Publicado el

Crimen y castigo

crimen y castigo

Crimen y castigo, de Fiodor Dostoievski

crimen y castigo

Aventurarse con un clásico de la literatura rusa puede ser tedioso. Las confusiones propias de los nombres rusos, situarse dificultosamente en la Rusia Imperial y la extensión, no parecen ser una buena invitación. Pese a toda vacilación, decidí que un día debía tomar Crimen y castigo y leerlo. Era hora de captar por qué Dostoiveski es citado como un maestro de la literatura rusa. ¡Y vaya sorpresa para mí es ahora agradecerle a esta obra psicológica, por introducirme a los autores rusos!

 

Crimen y castigo permite al lector entrar a la mente de Raskolnikov, un estudiante pobre que se entera del compromiso de su hermana con un comerciante para poder ayudar a su hermano en San Petersburgo.  La única forma de detenerla es conseguir el dinero. ¿Cómo hacerlo? Ahí esta el disparador de la novela: el asesinato de una vieja usurera que de buena no tiene nada.

El crimen, efectuado con un hacha, parece salir a la perfección. Sin embargo, Raskolnikov deberá matar a la hermana de la usurera, alguien que realmente le agrada. Después, la calma. Claro que no dura demasiado y la psicología de alguien que no se creyó capaz de llevar adelante el asesinato, comienza a funcionar como el engranaje de una máquina. El estudiante comienza a padecer diversos malestares físicos que atraerán nuevos personajes. Todos, alrededor del protagonista. Tampoco la tiene fácil con la policía local: como cliente de la usurera, es uno de los principales sospechosos.

Mientras su hermana y Sonia, una prostituta joven amiga de Raskolnikov, comienzan a persuadirlo para que confiese el crimen, el libro se hunde en la mente del estudiante mientras se debate en una especie de balanza personal que analiza el bien y el mal de la tarea realizada.

Si bien lo que dice Ernesto Sábato en su libro “El túnel”, en relación a la literatura rusa, es bastante cierto (algo asi como la complejidad de citar primero por el nombre y despues por el apellido y no saber si se trata de dos personas o del mismo personaje), nadie puede negar que Dostoievski se gano su fama merecidamente. Es que Crimen y Castigo me llevó a la perspectiva que nunca vemos en un personaje -la mayoría de los personajes principales no cometen crímenes, admitámoslo- como Raskolnikov. Durante todo el libro me pregunté cómo ese chico de mi edad, con ese móvil para matar a la usurera, fuera capaz de cometer un asesinato despiadado.Y al entrar en su cabeza, -donde el arrepentimiento se vislumbra- dejo de pensar en que se trata de un asesino. Ante un panorama así, ¿Qué final se puede esperar? Uno que satisface a todas las opiniones por igual.

Verdaderamente, una joya rusa.

 

Otros libros recomendados

17 comentarios en “Crimen y castigo

  1. Un clásico en toda regla. A mí particularmente me resultó difícil también lo que tú comentas: llevaba un lío con los nombres que uff; pero merece la pena. Me encanta cómo dibujó este personaje tan complejo y que te puede llegar a agobiar y todo.
    Saludos,

  2. No vamos a negar que los clásicos rusos presentan una cierta dificultad añadida por la profusión de nombres, diminutivos, patronímicos, etc, pero una vez se mete uno en ellos la recompensa esta a la altura de la dificultad, si no es mucho mayor. Es una de las grandes obras de la historia de la literatura, con el mérito añadido de que prácticamente inventa o al menos introduce en la narrativa una profundidad casi extenuante en el tratamiento psicológico de los personajes y consigue, además, un personaje canónico, Raskolnikov, que trasciende a la propia novela y contagia su angustia hasta convertirse en un referente de la misma. Enhorabuena por tu elección y gracias por compartirla con nosotros.

  3. mi ego no se puede contener, en un delirio de exaltacion, similar a los que ciclicamente embargan a Raskolnikov, elabore un texto sobre esta obra y su paralelismo con Match Point, si os ha gustado este libro, y os ha entusiasmado la peli, quiz´´a os apetezca leer, en este mismo blog, “Fiodor y Woody” https://www.librosyliteratura.es/fiodor-y-woody.html

  4. Vaya coincidencia. Yo este fin de semana tuve entre mis manos un ejemplar de la misma “colección”. Un Alejandro Dumas impresionante 🙂 hhhmmm, quizás me anime también con “Crimen y Castigo”. Aunque me “asusta” un poco la literatura rusa, por lo complicada que suele ser…

  5. Gracias por sus comentarios y aportes!!!
    Vero y Andrés: Coincido con ustedes. La recompensa después de habernos trazado un mapa-dificultoso-mental de los nombres, es alta. La verdad es que la literatura rusa para mí tiene creaciones tan distintas que supongo vienen de la cultura (que también me interesa muchísimo). Gracias por sus comentarios!!! y me alegro que hayan disfrutado tanto como yo de este libro.

    Eva: Ya voy a chequear el link. Gracias x comentar y compartir tu exaltación con todos!!! Ví Matchpoint asique sin duda quiero ver lo que escribiste.

    Cinderella: Gracias x comentar!! Y yo tenía el mismo miedo que vos, vacilé mucho con Crimen y castigo (de hecho lo dejé pero había algo que me dejaba tan intrigada q no podía cortarlo así por lo que lo retomé)pero me decidí. La literatura rusa suele ser larga, al menos los clásicos como Tolstoi o Dostoievski. Pero hay otros autores rusos como Nabokov (lo amo y no puedo dejar de promocionarlo ja!) y si vamos a algo más nuevo yo leí a Sorokin (que ya lo reseñaré). De última se puede empezar así pero Crimen y Castigo, si te atreves puede sorprenderte.

    Saludos!

  6. Un excelente clásico.
    Imprescindible a mi modo de ver.

  7. Gracias Jaime por pasarte!
    Sin duda, un clásico fundamental.

  8. Recuerdo la sensación de desasosiego que me dejó este libro y la angustia de Raskolnikov. De haber leído este libro en otro momento más adecuado, creo que hubiera sacado de su lectura. Dostoievsky es sin duda un gran escritor, aunque en mi “momento lector” no propicio, no me llegó. Por eso creo que Humillados y ofendidos, pendiente en mi estantería, me gustará más.
    Aparte de este escritor, de los rusos sólo he leído Taras Bulba de Nikolai Gogol, que me gustó bastante.

    Saludos.

  9. Entiendo lo del “momento lector”.
    Mi abuela leyó este libro en un momento no muy agradable de su vida y le dejó una sensación de brutalidad, de tragedia muy grande.
    Yo me asusté un poco con ese comentario pero bueno, hay momentos para cada libro. Quizás alguno en particular a uno le guste mucho y los demás no sientan lo mismo, por momentos personales que cada uno se identifica más que otros.
    No continué con Dostoievski porque leer de un tirón todas sus obras es extenuante asique relajo la cabeza con otro tipo de historias.

    Gracias por comentar y anoté el libro que mencionaste!

  10. En una línea parecida a lo que comenta Jaime, tengo aparcados estos grandes clásicos de la literatura rusa hasta encontrar el momento en que pueda sacarles el máximo partido. Por el momento me conformaré con “El maestro de Petersburgo”, de Coetzee, donde Dostoievski se convierte en personaje y con tu magnífico comentario.

    Saludos,

    Javier

  11. Me parece excelente Javier BR!!! Si uno encuentra el momento, seguro que lo disfrutará más.
    Que feo, acabas de agregarme otro libro a mi lista infinita, jajaja!. Ahora quiero leer el Maestro de San Petersburgo….todo lo referido a Rusia es válido para mí.
    Gracias por el aporte!

  12. Crimen y castigo lo compré hace como 5 años, tal vez mas. Y como le ocurre a la mayoría, lo fuí dejando en el estante juntando tierra. En esa compra también compré El jugador, venían en un combo (como perderme esa oferta? jeje). A El jugador, al ser mas corto, me le animé. Y la verdad es que es un libro fantástico, altamente recomendable.
    Pero bueno, viendo lo bien que tratan aquí a Crímen… tendré que arremangarme, pasarle el plumero al libro y leerlo.

  13. Darío,

    Ahhh, no hay que sentirse culpable por no agarrar Crimen y Castigo ni bien se lo compra. Yo lo encontré en casa por casualidad y su extensión me asustó y ante el primer capítulo con tanto nombre ruso, pensaba si podría terminarlo (no dejo un libro, tiene que ser atroz para que lo deje). Pero vale la pena, el “sufrimiento” previo se va una vez que vas siguiendo la historia y atrapa.
    No leí El Jugador pero tengo Endemoniados (o “Los demonios”, depende la edición) porque tmabién lo encontré con una oferta y ahí está. Me había prometido leerlo este verano pero la verdad sigue acumulando polvo. Verás, tengo que pasarle el plumero como vos jajaja.
    Gracias por comentar!

  14. Para mí los remordimientos de Raskolnikov no surgen de haber matado a la usurera y a la hermana de esta, sino de no haber conseguido el crimen perfecto. Eso es lo que no puede soportar. Se entrega por ello, por orgullo. Ya en prisión un día despierta de ese letargo de indiferencia en el que vive envuelto desde el comienzo de la historia, gracias al amor de Sonia. Ahí comienza la redención.
    Enhorabuena por la página

  15. Sí, Conguito…es cierto que por momentos Raskolnikov se obsesiona con la idea del crimen perfecto.
    De todas formas, creo q tmb un poco de culpa x arrebatar dos muertes (no tanto la de la usurera, sino la de su hermana)también influye en la debacle psicológica q sufre después.
    Gracias por compartir con todos, tu visión y darle al universo de este libro más para pensar.

  16. libro maravilloso, una trama riquísima y sin precedentes.

  17. Una obra necesaria y fascinante. ¡Da hasta miedo el momento en que llegas a empatizar con la angustia de Raskolnikov!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *