatientes heridos. Lloran como niños los hombres. Piden clemencia, llaman a sus madres. Mueren en el barro; perecen en soledad. Relinchan los caballos antes de aplastar a la infantería. Luego las espadas hablan: pronuncian funestas palabras de muerte. Refulgen al principio, sangran después. No hay honor en la guerra, solo afán de supervivencia. “Solo hay honor si se gana”. Mejor ser un cobarde vivo que un héroe que se pudre bajo tierra. Supervivientes a toda costa. Gente imperfecta que en tiempos duros busca salvar el pellejo; a cualquier precio.… Leer la reseña completa del libro "Antes de que los cuelguen, de Joe Abercrombie" “Antes de que los cuelguen, de Joe Abercrombie”

Corre como un etíope, de Marc Roig Tió

corre como un etiopeCorrer es un deporte solitario. La mayoría de las veces lo practico con la única compañía del cielo y la tierra. Como si fuera un ermitaño, intentando alcanzar un tipo de paz que solo de tanto en tanto y sin avisar se manifiesta. Otras veces corro acompañado de un amigo. Amigos y oponentes. Una rivalidad sana que nos ha llevado a ambos a mejorar. Y cada vez que lo hacemos, cada vez que batimos nuestra propia marca, a nuestro verdadero rival, que somos nosotros mismos, bromeamos: somos un poco más etíopes. En ese momento que rozamos con la punta de los dedos los 44 minutos en una carrera de 10 kilómetros: deberíamos mudarnos a Adís Abeba.… Leer la reseña completa del libro "Corre como un etíope, de Marc Roig Tió" “Corre como un etíope, de Marc Roig Tió”

La voz de las espadas, de Joe Abercrombie

Cuando se la voz de las espadastrata de leer no hago ascos a nada. No importa el género literario, siempre y cuando la historia sea buena. Una historia robusta y cargada de personajes memorables para mí lo es todo. Pero debo confesar que desde pequeñito he mantenido un apasionante idilio con la fantasía. Mi nariz tarde o temprano siempre acababa (y aún acaba) metida entre las páginas de libros en los que se describían lugares increíbles habitados por seres que iban más allá de toda imaginación. A medida que crecía, que maduraba (o lo intentaba), me di cuenta de que la realidad que me rodeaba no era de color de rosa, sino que había muchos tonos ocres.… Leer la reseña completa del libro "La voz de las espadas, de Joe Abercrombie" “La voz de las espadas, de Joe Abercrombie”

Tokyo Zombie, de Yusaku Hanakuma

tokyo zombieLlevo muchos años aguardando el fin del mundo. Deseando que toda nuestra sociedad termine de una vez por todas, pero de una forma épica y memorable. Tras meditarlo detenidamente, y descartar varias opciones, he llegado a la conclusión de que un apocalipsis zombie daría ese toque de emoción a mi vida; a la de todos nosotros. A esas vidas que últimamente se han estancado en la más soporífera monotonía. El problema es que un mundo repleto de zombies es muy chungo, además de un muermo. O eso es lo que muchos autores de libros y cómics, además de directores de cine, nos han hecho creer.… Leer la reseña completa del libro "Tokyo Zombie, de Yusaku Hanakuma" “Tokyo Zombie, de Yusaku Hanakuma”

MPH, de Mark Millar y Duncan Fegredo

Pumphedes obtenerla si un rayo cae en el laboratorio en el que trabajas. Caprichos del azar. O tenerla por pertenecer a una raza extraterrestre y que esa particular habilidad no sea nada del otro mundo en tu lugar natal pero que en la Tierra resulte ser poco menos que increíble. También puedes conseguirla si un mago te obsequia con un conjunto de poderes y, entre ellos, se encuentra esa capacidad. Magia de la buena; sin trampa ni cartón. Haberla conseguido por herencia genética; sí, una opción tan válida como otra cualquiera. O, simplemente, haber nacido con el don porque algo en tu interior mutó.… Leer la reseña completa del libro "MPH, de Mark Millar y Duncan Fegredo" “MPH, de Mark Millar y Duncan Fegredo”

Tide Haven: El refugio de las mareas, de David Chevalier

tide haven el refugio de las mareasMiedo. Puede provocarlo algo real, como una amenaza inminente o un riesgo para nuestra seguridad. El ataque de un demente sediento de sangre que esgrime un arma blanca, el desasosiego ante la posibilidad de perder los bienes acumulados o la ineludible muerte que siempre nos anda rondando. Miedo. También puede ser producido por algo irreal, insustancial e invisible. Algo que no pertenece a este mundo, y que nuestra pobre, abrumada y limitada mente puede llegar a enloquecer cuando se empeña en rellenar huecos, en crear patrones, en buscar la explicación o la pieza que haga que todo encaje. “Habrá sido el viento…” Pero, ¿y si no existe tal pieza?… Leer la reseña completa del libro "Tide Haven: El refugio de las mareas, de David Chevalier" “Tide Haven: El refugio de las mareas, de David Chevalier”

Golem, de Lorenzo Ceccotti

Golem¡Bienvenidos a Roma, cuna del imperio romano! Antaño ciudad de histéricos conductores con la mano siempre adherida al claxon. Hoy metrópolis perteneciente a la próspera Unión Euroasiática, remanso de paz de conductores adoctrinados a circular de forma ordenada y silenciosa. Roma, grandiosa ciudad de oportunidades en la que el paro es un animal mitológico y los bancos, con el refulgir de sus luces y esas vocecitas inocentes que insisten en retar a sus clientes en apuestas que estos últimos siempre pierden, parecen ilusorias máquinas tragaperras. Y luego están los anuncios que copan cualquier esquina de la urbe, de tu automóvil y hasta de tu cuarto de baño.… Leer la reseña completa del libro "Golem, de Lorenzo Ceccotti" “Golem, de Lorenzo Ceccotti”

Aquí vivió: Historia de un desahucio, de Isaac Rosa y Cristina Bueno

Aquí vivió historia de un desahucio¡Sí se puede! Habéis vivido por encima de vuestras posibilidades. ¡Este desahucio lo vamos a parar! ¿Burbuja inmobiliaria? Eso no existe. ¡Dación en pago! Sí, no se preocupe, todo irá bien, firme aquí. ¡No nos mires: Únete! Alquilar es tirar el dinero. ¡Ni gente sin casa, ni casas sin gente! Yo no tengo la culpa, solo hago mi trabajo. ¡No es una crisis, es una estafa! A nadie se le obligó a firmar. ¡Sí se puede! ¡Sí se puede! ¡Sí se puede!

Los has escuchado. Lemas de los que han perdido el miedo. Gritos valientes en busca de justicia. Gargantas que vomitan signos de exclamación contra coletillas simplonas susurradas por patanes o mentiras desalmadas proclamadas por embaucadores.… Leer la reseña completa del libro "Aquí vivió: Historia de un desahucio, de Isaac Rosa y Cristina Bueno" “Aquí vivió: Historia de un desahucio, de Isaac Rosa y Cristina Bueno”

Almóndigas del espacio, de Craig Thompson

A vecesalmondigas del espacio viajo sin moverme del sitio. Una rebanada de pan, un chorrito de aceite y un trozo de chocolate, forman un vínculo capaz de conjugar tardes soleadas en las que las incógnitas de un futuro incierto me importaban un bledo. Vuelvo a viajar. Un fresquito vaso de leche es el carburante que me catapulta a veranos de colegios desiertos y de aventuras imaginarias por el parque junto a mis amigos. O los dibujos animados, que ahora emiten a todas horas, me recuerdan los madrugones del fin de semana para apoderarme de la única televisión de la casa. ¡Ay la morriña, cómo duele!… Leer la reseña completa del libro "Almóndigas del espacio, de Craig Thompson" “Almóndigas del espacio, de Craig Thompson”

El atlas de las nubes, de David Mitchell

el atlas de las nubes¿Te has parado a pensar en que todo lo que haces, todas esas acciones que llevas a cabo de forma casi inconsciente, como un acto reflejo, repercuten en la vida de los demás de tal forma que es posible que sean esa minúscula chispa que con el paso de los años pueda llegar a crecer e inflamar conciencias hasta incluso llegar a cambiar el curso de la historia? Unas palabras de ánimo para aquel que su día amaneció gris. Un reproche injustificado. Un inesperado y cálido abrazo. Una sonrisa sincera. Unas palabras que rezuman bilis sin venir a cuento. Tender una mano al necesitado.… Leer la reseña completa del libro "El atlas de las nubes, de David Mitchell" “El atlas de las nubes, de David Mitchell”