Publicado el

El signo del dibujante, de Montserrat Rosés

Hay que ver lo curioso que es el tiempo. Vivimos en el presente pero muy pocas veces nos centramos en él. A unos les invade la nostalgia del pasado y prefieren vivir con la mente en tiempos mejores o peores pero que, queramos o no, jamás volverán. Y otros tratan de dilucidar qué les deparará el futuro y elaboran sus propias teorías en la mente, y eso, queridos lectores, es algo muy peligroso.  Tanto si nos da por vivir en el pasado como en el futuro, corremos el riesgo de perdernos lo que de verdad importa: nuestra propia vida.  No…

Lee la reseña completa