El mercader de libros, de Luis Zueco

 

El mercader de libros Si hablamos de Luis Zueco muchos de los lectores pensarán inmediatamente en Castillos medievales, otros en novela negra e intrigas, pero la mayoría pensarán en historia y literatura en estupenda conjunción. Pues todos aciertan y todos encontrarán lo que les gusta de este autor en su nueva obra, El mercader de libros.

Bueno, también habrá quien, como mi querida Viky, que al hablar de Luis Zueco seguro que pensará en terracitas de Madrid (El escalón 33), pues bien, en este caso no te va a valer, pero seguro que la novela te gustará, porque a quien, como a ti, le gustan los libros, y leer y reflexionar sobre la importancia que han tenido para la historia de la humanidad, se dejarán llevar por la vida y miserias de nuestro joven protagonista Thomas.

Y es que todo esto empieza en la mismísima Alemania, porque nada de lo que pasa en este libro es por casualidad, mucho tendrá que ver que nos encontremos en los albores del siglo XVI, concretamente años 1517 en el que se publican a través de la imprenta, las 95 Tesis de Lutero, Tiempos de gran interés por las lecturas de los libros de Erasmo de Róterdam… La imprenta había hecho su aparición ya hacía años y su implantación hacía que los libros empezaran a difundirse y a despertar mucho interés por coleccionistas y estudiosos.

Diversos hechos hacen que Thomas deba salir precipitadamente de Alemania e iniciaremos con él un viaje por esa Europa curiosa que ha saltado de la Edad Media a ese Renacimiento que surge inevitablemente con la ayuda de la difusión de las nuevas ideas a través de los libros.

Y es que está claro que este libro es un canto a la libertad que los libros han dado al ser humano, la importancia de ellos y de lo que ellos cuentan y han acumulado en sus páginas. Los libros son vida que se transmite página a página, son sabiduría y son entretenimiento. Luis Zueco ama los libros y ama la historia, y por eso imagino que ha querido con esta historia hacer su homenaje a la historia de los libros y de las bibliotecas.

Habrá mujeres en El mercader de libros, y serán ese tipo de mujeres que le gustan al autor mostrarnos en sus historias, mujeres que es posible que no pasaran a la Historia, así con mayúsculas, con sus nombres y apellidos, pero que él siempre incluye porque imagino que no puede entender que la vida se fuese transformando sin la colaboración y participación de ellas. Así que serán mujeres de su tiempo, pero mujeres fuertes de carácter y decididas en su actuar.

Salir de aquella Europa que bulle y adentrarse en la oscura España solo puede tener un motivo. Poder bajar hasta Sevilla donde a pesar de todo, incluso a pesar de la Santa Inquisición, nos encontramos con el centro de la historia y el centro del mundo, del viejo y del nuevo, pues de la mano del mismísimo hijo de Colón conoceremos como se ha creado una de las mayores y más completas bibliotecas en la que se recopilaba todo lo que se publicaba…

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Y ya ven, no podía perderme leer sobre libros, sobre esas primeras bibliotecas y sobre historia, y ya saben, no podía resistirme a leer una de esas novelas de Luis Zueco que tanto me entretienen porque siempre hay una trama de intriga que te sumerge en una historia y, esta, a su vez, en la Historia casi sin darte cuenta y es por ello que de él siempre aprendo algo…

¡O mucho!

1 comentario en «El mercader de libros, de Luis Zueco»

  1. Pues así como tú lo pintas, me da que me lo voy a tener que leer porque suena muy apetecible. Gracias por la opinión que me aclara dudas sobre su lectura. Saludos y besos Susana.

    Responder

Deja un comentario