Rosa la Sanguinaria

Reseña del libro “Rosa la Sanguinaria”, de Nicholas Eames

rosa la sanguinaria

El power metal fue la música que puso banda sonora a mi vida cuando alcancé la veintena. Grupos como Blind Guardian, Avalanch o Rhapsody me acompañaban allá donde fuera en mi cd portátil. El guitarreo electrizante, las baquetas extrayendo energía cinética de la batería y el cantante tratando de destruir la escala que mide los decibelios creaban una suerte de historias que parecían extraídas de las mejores novelas de fantasía épica. Los componentes de dichas bandas, con sus melenas al viento, aferrados a sus instrumentos como si de armas mitológicas se tratasen, se enfrentaban a todo tipo de monstruos que afligen el alma humana mediante el poder curativo de la música.… Leer la reseña completa del libro "Rosa la Sanguinaria" “Rosa la Sanguinaria”

Promesa de sangre

Reseña del libro “Promesa de sangre”, de Brian McClellan

promesa de sangre

Lo reconozco, la fantasía épica medieval es el género que más me atrae. Pero no soy ningún purista, en todo caso un romántico. Castillos como residencia de reyes, bosques profundos para los elfos, espadas y armaduras en las batallas y magia arcana brotando de los dedos de hechiceros de largas barbas. Lo dicho, un romántico. Pero esta atracción por la fantasía de corte medieval jamás ha lastrado mi interés en otro tipo de subgéneros. Un poco de steampunk por aquí y otro de fantasía urbana por allá. ¿Un poco de gaslamp?… Leer la reseña completa del libro "Promesa de sangre" “Promesa de sangre”

Reyes de la Tierra Salvaje

Reseña del libro “Reyes de la Tierra Salvaje”, de Nicholas Eames

reyes de la tierra salvaje

Estoy demasiado viejo para esto. ¿Cuántas veces lo habré escuchado? Y digo escuchar porque normalmente es una frase pronunciada en ciertas películas. Protagonistas talluditos, casi rozando la jubilación o disfrutando de ella, que por h o por b deben volver a sus antiguas andanzas. Y claro, luego que si me crujen las rodillas, que si tengo que levantarme para mear varias veces por la noche o después de esta carrerita de nada parece que me va a estallar el puto pecho. Pero, como dice el refrán, quien tuvo, retuvo. Así que los susodichos personajes, faltos de la energía explosiva que otorga la juventud y doliéndose de todo, gozan de la experiencia suficiente como para al menos aguantar algunos asaltos sin perder la dignidad.… Leer la reseña completa del libro "Reyes de la Tierra Salvaje" “Reyes de la Tierra Salvaje”