Publicado el

El retratista de los niños muertos, de Manuel Aparicio Villalba

el retratista de los niños muertos

Cuando empecé a leer El retratista de los niños muertos, de Manuel Aparicio Villalba, no tenía ni idea de que Villalatas, el lugar donde transcurre la novela, había existido de verdad, pero algo me decía que no podía ser un poblado ficticio. Destilaba demasiada verdad, hasta en los pasajes más fantasiosos. Cuando concluí la lectura, investigué un poco y confirmé que Villalatas había sido un asentamiento chabolista sevillano, desaparecido hace ya varias décadas, y que la bisabuela, abuela y madre del autor se habían criado allí. No es este el único elemento real que aparece en el libro. Por momentos,…

Lee la reseña completa