Publicado el

Nox Erat, de Adriana Schlittler Kausch

Nox Erat

Nox EratAdriana Schlittler es una de esas poetas que conozco gracias a Instagram. Eso de que las redes sociales no sirven para mucho más que perder el tiempo en ellas tiene su puntito de verdad. Pero, también es cierto que, sabiéndolas usar bien puedes encontrar a personas maravillosas a las que, de otro modo, sería mucho más difícil conocer. Es una idea que creo que ya he compartido alguna vez por aquí, pero creo que no está de más recordar. No demonicemos tanto a las redes sociales y aprendamos a usarlas bien.

De Adriana siempre me han gustado sus fotografías. Son tan oníricas, delicadas y perfectas que me cuesta no perderme en su galería. Además, los textos, directos y geniales, que Adriana añade a las fotografías son pura poesía visual. En serio, os recomiendo mucho que le echéis un vistazo: @adriana_schlittler

Por todo esto, cuando me enteré de que Maclein y Parker, una editorial que me gusta bastante, publicaba Nox Erat, el más reciente poemario de Adriana, me hizo mucha ilusión. Pero dejadme, primero, que os hable de ella. Adriana Schlittler Kausch nació en Porto Alegre en 1982 y actualmente reside en Sevilla, donde es profesora de Latín y Griego en un instituto. Este es su quinto libro de poemas, pero además, ha aparecido en varias antologías y compagina su labor poética con exposiciones en distintas salas de arte. Adriana Schlittler es una mujer todoterreno, que pisa con fuerza y sabe bien lo que quiere.

Como os decía, Nox Erat es su último poemario, pero es bastante más que un simple poemario. Este librito es una auténtica delicia: una especie de obra de arte que recoge no sólo los intensos y delicados poemas de Adriana, sino también fotografías, dibujos y alguna que otra sorpresa más. Es pura poesía visual adentrarse en las páginas de este libro, una maravilla para los sentidos y el alma. Si antes os comentaba que visitar la cuenta de Instagram de Adriana era una delicia, tener este libro y recorrerlo con nuestros ojos y nuestras manos es toda una experiencia.

“Y quedó la evidencia

Yo intentando construir

un puente que caía

al otro lado”

No sé si la poesía de Adriana Schlittler es apta para todos los públicos, pero no es nada malo. Quiero decir, leer a Adriana requiere un ejercicio de empatía y conexión, de saberse no solo lector de sus versos, sino portador de sus sentimientos. Es una maravilla dejarse llevar de la mano de esta poeta a su particular mundo de Nox Erat. Yo prometo que merece la pena.

“Nadie sabe del océano

pero es matemática recordar

que nos hundimos”

Un comentario en “Nox Erat, de Adriana Schlittler Kausch

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *