Las Crónicas del Bien y del Mal

Reseña del libro “Lás Crónicas del Bien y del Mal”, de J. Mariño

Las Crónicas del Bien y del Mal

Si me hubiesen dicho hace una semana que iba a leerme un libro de fantasía y acción de 737 páginas en menos de tres días hubiese respondido que ni loca. Pero aquí estoy, confirmando que sí, que Las Crónicas del Bien y del Mal me ha atrapado de tal manera que, mientras lo leía, las horas se me pasaban volando y que he disfrutado tanto leyéndolo que no me importa reconocer que he vivido, prácticamente, tres días pegada a un libro en el sofá.

Ahora que he salido de ese letargo en el que te olvidas de todo a tu alrededor y en el que pocos libros consiguen sumergirte, es el momento de contaros más sobre esta edición especial que reúne en un solo volumen la trilogía del autor vigués J. Mariño. 

¿Cómo podría yo contaros en una sola reseña todo lo que supone el universo que J. Mariño ha creado en las páginas de Las Crónicas del Bien y del Mal? Dejadme que empiece por el principio:

“Aquellos de nosotros que heredaron del Creador su benevolencia y su cariño se unieron, aunando sus fuerzas en un plan común, decidieron confiar en la enseñanza sin castigo… y si hicieron llamar “los Tronos de la Alianza”. Por otro lado, los “rebeldes”, aquellos de nosotros que heredamos la sed de justicia, no aceptamos enseñar sin imponerla. Tomamos el nombre de “Potestades”. Ambos enseñamos al hombre, ambos sacrificamos nuestras voluntad y energía en sacar de vosotros lo que sabemos habita en vuestro interior. Puesto que, aunque ni siquiera lo sospecháis, no somos más que vuestros siervos”.

Estos siervos son los eones. Deidades tan antiguas como la creación. En sus manos, una partida de ajedrez eterna como símbolo del bien y el mal, donde dioses y demonios protegen sus intereses moviendo las piezas de la humanidad, manejando a los condenados hacia el fin último. ¿Y quiénes son los condenados? Siervos de los eones que caminan entre los humanos. Piezas de esta partida de ajedrez eterna.

Jugando con Fuego, la primera parte de la trilogía, nos presenta el original universo creado por J. Mariño. Conocemos al Fénix, sus piezas y al resto de jugadores. Mell, el romano, alfil que vuelve al juego tras unos años ausente. La increíble gueisa Joyko. Ryu y Lee. Y, sobre todo, Marc, un joven muy especial que acaba de entrar a formar parte de este juego y que está a punto de conocer el horror. Y es que Sheteck y Aris despertarán a Hell tras más de tres mil años de cautiverio. El mundo que la Alianza conocía hasta ahora se convertirá en un infierno.

En Jaque, segundo libro de la trilogía, nos introduce de lleno en la partida. Con Hell liberada de nuevo, los eones tienen que tomar sus decisiones. El Fénix sigue siendo el eón más fuerte del juego. Para ello cuenta con una jugada estudiada en la que interviene una pieza muy especial.

En el tercer libro, La hora del Fénix, llega el momento de mover las piezas. El horror se desata. Es hora de que las fuerzas del bien y el mal se enfrenten. Es la hora de descubrir la jugada maestra del Fénix.

Cómo veréis, os he resumido muy brevemente los tres libros. Una sola reseña no es suficiente para poder condensar la esencia de Las Crónicas del Bien y del Mal en ella. Hay tantos personajes de los que no os he hablado: Scyros, Talos, Leo, Luna, Tarik, Leónidas, Alter. Por supuesto, yo tengo mis favoritos, pero no diré nada. Hay, además, tanta acción en ellos que no podría resumirla ni en mil reseñas.

Lo que sí puedo deciros es que me alucina el universo propio que ha creado J. Mariño en esta trilogía. La elaboración de los personajes me parece una auténtica maravilla. Todos están tan brillantemente desarrollados y son tan potentes, que es muy fácil adentrarse en la historia de la mano de ellos.

La narración es sólida, bien construida y muy dinámica. Los capítulos cortos consiguen atraparte de lleno en esta original trama que nos hace reflexionar sobre el trato que el ser humano a dado a sus dioses a lo largo de la Historia y sobre la condición del ser humano.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Lo cierto es que Las Crónicas del Bien y del Mal funcionaría perfectamente cinematográficamente hablando. Cuando lo leía no dejaba de ver en esta trilogía una buena saga de películas. ¿Quién sabe?

Con más de dos millones de lectores en siete países de habla hispana y 268.000 seguidores en redes, J. Mariño ha conseguido crear un mundo único y muy bien definido en el que es una gozada adentrarse. Y tú, lector, ¿te lo vas a perder?

Deja un comentario