Las primas

Reseña del libro “Las primas”, de Aurora Venturini

Las primas

En Las primas, la escritora argentina Aurora Venturini nos presenta la vida de una familia conformada por mujeres solamente, habitantes todas ellas de La Plata durante los años 40, miembros de una familia que en su gran mayoría sufren de alguna discapacidad mental y/o psíquica de tipo grave. De este modo, Venturini nos hace así partícipes de las desgracias de éstas, a través del monólogo que cuenta la protagonista, Yuna, quien adolece de una minusvalía psíquica, pero quien ha sido bendecida por un talento virtuoso para la pintura y quien a través de su narración, nos abrirá las puertas del hogar de su familia.

Las primas es una novela complejísima. Mientras la leía no podía parar de pensar que no sabría reseñarla debidamente, que sería incapaz de plasmar lo que me ha hecho sentir. En ocasiones muy cruda, te remueve las entrañas. Incomoda, duele, pero a pesar de sentir que me encontraba ante una historia que me resultaba desagradable en algunos momentos, debo decir que me ha maravillado, me ha removido por dentro las tripas para recomponérmelas de nuevo. Esta novela me deja con la sensación de haber sido testigo de una historia brillante, de una especie de descubrimiento. El lenguaje utilizado por Venturini me pareció una auténtica locura, creí estar ante una verdadera maestra, me he repetido una y otra vez que es muy difícil lo que hizo. Novela ganadora en 2007 del Premio Nueva Novela, a los 85 años de la autora, no puedo decir otra cosa que simplemente que me ha alucinado, me la he bebido, no podía despegar la vista de las páginas que la conforman, necesitaba saber.

Pues bien, como he comentado anteriormente, Las primas cuenta la historia de una familia formada por mujeres. Mujeres discriminadas por la sociedad, dolientes de graves discapacidades. Entre ellas destacan Yuna, nuestra protagonista, su hermana Betina y la prima de éstas, Petra. En este novela hay una madre educadora como Yuna la llama, como también habrá una asesina encubierta, una encubridora, entre otros personajes. Yuna, durante su infancia, llega a odiar a su hermana Betina, del mismo modo que adora a Petra, esa prima que sufre de enanismo y quien ejerce la prostitución, mujer que Yuna considera más conocedora del mundo que ella, a quien le preguntará todas las dudas que le surgen.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

No obstante, por encima de todo, considero que lo que hace tan especial esta novela es poder apreciar cómo las protagonistas son hijas de la sociedad patriarcal en la que se encuentran, además de encontrarse en una situación de vulnerabilidad mayor dado sus minusvalías, por lo que se ven envueltas en situaciones de abuso por parte de los hombres, de la ignorancia e ingenuidad con relación al sexo y a los peligros de la vida. A través de la mirada de Yuna, veremos su pequeño mundo, según ella, lleno de monstruosidades y conformado especialmente de un carácter grotesco. Sin embargo, a pesar de su corta extensión, no se trata de una lectura ligera, sino todo lo contrario, creo que hay que enfrentarse a la misma con la mente abierta, ya que inevitablemente te encogerá el corazón. Por mi parte, debo decir que algo que me impactó muchísimo es la continua referencia de Yuna al asco, se siente asqueada por muchas situaciones que presencia, que siente y es un sentimiento que nos acompañará a lo largo de la lectura también.

Dado su carácter complejo y algo incómodo, no recomendaría esta novela a todo el mundo. No obstante, sí se la recomiendo a aquellas personas que busquen una historia que no les deje indiferentes y les remueva las entrañas, que no les importe sentir una sacudida tan grande que solo la literatura y las historias excelentes permiten. Y puedo asegurar con los ojos cerrados, que Las primas se trata de una de esas novelas excelentes.

Deja un comentario