Yo, Tituba, la bruja negra de Salem

Reseña del libro “Yo, Tituba, la bruja negra de Salem”, de Maryse Condé

Cuanto más leo a esta mujer, más me gusta leerla. Maryse Condé, escritora Antillana, más concretamente Guadalupeña, y nacida en 1937, me tiene ganada como lectora. Porque no es solo lo que cuenta, es, sobre todo, la forma que tiene de contarlo.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Saber, como en este caso, en Yo, Tituba, la bruja negra de Salem, que en unas trescientas páginas nos va a tener en plena disposición de escuchar, porque así somos de afortunados quienes la leemos. La leemos y al mismo tiempo escuchamos una historia contada como se deben contar, con esas partes directas y esas otras alargadas para nuestra recreación para que conozcamos lo que importa no solo en la literatura, también en la vida.

Empecé a leer a esta autora con Corazón que ríe, corazón que llora, una novela en la que nos relata su infancia, y ya nunca he dejado de leer lo que Impedimenta ha ido publicando.

Además la llevé con esa primera obra a nuestro Club de lectura, la novela, claro, ¡qué ya querría yo haberla podido llevar a ella! Y fue todo un éxito. Todo el mundo disfrutó tanto de su lectura que muchos decidieron leer La vida sin maquillaje para completar su biografía.

Condé, nos acerca en esta ocasión a los famosos juicios de Salem de la mano de una esclava negra llamada Tituba. Pero está claro que ni Tituba es una esclava normal, ni la novela es solo una historia de brujas y esclavos.

La autora habla en primera persona para contarnos esta historia a la que podemos ponerle todos los adjetivos que ustedes quieran, y todos serán acertados.

Ahora que está tan de moda que los autores nos cuenten su vida, ella mismo lo hizo en libros anteriores, reaparece Condé para hablarnos en primera persona y desde el Siglo XVII de todo lo que nos puede desgarrar como humanos, como mujeres…

Saber ponerse en el lugar de otro, ser empático, pero eso no es suficiente para que esa escritura en primera persona cale en el lector, hace falta maestría con la pluma, dominio del idioma, en este caso ayudada por una estupenda traducción del francés de Martha Asunción Alonso, que consigue que persista la belleza y la dureza a partes iguales en las palabras elegidas en su traducción.

Lean la vida de Tituba, lean Yo, Tituba, la bruja negra de Salem, de verdad que les merecerá la pena adentrarse en su historia y en la de todos aquellos que la rodean. Siglo XVII pero haciendo que nos sintamos en pleno Siglo XXI ¿Cuánto ha avanzado la humanidad en lo humano y lo divino? Es cierto que mucho, pero no se detengan en la generalidad de la esclavitud de los negros, miren los detalles, miren lo que ella nos cuenta sobre el trato a los indios, a las mujeres, sean del color que sean. La importancia de la religión. El poder de los hombres en esas religiones, en cualquiera de ellas…

¿Cuánto ha avanzado la humanidad?

Qué importante está siendo que voces como la de Condé estén quedando para la historia, su historia, sus historias, y su mirada a esa historia que pocas veces habíamos leído desde esta perspectiva….

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Y calidad.

Y literatura.

Deja un comentario