Categorías
Cecilio González Forné Donbuk Libros de Aventuras Libros de Fantasía Libros de literatura española e hispanoamericana Literatura histórica Literatura infantil y juvenil Novelas Reseña

El Elixir, de Cecilio González Forné

El Elixir¿No os encanta recibir un libro con una dedicatoria personalizada? A mí me emociona y siento el libro mucho más real y cercano. Ya solo por eso trato a esa obra con un cariño especial, porque detrás hay una persona que le ha puesto su alma a esas palabras y merece mimo y respeto ante todo. 

Ese es el caso de El Elixir, libro escrito por Cecilio González Forné. Cuando este escritor me invitó a leer su novela, la sinopsis me atrapó a la primera: fantasía histórica, monstruos y criaturas peligrosas, un joven y su padre, misterios familiares y aventuras. ¿Cómo iba a negarme si el libro ofrece todo lo que me gusta? Y ya qué os voy a contar cuando recibí el ejemplar con una hermosa dedicatoria y un marcapáginas original y bonito a rabiar.

Además, lo bueno es que al comenzar esta historia no me pude desenganchar. Su interior es mucho más emocionante de lo que nos muestra la contraportada. De hecho, la sinopsis que aparece en ella es extremadamente breve con respecto a todo el elenco de personajes que hallamos dentro de sus páginas, así como la historia de cada uno y cómo se entrelazan.

Por eso, apenas os voy a contar nada, porque si lo hiciera ya sabríais demasiado, mucho más de lo que el autor quiere que sepamos. Y ahí está la gracia. Bebernos casi a ciegas este elixir es la clave, lo que va a hacer que lo cojamos con más ganas y que capítulo a capítulo la novela nos vaya sorprendiendo e introduciendo en este mundo.

El mundo de Marcelo, un joven que acompaña a su padre en un viaje que le llevará a Germania. Un lugar de criaturas inimaginables: elfos, gigantes brutos pero bromistas y seres malvados y poderosos. Un mundo de magia, de lucha, de arcos y flechas, de honor, ambición y misterio.

Pero, ¿sabéis qué es lo que más me ha gustado de esta novela? Lo rápido que el autor nos introduce en todo el meollo. Y es que en las primeras veinte páginas ya encontramos diferentes personajes, buenos y malos. Personajes que no tienen nada que ver unos con otros, pero que sabemos que a lo largo del relato tendrán que conocerse, pelear y afrontar su historia y su destino.

Y aunque es verdad que he echado de menos un mapa que nos hubiera marcado el camino de los protagonistas, eso no repercute de forma negativa en la historia ni hace que os vayáis a perder, ya que está todo muy bien explicado.

Del mismo modo, al principio me echó para atrás comprobar que los capítulos eran muy largos, porque considero que los que son cortos facilitan el ritmo de la novela. No obstante, os puedo asegurar que en este caso no se hacen pesados porque dentro de cada capítulo encontramos acción y diferentes escenas protagonizadas por varios personajes.

Así que, os puedo decir que entre unas cosas y otras, casi sin darme cuenta, la historia me había conquistado y había hecho que no pudiera parar de leer, que no pudiera dejar de hacerme preguntas deseando saber más sobre todos y cada uno de los personajes.

Porque cada uno enriquece el relato a su manera. Todos son únicos y dispares, con sus dudas, sus luchas internas y externas, sus objetivos, sus sueños, sus victorias y sus derrotas.

Por mi experiencia personal con este libro, pienso que Cecilio González Forné es un escritor que merece la pena leer, pues consigue que la novela empiece fuerte pero no se estanca, sino que mantiene la intriga y las aventuras en cada capítulo. Creo que tiene mucho mérito todo el trabajo que hay detrás, las ganas que le ha puesto y el tiempo dedicado en escribir la obra.

Asimismo, es evidente que este autor ha crecido entre libros y que adora tanto la literatura histórica como la fantástica, porque todo eso se siente en su forma de escribir y en su pluma, que es pulcra y trabajada. Una prosa que nos regala descripciones detalladas con un rico vocabulario, y que nos ofrece el punto de vista de los distintos personajes, ya sea en primera persona en algunos momentos o en tercera en otros, pero siempre logrando con gran facilidad que nos traslademos a la historia y disfrutemos de las aventuras de forma muy real y directa.

Por lo que, si tenéis sed de aventuras históricas, mágicas y fantásticas y os morís de ganas por resolver un misterio, aquí tenéis la bebida perfecta: El Elixir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *