La nariz

La nariz, de Nikolái Gógol

 

GOGOL-LA NARIZ

Un relato fantástico y divertido, en un formato para disfrutarlo a cualquier edad.

El placer de la lectura comienza por el propio libro.  Por su aspecto, su tacto o su olor algunos libros te conquistan mucho antes de haber leído la primero línea.  Algo así sucede con los que tengo ahora delante, pertenecientes a la colección “Bosque viejo”, con la que la editorial Gadir nos propone recuperar títulos clásicos (y no tan clásicos) en un formato que gustará tanto a los lectores más jóvenes como a los más experimentados.  Gadir ha seleccionado algunos textos breves de grandes autores como Emile Zola, Marguerite Yourcenar, Luigi Pirandello, Oscar Wilde o Anton Chejov para presentarlos en una edición ilustrada muy cuidada y atractiva.Leer la reseña completa del libro "La nariz" “La nariz”

Discurso del oso

Discurso del oso, de Julio Cortázar

Julio Cortazar - Discurso del oso

¿Cortázar para niños?  Por qué no.

“Desde muy pequeño, hay ese sentimiento de que la realidad para mí era no solamente lo que me enseñaban la maestra y mi madre y lo que yo podía verificar tocando, oliendo, sino además continuas interferencias de elementos que no correspondían, en mi sentimiento, a ese tipo de cosas. Esa ha sido la iniciación de mi sentimiento de lo fantástico…”

(La fascinación de las palabras, Julio Cortázar)

Cortazar-Oso_1¿Un Cortázar para niños?  Seguro que les sorprende tanto como a mí, aunque si se piensa con detenimiento, la percepción fantástica y misteriosa que el argentino tenía de la realidad debe ser muy próxima a la de los niños. Leer la reseña completa del libro "Discurso del oso" “Discurso del oso”

Si yo fuera un hombre

Si yo fuera un hombre, de Charlotte Perkins Gilman

 

si yo fuera un hombre

He de reconocer que el relato que sirve de arranque y da título al conjunto me pareció algo flojo. Nada más empezar a leerlo me pareció uno de esos típicos relatos ñoños de mujercitas feministas que vivió en su época a la sombra tanto de sus maridos como de la fuerza incalculable de Virginia Woolf, a la que nunca podrían igualar en calidad literaria. Tentado estuve de abandonar el resto, pero como me pareció que se podía leer de una sentada, decidí continuar. A ver hacia dónde me lleva la señorita Perkins, me dije.Leer la reseña completa del libro "Si yo fuera un hombre" “Si yo fuera un hombre”

Diez cuentos mal contados

Diez cuentos mal contados, Miguel Baquero

diez-cuentos-mal-contados

Hace pocos días, tanto mi compañera Susana como servidor, les contábamos nuestras buenas experiencias tras la lectura de “Vida de Martín Pijo”, de Miguel Baquero. Un autor poco conocido, con una editorial pequeña, conseguía sorprendernos con una prosa ágil y un humor desenfadado y alegre.

A finales de 2009, llega a mis manos el otro libro que Miguel Baquero tiene con la editorial ACVF. En este volumen nos encontramos con nueve cuentos (o cronoficciones, bautizadas por el propio autor) de un mundo a veces futuro, a veces pasado, a veces alternativo, pero siempre caótico y esperpéntico.Leer la reseña completa del libro "Diez cuentos mal contados" “Diez cuentos mal contados”

Piedad

Piedad, de Miguel Mena

piedad

 

Si entendemos PIEDAD como el afecto hacia una persona desgraciada o que padece, creo que el autor hace en este libro un gran ejercicio de piedad; ha sabido ponerse en el lugar del que sufre, y me da la sensación de que es capaz de sufrir con él; pero como aquí hablamos de literatura, lo que más me ha llamado la atención es la forma en que transmite esa sensación de PIEDAD en todos sus relatos o cuentos a través del dolor y el sufrimiento propio y ajeno.


He conocido al Miguel Mena escritor a través de sus libros, al periodista por sus trabajos en prensa, y al comunicador por tantas horas de compañía a través de esa magia que transmite en la radio.
Leer la reseña completa del libro "Piedad" “Piedad”

Los girasoles ciegos

Los girasoles ciegos, de Alberto Méndez

los-girasoles-ciegos

Hay libros que me instruyen, otros me llevan a lugares o me mueven por la historia, pero cuando una lectura plantea nuevos interrogantes en mi vida o potencia los muchos que ya tengo, cuando es capaz de conmoverme como lo ha hecho Alberto Méndez con “Los girasoles ciegos”, suelo recordar el porqué de mi compromiso personal con la animación a la lectura.

Hablar de la Guerra Civil Española, con el dolor del perdedor pero sin herir sensibilidades, no es tarea fácil, y sólo es posible lograrlo cuando se mira al pasado sin rencor, con el objetivo de entender el presente y poder, finalmente, construir un futuro para todos.
Leer la reseña completa del libro "Los girasoles ciegos" “Los girasoles ciegos”

De Mecánica y Alquimia

De Mecánica y Alquimia, de Juan Jacinto Muñoz Rengel

DeMecanicaYAlquimia
Desde que cayó en mis manos me sentí cómodo entre su encuadernación, su formato y su portada. Y cual no fue mi sorpresa cuando al ir a la contraportada para indagar al respecto, resultó que la imagen que adorna la portada es de una fotografía tomada por el propio autor. Se trata de un detalle del famoso reloj de Praga que, a la postre, sirve como tema central para uno de los relatos que adornan este libro.
Y es que De Mecánica y Alquimia es un libro de relatos. De once para ser exactos.
Leer la reseña completa del libro "De Mecánica y Alquimia" “De Mecánica y Alquimia”

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, de Anna Gavalda

quisiera-que-alguien-me-esperara-en-algun-lugar

Ya antes de leerlo vaticiné que este compendio de relatos me iba a gustar. Conocía a Anna Gavalda porque en su día devoré Juntos, nada más y El consuelo, novelas que recuerdo con una gran sonrisa, sobre todo la primera, que se encuentra entre mis obras preferidas. Por eso, cuando cogí Quisiera que alguien me esperara en algún lugar lo hice con mucho interés. Sospechaba que no me iba a defraudar y, en efecto, así ha sido.

Anna Gavalda tiene una escritura fresca, ágil. Sus frases (¡ah, sus frases!)… Leer la reseña completa del libro "Quisiera que alguien me esperara en algún lugar" “Quisiera que alguien me esperara en algún lugar”

Bartleby, el escribiente

Bartleby, el escribiente, de Herman Melville

Herman Melville - Bartleby

Un clásico intemporal; fascinante y conmovedor

Si preguntan por ahí, les dirán que “Bartleby, el escribiente” es un hito de la literatura, que anticipa a Kafka, que Borges lo consideraba piedra angular de la narrativa contemporánea, que Camus lo cita entre sus principales influencias.  Bien, anotaré esos datos por si algún día llego a ser catedrático de literatura comparada, pero no me hacen falta para afirmar que “Bartleby” es un cuento excepcional, casi perfecto.  Por su estructura, por su oralidad, por sus personajes se diría que es un cuento canónico y, sin embargo, es rematadamente original.Leer la reseña completa del libro "Bartleby, el escribiente" “Bartleby, el escribiente”

Ropa tendida

Ropa tendida, de Eva Puyó

 

ropa-tendida

Lo primero que me llamó la atención de este libro al tenerlo entre mis manos, fue su estupenda portada, ese patio interior en el que todos intentamos ocultar de las miradas ajenas nuestras miserias.

Un libro sencillo, que nos cuenta historias que giran en torno a las relaciones familiares, a sus  rarezas, con un lenguaje propio que sólo se da entre sus miembros. Me ha transportado a un tiempo pasado, ese que todos tenemos archivado en nuestro cerebro. Habla de esas cosas que nunca contamos porque pertenecen al ámbito más íntimo de la convivencia familiar, lo que sólo existe de puertas para dentro.… Leer la reseña completa del libro "Ropa tendida" “Ropa tendida”

Trece tristes trances

Trece tristes trances de Albert Sánchez Piñol

En primer lugar, debo decir que soy lector incondicional de Albert Sánchez Piñol. Las dos novelas que tiene publicadas, “La piel fría” y “Pandora en el Congo” son dos libros que en mi humilde opinión, todo el mundo debería leer. De hecho, inicié este blog con “La piel fría”, y dentro de poco aparecerá mi primera reseña en el blog “El lector sin prisas” sobre Pandora en el Congo.

trece tristes trances

Cada uno de los relatos que aparecen en “Trece tristes trances” es como una onza de chocolate puro: Una vez en la boca, desprende un sabor intenso, muy aromático aunque con un regusto amargo.Leer la reseña completa del libro "Trece tristes trances" “Trece tristes trances”

Nadie es más de aquí que tú

Nadie es más de aquí que tú, de Miranda July

Nadie es más de aquí que tú, de Miranda July

 

No suelo leer la prensa impresa. Pero ese fin de semana me encontraba en un apartamento en la playa. Ese apartamento tenía una terraza, y en la terraza había una silla metálica de tijera, como las que la gente usa cuando lee en la orilla. La abrí y me senté. El sol incidía sobre mi figura sentada de tal modo, que me entraron ganas de comprar el periódico, sólo para hojear el suplemento literario.

Fui al centro comercial y me dijeron, “lo siento, hoy no tengo prensa. Esta es de ayer”.Leer la reseña completa del libro "Nadie es más de aquí que tú" “Nadie es más de aquí que tú”