Publicado el

Lo bueno del amor no correspondido, de Becky Albertalli

Lo bueno del amor no correspondido

A mi abuela le encantan las telenovelas. De verdad que las adora. Hago memoria y da igual lo atrás que me vaya: la recuerdo a ella sentada delante de la tele toda la tarde. No sé cuántas veces ha podido ver Frijolito o Gata salvaje y es que a ella le encantan las clásicas, las de toda la vida. Y lo que más gracia me hace es que le habla a la tele, a pesar de que las ha visto un millón de veces y sabe lo que va a pasar, no puede evitar gritarle a la tele. Habla con sus protagonistas y les dice de todo y es que hay veces que la sacan de sus casillas con sus estupideces. Y yo me río muchísimo y le pregunto que por qué le habla a la tele y ella me dice que hay momentos en los que no puede evitarlo.

Y os cuento todo esto porque a mí me ha pasado algo parecido con el libro del que vengo a hablaros hoy: Lo bueno del amor no correspondido, de Becky Albertalli, cuya protagonista, Molly, ha conseguido sacarme de quicio.

Molly es una adolescente que se odia. Tiene una melliza perfecta, unas madres perfectas y vive en un mundo perfecto donde no parecen encajar ni sus inseguridades ni su sobrepeso. Se ha enamorado un montón de veces —pero un montón de verdad, más de veinte, que para sus diecisiete años no está nada mal— pero a pesar de ello jamás ha sido rechazada ni aceptada, ya que nunca se ha atrevido a expresar sus sentimientos al chico en cuestión.

Como ya habréis adivinado, en este libro vamos a conocer a su nuevo enamoramiento y, con ello, vamos a descubrir lo agotador que es vivir dentro de la cabeza de Molly. Todo le da miedo, todo le sienta mal, nada es de su agrado. Así que sí, había momentos en los que le gritaba al libro y le decía cosas como “¿quieres dejar de ser así y empezar a quererte un poco a ti misma?”. Y luego me daba cuenta de lo duro que es ser adolescente. 

Y eso me llevó a pensar en mi adolescencia, la cual sobrellevé bastante bien porque aprendí pronto a quererme. Tenía mis dudas y mis inseguridades, eso está claro, y había muchas cosas que no hacía por tener el cuerpo que tenía y pensando en el qué dirán. Pero me relacionaba, salía de fiesta, iba con chicos cuando me apetecía y si me gustaba alguien iba detrás de él. Al menos, lo intentaba. Pero precisamente por eso, porque aprendí a quererme y a aceptarme poco a poco. Me daban ganas de estrellarle el libro a Molly para que comprendiera de una vez que ella era perfecta así. Sin necesidad de cambiar nada. Bueno, menos la mentalidad. Eso urgía que lo cambiara.

Quitando eso, tengo que decir que Lo bueno del amor no correspondido es un libro puramente juvenil, muy entretenido y en ocasiones muy divertido. A su favor también tengo que decir que tiene unos personajes bastante marcados con características muy diferentes y que, a pesar de no evolucionar demasiado a lo largo del libro a excepción de la protagonista, están muy bien diseñados. Lo esencial para entretener y dejar un buen sabor de boca.

Y es posible que os haya sonado el nombre de la autora, Becky Albertalli, y eso es porque es la autora de Con amor, Simon, un libro que ha vendido infinidad de ejemplares y cuya adaptación al cine ha sido todo un éxito. Y bien, Molly pertenece a ese mismo mundo, de hecho Simon hace sus pinitos en esta historia. Y eso fue precisamente lo que hizo que me apeteciera leerlo, porque me gustó tantísimo la trama de Simon que quería volver a repetir. Y, aunque no es tan buena, tiene cosas en común: el tema adolescente, el amor, las inseguridades… y, sobre todo, que tratan la homosexualidad, bisexualidad y todos esos temas con total libertad, sin tabúes y los refleja tal y como son: la cosa más normal del mundo. 

Así que creo que Becky está haciendo un gran trabajo dando visibilidad al colectivo LGTBI dentro de sus libros enfocados a adolescentes, ya que creo que ayudarán a que muchos se sientan identificados y sepan que no están solos y que el mundo les está esperando con los brazos abiertos. Y también al reflejarnos la realidad de una protagonista con defectos, como los que tenemos todos, y que hace que nos demos cuenta de lo estúpidos que son los complejos. 

Un comentario en “Lo bueno del amor no correspondido, de Becky Albertalli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *