Los hermanos Karamazov

Reseña del libro “Los hermanos Karamazov”, de Fíodor M. Dostoievski

Los hermanos Karamazov

Los hermanos Karamazov (Alba Editorial, 2021) es el clásico que me trae hoy aquí. Leer a Fíodor M. Dostoievski resulta una tarea inolvidable porque tanto si lo disfrutas como si te resulta soporífero, el resultado va a ser siempre el mismo: te deja huella.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Esta historia fue  originalmente publicada por partes en “El Mensajero ruso” entre los años 1878 y 1880. El autor tenía dos intenciones mientras la escribía: publicarla más adelante en un único volumen y darle una continuación en al menos, una novela más.

Ahora Alba Editorial trae después de 50 años una traducción de la obra directamente del ruso, gracias al trabajo realizado por Fernando Otero, Marta Sánchez –Nieves y Marta Rebón, cumpliendo dando vida a ese sueño que una vez tuvo su creador.

Los hermanos Karamazov es una obra digna de la fama que la precede, muchos los lectores nos acercamos a ella con las expectativas por las nubes y, quizás por eso, a mí me ha costado muchísimo.

Comienza contando la historia de un hombre vicioso, mujeriego y bebedor que enviuda dos veces y que nunca se hace cargo de sus hijos. Pasamos a una parte en la que conocemos a sus retoños y como han sobrevivido a su infancia. Dmitri, Iván, Aliosha y Smerdiakov llegan a la edad adulta con resentimiento y queriendo poner en orden la herencia que supuestamente aún administra el padre.

Al principio todo parece indicar que la trama va a girar en torno a la relación entre todos estos personajes, pero el padre es asesinado y uno de ellos, Dmitri es juzgado y condenado por el crimen. Pero tampoco es una novela criminal ya que todo gira en torno a los pensamientos de unos y otros, a sus inquitudes.

No he sido yo nunca lectora asidua a textos filosóficos ni religiosos y Dostoievski me abruma en esta ocasión con los debates que plantea sobre ambas cuestiones. En el libro segundo, por ejemplo, aparece un monje que roba el protagonismo a personajes y trama, le dedica muchas páginas mostrando a los feligreses que acuden en masa esperando de él un milagro o una bendición que alivie sus penas. Tiene esta parte bellos pasajes, pero quizás al ser tan numerosas las historias paralelas que entremete me hace pensar que el autor estaba añadiendo páginas a un serial que se publicaba semanalmente y que pretendía extender la gallina de los huevos de oro. Además, mezcla pensamientos políticos, económicos, filosóficos y religiosos y todos los personajes mantienen largos debates sobre estos temas, resultando un tanto repetitivo en muchas ocasiones.

Tiene un final abierto. La intención del autor era escribir una segunda parte, siendo esta que hoy nos ocupa una suerte de introducción (algo curioso cuanto menos, ya que contiene más de mil páginas).

Acostumbrada a lo frenético de otra de sus otras obras, como “Crimen y castigo” (publicada también por Alba Editorial) cuyo ritmo era más veloz, en esta ocasión he ido a paso demasiado lento y este volumen que agrupa 1002 páginas, aunque tiene buena calidad tipográfica y material, me ha resultado un poco incómoda de leer.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Los hermanos Karamazov es en términos generales una gran historia donde puedes encontrar muchos géneros y donde podrás buscar respuestas a muchas preguntas existenciales sobre Dios, el amor, la familia, etc, pero quizás para mi gusto personal le sobran momentos y divagaciones de pensamiento. Eso sí, la satisfacción de poder afirmar que la he terminado y he sobrevivido, eso es algo que no se puede explicar con palabras y, puedo añadir tras su lectura que yo también he encontrado algunas respuestas.

“Aprendí más de Dostoievski que de cualquier otro pensador científico”, Albert Einstein

Deja un comentario