Cien razones para odiarte

Reseña del libro “Cien razones para odiarte”, de Violeta Reed

Cien razones para odiarte

Enganche, enganche y enganche. Sencillamente, eso es el libro del que vengo a hablaros, desde la primera página hasta la última. ¿Y qué libro es ese? ¿De qué trata? 

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Es Cien razones para odiarte y nos presenta a Elena, una estudiante de Veterinaria a la que no le gusta salir de fiesta ni emborracharse, y tiene un archienemigo desde el instituto al que llama “el Indeseable”.  El susodicho es guapo y con mucho carisma. Ambos no se soportan desde la adolescencia y siempre se han tirado los trastos a la cabeza, hasta que llega la boda de Amanda, la mejor amiga de Elena. Y allí pasa lo que no tiene que pasar. El alcohol hace su trabajo y por la mañana Elena se despierta en la cama con Marcos.

Elena no recuerda nada, solo sabe que ahora Marcos la mira de forma diferente y no deja de insistir en que hablen de lo sucedido. Y poco a poco Elena irá conociendo al verdadero Marcos, ese que se esconde detrás de la máscara de chulo y sabelotodo. Pero ¡no! Elena no puede enamorarse, y menos de él, “el Indeseable”. El amor no es para ella, su carrera es lo primero y ningún hombre va a cambiar eso, ¿verdad? 

¡Ay, Elena! ¡Cuánto te pareces a mí! ¿Os habéis sentido alguna vez tan identificados con un personaje? Yo no sólo comparto nombre con la protagonista, sino que además me ha recordado tremendamente a mí misma en mi época universitaria. He empatizado con ella hasta el tuétano desde el minuto uno y me ha encantado que la novela esté narrada en primera persona desde su punto de vista, porque eso me ha proporcionado una conexión brutal con ella y ha hecho que la historia sea más natural y cercana. Eso sí, a veces me ha sacado de quicio y he querido estrangularla por determinadas decisiones que toma.

Por otro lado, he descubierto a una gran autora con una pluma deliciosamente tierna, dulce, fresca, ágil, erótica, graciosa y llena de sentimiento. Violeta Reed ha escrito este comienzo de bilogía de una forma que enamora a cualquier lector. Solo tengo palabras bonitas para esta novela y para la autora, con la que he compartido mis impresiones según iba avanzando en la lectura.

Pero, ¡venga! ¿Qué tiene esta historia para que me haya gustado tanto? Ante todo, un enemies to lovers de los buenos e intensos. Elena y Marcos se odian desde siempre, o al menos eso es lo que Elena cree y nos quiere hacer creer a los lectores. Sin embargo, según van pasando los capítulos, nos damos cuenta de que ni ella sabe lo que pasa por su cabeza y no tiene ni idea de lo que hacer con esos sentimientos que empiezan a salir a la superficie. 

Todo ello combinado con frases y pensamientos repletos de humor e ironía, junto con los dardos que se tiran Elena y Marcos, hace que la trama vaya de mal en peor para los protagonistas, cayendo en situaciones cada vez más divertidas y rocambolescas que logran que el lector esté pegado a las páginas hasta que el libro termina.

¿Y qué hay de Marcos? Él es chulo, guapo, atractivo y descarado. Pero… todos esos adjetivos tapan un corazón sincero que late por Elena desde tiempos inmemoriales. Y descubrir poco a poco, junto a mi tocaya, a este hombre, su pasado, el porqué de sus acciones y lo que hay bajo su fachada, ha sido de lo más bonito del libro. Incluso me atrevo a decir que Marcos es uno de los mejores crushes con los que me he topado, de verdad. Es imposible no enamorarse de él.

De hecho, tanto la evolución de Marcos como la de Elena a lo largo del libro es hermosa, y los capítulos flashback que aparecen de vez en cuando son muy necesarios para comprender a ambos, su historia, quiénes fueron, cómo fueron y lo que les llevó a ser las personas que son ahora.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

En definitiva, Cien razones para odiarte se ha convertido en mi mejor lectura del verano. Y menos mal que Ediciones B no nos va a hacer esperar, ya que Mil razones para quererte, el cierre de la bilogía, llega en septiembre. Un final que ansío leer para reencontrarme con los personajes, tanto principales como secundarios, puesto que en este primer tomo he quedado prendada no solo de Marcos y de Elena y sus tira y afloja, sino también de Blanca y Bruno y de Amanda y Lucas.

¡Ay! ¡Vaya historia llena de sorpresas y giros inesperados nos regala Violeta Reed! Así que, ¿será cierto eso de que los que se pelean se desean? ¿Será la historia de Marcos y Elena solo un rollo de verano o algo más profundo? Solo hay cien razones para descubrirlo.

Deja un comentario