La orden del dragón

Reseña del libro “La orden del dragón”, de Jenn Bennett

La orden del dragón

Vlad III de Valaquia. Vlad el Empalador, más conocido como Vlad Drácula. ¿Quién no conoce su historia? Yo reconozco haber leído bastante sobre él, la verdad, porque con lo que me gustan a mí los vampiros habría sido un delito no indagar en la figura del Drácula histórico. 

Pero fue La historiadora, novela de Elizabeth Kostova, original, adictiva y bien escrita, la que de verdad me llegó al alma y me obligó a buscar más información sobre este personaje. Por eso, siempre que me encuentro con algún libro que nos acerca al príncipe de Valaquia, no lo dejo pasar. Y justo aquí es cuando entra en escena la novela que hoy os traigo: La orden del dragón, de Jenn Bennett. 
 
Esta novela es una pequeña obra de arte, una fantasía histórica fascinante que me ha mantenido pegada a sus páginas desde el comienzo. ¿Creéis que exagero? Os invito a que lo comprobéis por vosotros mismos, a que le deis una oportunidad si os gustan las aventuras, los misterios, las maldiciones, la oscuridad y los secretos de familia. 

Theodora es nuestra protagonista, una chica muy especial que me ha recordado a Helena Lennox, personaje de la trilogía de Victoria Álvarez. Tanto Theo como Helena tienen ese espíritu aventurero adolescente que tanto me gusta y que me transporta a otras épocas. Épocas de enigmas, de guerras, de misterios ocultos, de magia y hechicería y también de romance y pasión. 

Theo es inocente e ingenua, pero a la vez descarada, deslenguada, mordaz, ambiciosa, inteligente e impulsiva. Cuando algo se le mete entre ceja y ceja, no hay quien la pare. Una aventurera de los pies a la cabeza.

Theo es de esos personajes que perduran en el tiempo, que se graban a fuego en la mente del lector. Su naturalidad, su espontaneidad y su juventud aportan frescor e intriga a la trama y nos empuja a que la sigamos al fin del mundo, a que nos metamos en la peligrosa y terrorífica boca del lobo junto a ella en Transilvania para encontrar a su padre, Richard Fox. 

Sin su desaparición no tendríamos historia, ni trama ni nada. El cazador de tesoros ha sido cazado y Theo debe seguir sus pasos para encontrarle. Pero Theo no irá sola, ya que aquí entra en acción el otro gran protagonista de la novela: Huck Gallagher, ese al que Theo amó, ese con el que ahora debe unirse para encontrar a su progenitor, ese al que Theo envidia por acaparar la atención de su padre y ocupar su puesto en las aventuras. 

Pero para aventura la que nos hace vivir Jenn Bennett a nosotros, los lectores, al ofrecernos esta fabulosa ambientación en la Rumanía de finales de los años treinta. Desde Budapest a Transilvania pasando por Estambul. Toda una experiencia, de verdad os lo digo. Y encima, antes de meternos de lleno en estos lugares, nos presenta un magnífico mapa, completo, directo y específico, donde podemos apreciar en detalle los diferentes reinos. 

Y una vez que llegamos a Estambul, la autora, de forma ágil, cercana y desenfadada, nos mete en la piel de Theodora con esa voz narrativa en primera persona que nos muestra todo lo que experimenta la joven para después alternar esos capítulos con fragmentos del diario de Richard Fox. Esos cambios de escenario consiguen que el lector disfrute mucho y no se aburra en ningún momento. 

¿Y qué puedo deciros de esa relación paternofilial? Una relación difícil y complicada que está muy presente en cada capítulo. Esa hija que busca el reconocimiento de su padre, su comprensión y su aceptación como mujer capaz y autosuficiente. 

Jenn Bennett ha querido mostrarnos a través de Theo esa lucha por demostrar que las mujeres también podemos ser aventureras, descifrar códigos y salir ilesas de un peligro. 

Así que sí, os recomiendo encarecidamente La orden del dragón porque hay aventuras, hay acción, hay fantasía, hay historia, hay leyendas, hay maldiciones, hay romance, y porque ya solo esa dedicatoria al comienzo de la novela merece la pena. Esa dedicatoria a nosotras, las chicas entrometidas, las que no nos callamos, las que siempre indagamos, las que no nos conformamos y vamos más allá en busca de aventuras, en busca de la verdad. 

Chicas entrometidas, esta novela es para vosotras. 


Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

2 comentarios en «La orden del dragón»

  1. me encanto ya que hay venturas, hay acción, hay fantasía, hay historia, hay leyendas, hay maldiciones, hay romance, y porque ya solo esa dedicatoria al comienzo de la novela merece la pena leanla

    Responder

Deja un comentario