Publicado el

¿Qué me cuentas, Caperucita?, de José Carlos Andrés y Éric Puybaret

¿Qué me cuentas, Caperucita?,

¿Qué me cuentas, Caperucita?, ¿Os imagináis que de repente los míticos personajes de los cuentos se rebelan? Sería un caos, la verdad. Pero creo que también sería infinitamente más divertido. Imaginad que el patito feo no duda ni un momento de lo guapo que es y que eso de convertirse en cisne se la trae al pario, porque, como os decía, él ya se siente genial así. O imaginaros que los tres cerditos se hacen tan amigos del lobo que acaban por alquilarle una habitación en una de sus casitas (preferiblemente la de ladrillo). ¿Y si a Pinocho le creciera la nariz cada vez que dijese una verdad en vez de mentiras? Quizás ya estaría en el libro Guinness de los récords.

Pues algo así es lo que ocurre en este original cuento. En ¿Qué me cuentas, Caperucita?, la dulce Cape se rebela. Pero vamos a ver, ¿por qué va a tener que hacer ella lo de siempre? Menudo aburrimiento. Así que Caperucita decide que no, que ella quiere ser igual pero diferente. O diferente pero igual, no lo tiene todavía muy claro. Y en vez de ponerse la mítica capa roja para atravesar el bosque y llevar dulces a su tierna abuelita, Cape decide probar a ponerse una capa multicolor que es, sin duda, mucho más divertida.

Claro, esto descoloca al lobo. ¿Quién es esa niña con esa capa de colores? Así no hay manera de acertar. ¿Dónde está Caperucita? Lo cierto es que el lobo, sí el lobo, empieza a tener miedo. Este cuento ya no es como era. El caso es que la niña está igual, pero diferente. O diferente pero igual.

¿Y si en vez de tomar el mismo camino para ver a la abuela Cape decide tomar otro? A lo mejor este es mucho más divertido y suceden cosas más interesantes. De hecho, si toma el otro camino ya sabe qué es lo que ocurrirá.

¿Y la abuela?, ¿seguirá siendo la misma?, ¿le dirá aquello de qué ojos más grandes tienes? Todo puede ocurrir en este cuento porque, como es decía, esta historia es igual pero diferente. O, ya sabéis, diferente pero igual.

Una historia divertida y con un mensaje muy positivo para los más pequeños. ¿Qué me cuentas, Caperucita? nos habla de aceptarnos tal y como somos y de ser nosotros mismos. Aunque eso, a veces, implique cambiar el cuento.

Un comentario en “¿Qué me cuentas, Caperucita?, de José Carlos Andrés y Éric Puybaret

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *