Publicado el

You, de Caroline Kepnes

you

youTengo una regla muy básica en mi vida: no ver películas o series que se basen en un libro sin haberlo leído antes. No siempre la cumplo, eso es verdad, pero intento seguirla lo máximo posible para que no me pasen cosas como las que os voy a contar a continuación. 

Hace más o menos un año, una tarde en la que no tenía nada que hacer, descubrí una serie de Netflix que hizo que no me pudiera despegar del sofá en un fin de semana. Esa serie me atrapó desde el primer instante y ni siquiera pensé que podría estar basada en un libro. Me daba igual mi propia norma, quería seguir viéndola y nada me lo iba a impedir. 

Así que no pude hacer otra cosa que llevarme las manos a la cabeza cuando vi que Nocturna iba a editar un libro llamado You. «Mierda, mierda, mierda», fue lo único que pude pensar. Había visto esa serie, la había engullido, sin darme cuenta de que probablemente estuviera basada en un libro. Libro que querría leer, está claro. En ese momento lo pedí sin parar de darme cabezazos contra la pared, porque si tengo esa norma es por algo. 

Y ese algo es que rara vez las adaptaciones hacen justicia a los libros. Y rara vez se disfruta de un libro si ya se sabe lo que va a ocurrir. Y eso es lo que me ha pasado con esta novela de Caroline Kepnes. Ya sabía lo que iba a pasar y eso es lo peor que puede ocurrir cuando lees una trama de misterio y suspense. Pero bueno, vamos a imaginar que tú, lector, no has visto la serie, no sabes de qué va esto o, a pesar de saberlo, quieres adentrarte en la mente de esta escritora. ¡Yo te doy la bienvenida y te cuento qué es lo que vas a encontrar!

Para empezar, vas a conocer a Joe, un tipo guapo, listo, que trabaja en una librería y que adora los libros. Qué bien, ¿no? No te parecerá tan bien cuando descubras que está loco; pero loco de verdad. En el momento que Beck entra por la puerta de la tienda, él se obsesiona con ella. Tiene que ser suya, así que activa el modo «acosador» y se pone a investigar. Tan solo tiene los datos que ha visto en su tarjeta de crédito al ir a pagar —está seguro de que ella ha pagado de ese modo para que él pueda leer su nombre completo—, sin embargo, eso es suficiente para encontrarla en el mar de información que es internet. Pronto descubre dónde vive, quiénes son sus amigas, cómo es su vida. Si hasta la puede observar a través de los cristales mientras hace yoga… Ay, Beck, qué descuidada eres. 

Empieza así una historia de amor —sí, sí, de amor—, porque Joe, aparte de ser un psicópata, es muy listo, así que consigue hacer que Beck se enamore de él. Pero no hay que pensar que la autora romantiza esta relación, si es que esta palabra existe, porque Beck sabe que algo raro pasa, al igual que el lector, que no se olvida en ningún momento de que todo lo que está haciendo Joe es una locura. 

Una de las cosas que más me ha gustado de You es que la protagonista no es perfecta. Cuando nos dan a una víctima siempre la encontramos débil, incluso aniñada. Pero Beck no es nada de eso: tiene muchos defectos y puede incluso llegar a caer mal al lector. En cambio, Joe se preocupa tanto por ella… Si no estuviera tan loco, podría ser un novio ideal, ¿no? En esa tesitura se encuentra el lector cuando se adentra en esta historia, y lo hace de un modo muy extremo por el estilo narrativo utilizado por Caroline Kepnes. Y es que este libro está narrado en segunda persona, algo muy difícil de encontrar. El que narra es Joe y está hablando directamente con Beck, como si él mismo estuviera escribiendo un relato dirigido a ella. Ese estilo narrativo hace que el lector se meta de lleno en la historia y, sobre todo, en la mente de Joe. Y aquí hay que enaltecer el trabajo que ha hecho Marta Figueroa, que ha conseguido una traducción excelente. 

Ahora entendéis por qué me da rabia haber visto la serie antes de leer el libro, ¿verdad? Estoy segura de que si me hubiera adentrado en esta historia sin tener la mínima idea de lo que iba a ocurrir, la habría disfrutado todavía más. Así que, si no habéis visto la serie, ¡corred, insensatos, a leer esta maravilla! Y si la habéis visto, no dudéis en hacer como yo para así conseguir revivir todo aquello que viviste mientras conocías por primera vez a Joe Goldberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *