Publicado el

Presas, de Beatriz Esteban

Presas

Una de las cosas que he aprendido a lo largo de la vida es que es imprescindible ponerse en la piel de los demás. Cuando decidí estudiar Derecho lo hice porque quería ayudar a personas que, por un motivo o por otro, se hubieran visto en una situación complicada. Y digo un motivo o por otro porque cualquiera —y esto quiero que se os quede grabado bien a fondo— cualquiera de nosotros podría sentarse en el banquillo de acusados en algún momento de nuestras vidas. Un momento de desesperación puede llevarnos a cometer locuras y aunque la mayoría de nosotros…

Lee la reseña completa