Publicado el

El trámite, de Fernando Trías de Bes

el trámite

el trámiteUn responsable del acelerador de partículas, una psiquiatra especialista en psicología de la pareja y en trastornos de personalidad y un neurólogo experto en radiología entran a una sala secreta de la Unidad de Inteligencia del Estado… Parece un chiste, pero es el inicio de El trámite, la obra teatral de Fernando Trías de Bes, ganadora de los LIV Premios Literarios Kutxa Ciudad de San Sebastián.

De vez en cuando leo teatro, me parece un género ideal para intercalar entre libros más densos. Pero la verdad es que, más allá de clásicos como Shakespeare o, más recientemente, las obras de mi idolatrado Saramago, nunca había leído una obra teatral tan actual como El trámite. Y ha sido un gustazo. Aparte del humor que impregna cada línea de diálogo, plantea un misterio que nos mantiene pegados al libro hasta el final.

Os pongo en situación: el profesor Alfredo Ribes, responsable del acelerador de partículas Unitrón de Cerdanyla del Vallés y catedrático de Física Cuántica de la Universidad de Barcelona; la doctora Teresa Salas, psiquiatra, especialista en psicología de la pareja y en trastornos de personalidad y profesora de Psicología Clínica en la Universidad de Barcelona, y el doctor Carlos Sancho, neurólogo, fundador y propietario de la Clínica Scanning Catalonia y profesor de radiología en la Universidad de Barcelona, son llamados por el área de fenómenos paranormales del Estado español para hacer un peritaje muy particular: averiguar si ese hombre que encontraron parapetado en un bar de Poble Nou, sin parar de beber Vega Sicilia con gaseosa, realmente es lo que afirma ser: un extraterrestre. Para ello, los encierran con Saturnino (que así se hace llamar el supuesto extraterrestre) en una sala, hasta que logren discernir si dice la verdad o solo es un demente. Por su colaboración, recibirán dos mil euros.

El planteamiento ya apunta maneras. A mí me vino a la mente Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza. Pero a medida que avanzaba la historia, me fue recordando a Perfectos desconocidos, la alocada película de Álex de la Iglesia. Y es que Saturnino, que todos ven como un simple loco al principio, enseguida muestra su poder: con un solo roce, se apropia de todos los conocimientos y recuerdos que posee el ser humano tocado y, por tanto, de sus secretos más inconfesables. Por supuesto, no dudará en utilizar esa información en su beneficio.

Leyendo El trámite, compartí el desconcierto de los tres protagonistas. ¿De verdad ese hombre estrafalario es un ser de otro planeta? ¿Qué pregunta hacerle para salir de dudas? Y entre esa intriga y los continuos gags, llegué a la última página sin darme cuenta.

Fernando Trías de Bes ha conseguido una obra teatral divertidísima que no decae en ningún momento. Además, con el giro final, añade el toque de crítica que nos hace plantearnos la forma en la que vivimos en la actualidad. Y no diré más para no destripar la historia, porque el misterio de El trámite bien merece ser descubierto página a página. Si algún día Fernando Trías de Bes decide representar esta obra por los teatros de España, a mí me tendrá en primera fila.

Un comentario en “El trámite, de Fernando Trías de Bes

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *