Publicado el

Cuando el diablo se sienta a tu lado, de Rachel Ripley

Cuando el diablo se sienta a tu lado

Nunca he sido una persona avariciosa ni demasiado materialista, pero no me trago eso que dicen que el dinero no da la felicidad. Una de las cosas que más me gusta es viajar, necesito hacerlo cada poco tiempo. Y todos tenemos claro que, si tuviera una fuente de ingresos súper boyante, estos viajes podrían darse más a menudo, ser más largos, con más excursiones y más detalles que harían la experiencia más inolvidable si cabe (iba a coger un metro desde el aeropuerto al hotel Rita La Cantaora, vaya). Pero no es así, por lo que con mi sueldo tengo…

Lee la reseña completa