Publicado el

Kuroi Jukai: el mar de los árboles negros, de Carlos Páez S.

kuroi jukai el mar de los árboles negros
Concurso Sueños de Verano

kuroi jukai el mar de los árboles negrosCada país tiene sus propios mitos, cada lugar sus propias leyendas.

Japón es uno de esos países que goza de innumerables rincones donde las supersticiones alcanzan a la realidad para envolverla en una sutil bruma de fantasía ilusoria. El bosque de Aokigahara, también conocido como Jukai, ubicado en las faldas del monte Fuji, cumple con esa premisa. Dentro de sus más de 35 hectáreas de frondosa arboleda y sus torrentes de lava petrificada que en tiempos pasados escupió el Fuji, ahora bajo un espeso sotobosque, se esconden demonios, maldiciones y fantasmas. Desde hace un tiempo el Jukai es más tristemente conocido por el desmesurado número de personas que llegan hasta allí para quitarse la vida, habiéndose ganado el lugar el sobrenombre de El bosque de los suicidios. Aunque quitarse la vida en este mar de árboles parece venir de lejos, de la época feudal, cuando se seguía una supuesta tradición denominada ubasute en la que los parientes de un anciano o un enfermo abandonaban al sujeto para otorgarle una especie de eutanasia similar a la que los esquimales dispensan a los miembros más ancianos del clan.

En Kuori Jukai: el mar de los árboles negros nos adentraremos no solo en los oscuros rincones del bosque de Aokigahara donde moran las creencias en maldiciones que te atrapan de por vida, sino que además seremos testigos de las guerras e intrigas que se sucedieron en un periodo tan convulso y sangriento como fue el periodo Sengoku. Para viajar por este Japón inmerso en una guerra de todos contra todos contaremos con el joven Leiji, un jovencísimo samurái que se halla en los escalones más bajos de la escala social. Esto, unido a faltarle al respecto a su prima Tomoe al dejarse llevar por su corazón lo embarcará en una misión que no es más que un exilio que lo librará de la muerte. En ese preciso momento es cuando Leiji emprenderá un viaje iniciático que lo llevará a madurar en cuerpo y alma mientras se enfrenta, en ocasiones en soledad, otras codo con codo con personajes de los que se empapará de sabiduría, a todo tipo de peligros y complots.

Carlos Páez S. autor chileno natural de Valparaíso es un veterinario de profesión erudito de todo lo relacionado con Japón, algo que demuestra con creces en la novela que hoy nos ocupa. Describe al lector de una forma amena acontecimientos de la historia del Japón del periodo Sengoku sin olvidar en ningún momento que son sus personajes los que importan, asimismo como la senda de aventuras que estos deben recorrer. Personajes tan dispares como princesas guerreras, ronin con más honor que el más grande de los samuráis, samuráis de un apetito tan grande como su capacidad para soltar majaderías o ninjas que se funden con las sombras para fluir junto a ellas. En cierto modo algunos de los personajes no dejan de ser clichés que podemos hallar una y otra vez en series de anime o en el cine de Akira Kurosawa, pero que un autor no japonés, un gaijin, sea capaz de captar esa esencia tiene cierto mérito.

Y si de esencia nipona hablamos no podemos olvidar la prosa del autor: sosegada, de avance calmado, en ocasiones casi de mensaje telegrafiado que puede hacer decaer algo el ritmo pero que gracias a unos diálogos cargados de chispa y armonía dotarán de equilibrio al conjunto. Y con esta cadencia asistiremos a la primera lucha de Leiji y a su encuentro con la espada maldita que marcará su vida, una vida repleta de batallas apasionantes contra personajes que en ocasiones, y mediante la superstición de la época, llegan a rozar lo fantástico, todo ello con el telón de fondo de escenarios bellamente descritos, ya sea un bonito paisaje nevado o el interior de una taberna japonesa.

Como añadidura, el autor se ha molestado personalmente en explicar a pie de página más de cincuenta términos japoneses que harán más grata la experiencia a todos aquellos que sean principiantes en la cultura japonesa, además cada capítulo muestra el título en caracteres nipones, en romaji y en castellano; un detalle que consigue imbuir al lector del espíritu japonés de la época.

Kuroi Jukai: el mar de los árboles negros de Carlos Páez S. y publicado por Chidori Books es un libro que funde historia y aventuras, las templa a fuego lento con leyendas, algo de misticismo y personajes muy humanos para dar como resultado una novela ligera con un agudo sentido por la diversión.

Concurso Sueños de Verano

3 comentarios en “Kuroi Jukai: el mar de los árboles negros, de Carlos Páez S.

  1. Muchas gracias por la reseña Jose Maria, Kuroi jukai solo aspira a entretener siendo una mirada de japon desde el otro lado del mundo. Como dato anecdotico: la mayoría de las locaciones descritas en el libro no solo son históricamente reales, sino que ademas pueden ser rastreadas a través de google maps a sus estados actuales, publicaré un listado con las coordenadas para lugares como donde estaba la cabaña de Ken y Keiko o la posada del final.
    de nuevo muchas gracias y saludos.

    1. Hola Carlos, no se merecen.
      Me interesa el tema de las coordenadas para ubicar las localizaciones del libro. Estaré atento.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *