Publicado el

Chernóbil 01:23:40, de Andrew Leatherbarrow

Chernóbil 01 23 40

Chernóbil 01 23 40No hace mucho reseñé Todo lo que es sólido se disuelve en el aire, una novela que abordaba el desastre de Chernóbil, pero que no le daba el peso en la trama que yo esperaba. Por eso no pude resistirme a Chernóbil 01:23:40, de Andrew Leatherbarrow, cuyo subtítulo reza: «La verdadera historia del desastre nuclear que conmocionó al mundo». Era la clase de libro que buscaba. Y no ha cumplido mis expectativas, las ha superado.

Este es el primer libro de Andrew Leatherbarrow, un chico normal y corriente al que siempre le ha interesado lo ocurrido en Chernóbil. Tras decenas de libros leídos y documentales vistos, se dio cuenta de que había muchas contradicciones y leyendas alrededor del accidente, además de versiones distorsionadas por el propio país para hacer únicamente responsables a los trabajadores de la central. Pero no fue hasta que viajó a la zona en 2011 que decidió escribir un libro que explicara el desastre con palabras sencillas y con la mayor veracidad posible. El resultado es Chernóbil 01:23:40, un libro instructivo, adictivo y honesto, en el que cita sus fuentes para avalar sus afirmaciones, incluye testimonios de los involucrados y reconoce qué puntos de la historia no ha podido confirmar.

Chernóbil 01:23:40 comienza con una breve historia de la energía nuclear. Cuenta su descubrimiento y evolución, enumerando los productos radioactivos que proliferaron en los primeros tiempos: areneros infantiles, dentífricos, supositorios, colirios, preservativos… ¡Una locura! Esos productos se quitaron del mercado y empezaron a crearse las centrales nucleares. Hubo accidentes. Varios. También en territorio soviético. Pero unos y otros los negaron. Nadie se molestó en aprender de ellos para prevenir futuros problemas. Y entonces ocurrió el desastre de Chernóbil. Una catástrofe tan inmensa que fue imposible silenciarla, por mucho que lo intentaron.

Andrew Leatherbarrow dedica capítulos al diseño de la central nuclear de Chernóbil (la primera de la Unión Soviética, la mejor, la más fiable); al accidente, que se produjo a la 01:23:40 exactamente; a la respuesta de emergencia, en la que numerosos trabajadores se comportaron como auténticos héroes, aunque algunas de sus actuaciones empeoraron la situación, sacrificando sus vidas para nada; a la complejidad de la descontaminación de la zona y a las consecuencias, que llegan hasta nuestros días y aún perdurarán diez mil años. También intercala capítulos en los que relata su viaje a Chernóbil en 2011 y nos muestra algunas de sus fotografías para hacernos comprender por qué supuso un punto de inflexión para él y sintió la necesidad de escribir Chernóbil 01:23:40.

En los extractos promocionales, se resalta que este es el libro que ha inspirado la serie Chernobyl de HBO. El mismo Andrew Leatherbarrow aclara que solo tuvo un pequeño papel ayudando al creador en la investigación técnica. El reclamo es un poco engañoso, pero que eso no os eche para atrás. Chernóbil 01:23:40 tiene cualidades de sobra para hacerse valer en solitario. Una lectura imprescindible para quienes estén interesados en saber lo que sucedió en la central de Chernóbil aquel fatídico 26 de abril de 1986, además de comprender por qué este desastre conmocionó al mundo entonces y, aún hoy, lo sigue haciendo.

Un comentario en “Chernóbil 01:23:40, de Andrew Leatherbarrow

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *