Publicado el

La persuasión femenina, de Meg Wolitzer

La persuasión femenina

La persuasión femeninaLa literatura, como todo, se mueve por modas. Las temáticas más vendidas van variando en función de la actualidad social y cultural que hace que los lectores, en general, nos interesemos más por unos u otros temas. Desde hace poco más de un año uno de los asuntos que más está dando de qué hablar es el feminismo. Los libros que tratan sobre este movimiento que busca la igualdad real y en todos los sentidos entre hombres y mujeres están a la orden del día. ¿Y qué pasa cuándo un tema está de moda? Que los libros sobre esa temática salen como churros y claro, algunos son muy buenos y otros muy malos. Me atrevería a decir que suele haber más malos que buenos. O más que malos, diría innecesarios. Ahora mismo tenemos mil guías sobre qué es el feminismo, lo que está genial porque puede haber múltiples visiones sobre el tema, pero algunos de ellos son más un intento de subirse al carro para facturar que de mostrar un punto de vista nuevo y necesario. De todas formas, personalmente, prefiero una novela que me lo muestre: su historia, las distintas olas, las mujeres que han luchado por sacarlo adelante, la actualidad del movimiento, las diferencias entre las distintas generaciones que lo han impulsado… a una guía que me explique qué es simplemente con datos y nombres propios.

Agradezco, por tanto, que autores con una larga trayectoria a sus pies y un estilo impecable saquen sus propias versiones para equilibrar la balanza y porque suelen asegurar un mínimo de calidad. Este es el caso de Meg Wolitzer y su última novela publicada, La persuasión femenina. Es uno de esos libros que suben la media de manera significativa.

La persuasión femenina nos cuenta la historia de Greer Kadetsky, una joven tímida que en su primer año universitario se ve deslumbrada por Faith Frank, líder del movimiento feminista que empieza a quedar relegada ante el avance de la nueva ola feminista que recorre el país. Años después Greer consigue su sueño y empieza a trabajar para su ídolo en una fundación de mujeres hasta que se le cae la venda y descubre las mentiras que esta oculta. Además de Faith Frank, a Greer la acompañarán su mejor amiga, Zee, una activista que estudia derecho corporativo, y su novio del instituto, Cory, cuyo sueño es crear una app de microfinanzas con unos compañeros de la carrera.

A través de la voz de estos personajes Wolitzer nos habla del salto de la adolescencia a la edad adulta, de las ambiciones y las metas personales, del éxito y del poder, de las relaciones entre aprendices y mentores y, sobre todo, de las relaciones entre mujeres: la admiración, los celos, la sororidad, la traición, los relevos generacionales y los distintos modos de ver y luchar contra el machismo y el patriarcado.

Meg Wolitzer ya se adentraba de algún modo en el tema con La buena esposa —libro recientemente llevado a la gran pantalla con Glenn Close como protagonista—, que nos narra la historia de una prometedora escritora que permanece a la sombra de su marido, un escritor con escaso talento, al que permanece leal a pesar de los continuos desplantes e infidelidades a los que la somete. Mientras en este libro mentor y alumna son de distinto género y el foco se pone en una sociedad que premia la mediocridad masculina por encima del talento femenino, en La persuasión femenina Wolitzer muestra la complicada dinámica existente en las relaciones femeninas debido a una sociedad que tiende a enfrentarlas.

El feminismo, como todo movimiento social, ha evolucionado a lo largo de las décadas a la par que la sociedad y sus necesidades. Por eso, y porque hay tantas opiniones diferentes como personas, a veces dentro de un mismo grupo con una ideología o causa común hay ciertas discrepancias sobre el modo de actuar para conseguir los objetivos. Hay varias clases de feminismo oficialmente aceptados, pero yo diría que hay tantos como mujeres a lo ancho y largo del planeta y aunque en un mundo ideal seríamos capaces de aceptar las opiniones diferentes a las nuestras, la realidad es que la mayoría de las veces esto no es así y eso nos lleva a enfrentarnos continuamente para intentar imponer nuestras ideas por encima de las del  resto.

Sin embargo, a pesar de que el eje central sobre el que gira el libro son las relaciones femeninas, el feminismo y el choque generacional; también se abordan otros temas igual de interesantes como la diferentes formas de enfrentarse a la pérdida de un ser querido, de afrontar las dificultades de la vida y postergar los sueños, de aceptar el envejecimiento y la llegada de las nuevas generaciones y el modo de relacionarse, no solo entre mujeres, sino también entre una pareja y entre los miembros de una familia.

Si podíamos percibir ciertas similitudes con La buena esposa, también podríamos decir que La persuasión femenina bebe un poco de otro de sus libros traducidos al español, Los interesantes, una obra que sigue las vivencias de un grupo de amigos a lo largo de cuarenta años y cómo con el paso del tiempo tienen que hacer frente a la vida y lo que esta supone: la consecución del éxito y la presión que conlleva mantenerlo, amores que van y que vienen, amistades que se afianzan o pierden a lo largo del tiempo…

Al margen de la gran variedad de asuntos tratados y de su trascendencia, los libros de Meg Wolitzer también destacan por su indiscutible estilo propio. Es una de esas autoras que hacen especial la narración de cualquier cosa mediante una prosa mordaz, inteligente y elegante que cautiva. No obstante, si hay algo relevante en la obra de Wolitzer son sus personajes perfectamente perfilados con sus virtudes y defectos, sus reflexiones y acciones, sus éxitos y fracasos… Son personajes que te llegan, que al cerrar el libro tienes la sensación de conocer de verdad.

En esta obra destaca especialmente la evolución del personaje central, Greer, que pasa de ser una joven inteligente pero llena de complejos e inseguridades, a una mujer segura de sí misma, con una voz propia que se asegura de hacer oír y que se enfrenta a los demás para defender sus ideas. Pero el resto de personajes no se quedan atrás, todos tienen un arco de evolución evidente y que engancha porque podríamos ser cualquier de nosotros.

Es por todo esto por lo que cualquier novela con la firma de Meg Wolitzer es una garantía de entretenimiento y calidad y La persuasión femenina es un gran ejemplo de ello; un libro con el que disfrutar de principio a fin sabiendo que estás leyendo algo diferente, una historia redonda que te deja huella.

Un comentario en “La persuasión femenina, de Meg Wolitzer

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *