Publicado el

Miau, miau, miau. Los gatos en el cine, de Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona

Miau, Miau, Miau. Los gatos en el cine

Miau, Miau, Miau. Los gatos en el cineSí, soy yo. ¿Quién si no iba a traeros esta reseña sobre gatos en el cine? Si el tiempo que paso hablando sobre gatos, leyendo sobre gatos y escribiendo sobre gatos lo hubiese empleado en sacarme una oposición mi madre estaría mucho más contenta con su hija la loca de los gatos. Pero qué  le vamos a hacer, a cada uno le da por lo que le da y a mí me ha tocado esta tara felina. O este don, porque ya puestos, vamos a hacer que suene bonito.

Es indudable que el animal rey de las pantallas de cine es el perro. Sus apariciones en películas, series y demás son muy numerosas, pero claro, eso es irse a lo fácil. Porque los perretes son muy nobles, pero también mucho más facilones en el trato. Contar con gatos en el cine sí que es todo un reto. A veces casi lo es enfrentarse a ellos en el día a día de un piso de 90 metros cuadrados… imaginad lo que debe ser un gato en un estudio de cine. Aun así, estoy segura de que se os vienen un montón de escenas de cine a la cabeza en la que aparecen gatos. Venga, si estoy fuera el Un, dos, tres, ¿cuántas películas que incluyan gatos en sus escenas podríais nombrar? Tic, tac, tic, tac.

Seguro que todos habéis visto Desayuno con diamantes y aquella escena final en la que Audrey Hepburn llora desconsolada con su gato bajo la lluvia. Hay un truco: durante el rodaje de la película usaron once gatos distintos para interpretar a Gato. Seguro que recordáis a la teniente Ripley y su gato naranja. También hay gatos en el lado oscuro (cómo no), gatos igual de malvados que sus dueños como el felino de raza egipcia (esos gatos que no tienen pelo) que sostenía el doctor Maligno en Austin Powers o aquel que Marlon Brando acariciaba en su regazo en El padrino. Además de aprender sobre gatetes, (¿sabíais que hay entrenadores de gatos?), Miau, miau, miau. Los gatos en el cine es una maravilla para los amantes del cine. He hecho una lista con todas las pelis que aparecen en él y que no he visto. Ya tengo cine pendiente para una larga temporada.

No todo es cine en este libro. También aparecen gatos televisivos tan míticos como el gato de la siempre genial serie Alf, el sarcástico gato negro de la bruja Sabrina, Spot, que aparece en Star Trek o el maravilloso Garfield.

Pero eso no es todo. También hay historias de artistas de todo tipo y sus felinas mascotas. Kurt Cobain, Miachel Jackson, Jane Fonda, Truman Capote, Hemingway, Freddie Mercury, David Bowie, Picasso, Dalí o Henri Matisse pueden presumir de ser auténticos admiradores de estos peludos.

Miau, miau, miau. Los gatos en el cine es un libro esencial para los gatófilos y cinéfilos. Además, el tono humorístico y al mismo tiempo riguroso con el que sus autores han enfocado el libro me parece una maravilla. No solo entretiene, sino que se aprende y se disfruta. La cantidad y calidad de las fotografías e imágenes que aparecen en él es otro punto a favor. No le puedo pedir más a un libro sobre gatos, la verdad.

 

Otros libros recomendados

2 comentarios en “Miau, miau, miau. Los gatos en el cine, de Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona

  1. Me encanta, tomo nota

    1. La verdad es que merece mucho la pena 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *