Más cerca de lo que parece

Reseña del libro “Más cerca de lo que parece”, de Rosa Chenovart

Más cerca de lo que parece

Nunca me han gustado las películas de Bridget Jones. No he conseguido jamás empatizar con ese personaje torpe, en crisis existencial permanente y encarnado por una Renée Zellweger que nos intentaban vender como adalid de las chicas con unos kilos de más y a la que no le sobraba ni un gramo. ¿En serio?

Os preguntaréis por qué os cuento esto. Tranquis, tiene su explicación. Cuando comencé a leer Más cerca de lo que parece, enseguida vino a mí la comparación entre Amanda, la protagonista de esta novela, y Bridget Jones. Afortunadamente para mí, según avanzaba en la lectura, esa comparación inicial se fue desvaneciendo y el personaje de Amanda ha conseguido, por méritos propios, desbancar a la Jones y brillar con luz propia. Con esta Amanda sí que puedo identificarme. Dejad que os cuente.

Amanda es una chica de 39 años con sobrepeso, un trabajo de mierda con un sueldo de mierda y un estudio que comparte con su gato, Pancho, en Barcelona. Amanda está bastante cansada de su vida, del trabajo como camarera de habitaciones en un hotel que apenas le permite pagar el alquiler y de que los astros, de alguna forma un tanto sádica, confabulen para que nada le salga bien. Su vida es bastante monótona. Pasa los días entre productos de limpieza, confidencias con su amiga Clara, broncas de su jefa y esa sensación de que la vida se le escapa delante de sus ojos. En el amor tampoco es que le vaya genial. Han pasado ya muchos años desde que Pablo, su exnovio, la dejara por su mejor amiga, Marta, pero todavía tiene esa espina clavada. Ni sus juguetes sexuales ni esas películas que se monta en la cabeza sirven para aplacar la soledad y ese runrún interior que le recuerda que esta no es la vida que quería para sí.

Sin embargo, Amanda no sabe que algo está a punto de cambiar. El día que encuentra una cartera en el metro con el NIE de un italiano llamado Sandro, decide presentarse en casa de este para devolvérsela. Hay algo en sus ojos que la atraen. ¿Y si…?

Desde que Amanda se presenta en casa de Sandro, y tras una primera impresión nefasta, sus vidas, tanto la de ella como la de él, comienzan a tomar otro rumbo. Y es que en esta historia hay tantos secretos que no sabría por dónde empezar a contaros. Quizás Sandro no es quien es, quizás Amanda no es quien ella pensaba que era.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Más cerca de lo que parece nos regala una historia de crecimiento y de empoderamiento femenino narrada desde un punto de vista muy real y muy bien trabajado. Nada que ver con esa Bridget Jones tan poco empática. Amanda podría ser yo, podrías ser tú, lectora. No hay nada mejor que un personaje con el que sentirse identificada para entrar de lleno en la historia. Es muy fácil dejarse llevar por las hábiles manos de Rosa Chenovart a través de esta historia tan femenina y feminista a la que no le falta de nada: amor, secretos, gatos, arte, traición, amistad y muchas dosis de humor y realidad. Me parece que el personaje de Amanda es brillante y que es muy fácil sentir con ella esa conexión íntima que requiere un personaje de este calado.

Más cerca de lo que parece es una novela fresca, divertida y muy entretenida que te hará reflexionar y reírte a partes iguales y que te mostrará que, muchas veces, aquello que tanto buscamos está más cerca de lo que creemos.

Deja un comentario