Publicado el

Leonor de Habsburgo

Leonor-de-Habsburgo

Leonor de Habsburgo, Yolanda Scheuber


Leonor-de-Habsburgo
Siempre me ha atraído la Historia en general y dentro de ésta la de los monarcas en particular. Probablemente haya heredado el gusto por ella de mi madre, ávida lectora de novelas “reales”.  Yolanda Scheuber me ha acercado en esta ocasión a la vida de Leonor de Habsburgo la hija mayor de Juana I de Castilla, conocida tristemente como Juana la Loca, y de Felipe I de Habsburgo, apodado el Hermoso.

La protagonista agoniza en Talavera de la Reina. En su lecho de muerte viaja atrás en el tiempo para revivir por última vez aquellos acontecimientos que encaminaron sus pasos.

Creció marcada por el abandono obligado, en cierto modo, de sus padres que tuvieron que partir hacia la Península Ibérica para hacerse cargo de la corona, dejándola a ella y a sus hermanos en Flandes al cuidado de su tía paterna quien los trató como a sus propios hijos. Desde la distancia sufrió en silencio el fallecimiento repentino de su padre y el encierro en Tordesillas de su madre por orden de Fernando el Católico, su abuelo.Enamorada de Federico de Baviera, no se casó con él pues nunca interesó al poder que se unieran en matrimonio. Así, se desposó en dos ocasiones. Manuel I de Portugal, su tío político, fue su primer esposo y padre de sus dos hijos Carlos y María. El primero de ellos falleció con muy pocos meses de vida mientras que a la segunda, al quedar viuda y volver a España por orden de su hermano ya Rey, Carlos I, dejó en Portugal forzosamente. En apenas un año había perdido a un hijo, dejado atrás a otra y quedado viuda.

Nunca se recuperaría de la muerte de su primogénito y siempre se sentiría culpable de no haber criado a su pequeña. Sus últimas nupcias fueron con Francisco I, Rey de Francia, un hombre mujeriego que tenía una amante en cada puerto. Ella llevaba la corona pero una de sus queridas mandaba en palacio.

Su vida, en síntesis, vino a ser como un gran tablón de ajedrez en el que no era más que un peón al que daba igual perder.

La escritora argentina ha sabido reconstruir de un modo limpio la vida de Leonor de Habsburgo y no solo eso, narrada en primera persona hace que aquel que lea las páginas comprenda a la protagonista pues se centra más que en los hechos que la rodean en los sentimientos que éstos despiertan en ella. Contiene pocos diálogos pero esto no la “convierte” en una novela histórica tediosa.

Por otra parte, me ha llamado la atención el número tan elevado de “puntos suspensivos” repartidos por las páginas del libro pero no piense que la escritora acude a este signo de puntuación tan a menudo porque no sepa cómo explicar algo o qué decir sino más bien, cada uno de ellos viene a ser, bajo mi parecer, como un “suspiro” de Leonor de Habsburgo cuya vida estuvo llena de tristezas y pocas alegrías y es que lector, ser Reina tenía sus ventajas pero… ¿a qué precio?.

¿Lo mejor?: Una novela muy bien documentada. La escritora consigue que el lector se sumerja en la vida de la protagonista a través de sencillas explicaciones de los complejos acontecimientos que marcaron su vida.

¿Lo peor?: Un número muy alto de nombres y hechos que hacen que el lector pueda perderse en la novela aunque la cronología, los árboles genealógicos y la relación de personajes que se incluyen en la obra ayudan, hay que reconocer, a no perder el norte letrero.

Marina García

10 comentarios en “Leonor de Habsburgo

  1. No soy aficionado a la novela histórica, aunque sí he dedicado mucho tiempo a los libros de historia, especialmente de Historia de España y de Europa, y este es uno de los períodos más apasionantes de ambas. Gracias por tu reseña y bienvenida, Marina.

  2. ¡Hola Javier! Muchas gracias por la bienvenida. A mí sí me gustan, como has podido comprobar, la narrativa histórica. Lo cierto es que fue un periodo lleno de intrigas, traiciones e incertidumbre. Como tú bien has dicho, un tiempo “apasionante”. ¡Saludos y gracias! 😀

  3. Bienvenida Marina!

    Me gusta mucho la historia pero confieso que no soy muy amiga de las biografías de reinas. Sin embargo, debo decir que este personaje desconocido para mí resulta atractivo.
    Será cuestión de probarlo y quizás me embarque en las biografías de otras reinas europeas.

  4. Interesante y triste la vida de Leonor de Habsburgo… pobre mujer.

    Bienvenida al blog, Marina.

  5. Francamente me encantan estas novelas históricas. Esta reseña me ha hecho que me parezca interesante de leer.

  6. ¡Hola!
    Rosario: Si te animas ya me cuentas. La verdad es que es un personaje desconocido aunque importante.

    Judit: Sobre todo triste. Ser Reina tenía más desventajas que ventajas pues se debía a los demás. No tenía decisión, lo demás elegían por ella.

    Pilar: Me alegra saber que te ha gustado la reseña 😉

    ¡Saludos!

  7. Hola Marina!
    Tampoco este es mi género favorito, pero tu reseña desde luego anima a leerla. Ya tengo en mente a alguien a quien pienso le gustaría mucho. Tomo nota para un posible regalo.
    Un besote

  8. ¡Hola Bookworm!

    Ya me contarás si gusta el regalito 😛 A mí me conquistó la historia de Leonor, una gran desconocida. ¡Saludos!

  9. Yo no conocía este libro y desde que me comentaste que lo leías me llamó la atención, pues me disfruto mucho de este género. ¡Que vidas tan tristes, esas que estaban tan apegadas al poder! ¡pobres mujeres! sólo eran peones en un tablero, como bien lo dices.
    Tomo nota de él y entra en mi plan infinito. ¡Gracias Marina!
    Un beso,
    Ale.

  10. ¡Hola Ale!

    Ya ves… solo eran piezas. Ser mujer y nacer en la corte no era nada fácil. Me alegro que te haya gustado 😉 Si te decides por él ya me cuentas. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *