Publicado el

Fuego y sangre, de George R.R. Martin

Fuego y sangre

Fuego y sangreEmpezar esta reseña es complicado. Porque este libro ha significado mucho para mí, porque quiero decir demasiadas cosas, porque todo se agolpa en mi mente como la infinidad de datos que contiene este libro, porque todavía no me puedo creer que alguien lo haya escrito.

Son tantas cosas las que quiero decir que me voy a tomar un momento para respirar, ordenar mi mente y así poder hacer de esta reseña algo lógico y con sentido. 

Allá voy. 

Descubrí el mundo de George R.R. Martin hace años, con la serie. Me vi un par de capítulos y vaya, que no me convenció. Dejé de verla hasta que alguien me dijo que en la tercera temporada pasaba algo muy gordo que tenía que ver. Me pudo la intriga y me puse con ella, en una semana ya había visto todo y me había tragado el capítulo de la boda roja quedándome con una cara de idiota que no era normal. Fue en ese momento en el que me di cuenta: esa historia y yo íbamos a ser unos buenísimos amigos. Y no me equivoqué. Decidí leer los libros, pero empecé por el quinto (Danza de dragones), porque terminé de ver la cuarta temporada y tenía que esperar un año para saber cómo continuaba la historia. Una pena que los libros fueran ya a su bola en ese momento de la trama. Cuando lo terminé decidí empezar por el principio y me leí el primero (Juego de tronos). Luego los libros y yo nos dimos un tiempo y hace un mes me empecé el segundo (Choque de reyes). Estando yo medio enganchada, me enteré de que el autor había tenido a bien sacar una nueva novela basada en el mundo de Canción de hielo y fuego pero que contaría la vida de los Targaryen haciendo una regresión al pasado de unos trescientos años. Me planteé leerlo después de terminar la saga original pero dada mi lentitud, decidí leer Fuego y sangre de inmediato.

Mi primera duda era si me iba a enterar de algo sin haber leído la saga original completamente, así que escribí a un amiga que es súper fan y me dijo que no me preocupara, que me iba a enterar de todo y que, de hecho, algunas cosas se contaban en la original, así que si no la había leído, podría disfrutar de todas las historias por primera vez. Ok. Mi segunda duda era si yo iba a ser capaz de leer semejante tocho repleto de descripciones y sin apenas diálogos. Ok, de nuevo. 

En cuanto a mi primera duda, se disipó en cuanto hablé con mi amiga ya que decidí confiar en ella plenamente. En cuanto a la segunda, se esfumó nada más leer el primer capítulo, porque el enganche y la admiración fueron inmediatos. El autor nos trae una especie de enciclopedia escrita por un maestre entendido en historia y él mismo es quien la transcribe para que nosotros podamos entenderlo. Todo empieza con la apasionante leyenda de cómo los Targaryen decidieron dominar todos los reinos y convertirlos en su imperio. No habría rey que se les interpusiera. Ellos eran fuertes, listos y, sobre todo, poseían dragones, así que podrían derrocar a todos aquellos que se negaran a jurarles fidelidad. A partir de ahí empiezan a sucederse generaciones y generaciones de Targaryen, a cada cual más particular que la anterior y más ambiciosa. 

La verdad es que todo es muy molón y las historias son muy entretenidas y curiosas. Para los fans, es una verdadera maravilla leer cómo se creó Harrenhal o cómo, sin ir más lejos, se forjó el trono de hierro. Sí que es cierto que, en alguna ocasión el libro se hace un poco pesado porque el autor no deja de darnos datos constantemente y de contar todo como si fuera un libro de historia. Y dado que todos tienen muchísimos descendientes y se repiten los nombres constantemente en honor a algún antepasado, el resultado es que yo me perdí en alguna ocasión porque ya no sabía por qué generación iba. Eso hizo que mi lectura se ralentizara un poco y tardara más de la cuenta en leerlo, porque, os confieso, en algún momento necesité intercalar alguna que otra lectura para que no se me hiciera tan pesada la historia de Martin. 

Pero aun así, a pesar de eso, es un libro que he disfrutado muchísimo y que recomiendo a todos los fans de la saga. Por supuesto que se puede leer sin haber leído la anterior, pero, advierto, tiene un estilo que, a pesar de ser muy entretenido, es bastante denso por la cantidad de información que contiene. Pero es un estilo maravilloso, a su vez, porque el lector, a medida que se sumerge en él, piensa “¿cómo es posible que este señor haya creado tal universo?”. Está todo tan atado, tan hilado, que me parece increíble el resultado. Sería muy fácil perderse en la escritura, o tener errores, o dejar tramas inconclusas, pero George R.R. Martin no da puntada sin hilo en ningún momento. Y tampoco hay que olvidar las ilustraciones que vamos encontrando a medique avanza la historia y que le ponen a esta novela la guinda del pastel. Precisamente eso, esta mezcla de cosas, es lo que ha hecho que Fuego y sangre se haya convertido en una de mis mejores lecturas del año. Y eso que acaba de empezar.

Un comentario en “Fuego y sangre, de George R.R. Martin

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *