Publicado el

La Bruja de Near, de Victoria Schwab

la bruja de near

la bruja de near«Hace mucho mucho tiempo, la Bruja de Near vivía en una casa pequeña en el extremo más alejado de la aldea y solía cantarles a las colinas para hacerlas dormir (…). Era muy joven y muy vieja, según hacia qué lado girara la cabeza, porque nadie sabe la edad de las brujas. Los arroyos del páramo eran su sangre, la hierba era su piel y su sonrisa era amable pero afilada a la vez, como la luna en la negra noche…». Así comenzaba la historia que el padre de Lexi le contaba todas las noches. Pero desde que él ya no está, es Lexi, que ya ha cumplido dieciséis años, la que se la cuenta a Wren, su hermana pequeña, de cinco. Sin embargo, nadie en la aldea guarda un buen recuerdo de la Bruja de Near. Desde que hizo lo que hizo, Near se convirtió en un pueblo obstinado, que odia a las brujas (incluidas las hermanas Thorne) y vive encerrado en sí mismo, dándole la espalda al páramo que lo rodea, donde el viento está poseído por canciones y voces. Pero una noche todo empeora: un extraño llega a Near en mitad de la noche y un niño desaparece de su cama. Así arranca La Bruja de Near, la primera novela de Victoria Schwab, autora del best seller número uno del New York Times Una canción salvaje y de las aclamadas novelas de fantasía para adultos Una magia más oscura y Una obsesión perversa.

El miedo crea fantasmas, y Near se llena de ellos cuando, la noche siguiente, desaparece otro niño, y a la siguiente, otro más. Los hombres del Concejo sospechan del recién llegado, entre ellos, Otto, el tío de Lexi, que ha ocupado el lugar de su hermano como Protector del pueblo. Pero Lexi, que ha visto de cerca al joven desconocido, cree que la Bruja de Near ha regresado y es ella la que se lleva a los niños. ¿Quién tendrá razón? Este es el misterio que nos atrapa en La Bruja de Near y, en él, Victoria Schwab da un papel protagonista a la ambientación y al entorno. Oímos el viento del páramo, sentimos ese mundo salvaje erizando nuestra piel. Y, como Lexi, nos asfixiamos con la desconfianza arraigada en la aldea, donde los humanos, por momentos, dan más miedo que el páramo y que la Bruja de Near misma.

Esta novela juvenil, además de un misterio, nos cuenta una historia de amor, y ambas tramas las cocina a fuego lento. Su lectura deja ese regusto a cuento de hadas que nos resulta tan familiar, tan acogedor, tan fascinante. Y por si alguien se queda con ganas de más, incluye el relato El niño de ceniza, donde Victoria Schwab desvela cómo era la vida del joven extraño antes de llegar a Near. Todo ello, unido a la portada y la cuidada edición de Puck, hacen de La Bruja de Near un libro hermoso, que regresará a la cabeza de los lectores cada vez el viento aúlle al otro lado de sus ventanas en las noches de luna llena.

2 comentarios en “La Bruja de Near, de Victoria Schwab

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

  2. Lo leí hace años, pero fue meh para mi, así que considere regalarlo o venderlo, pero tengo la edición en inglés que ya no se vende.
    Ahora quiero darle otra oportunidad a este libro 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *