Publicado el

Ficciones, de Jorge Luis Borges

Ficciones

Es normal que pase esto: defiendes el no hacer una cosa y acabas haciéndola. Te pasas todo el tiempo negando que tú puedas llegar a hacerlo, y lo haces. En mi caso ha sido releer un libro. Sí, siempre he negado la necesidad de la relectura, y básicamente ha sido por el pensamiento de que si vas a releer un libro lo más probable es que sea uno que te ha gustado, con lo que corres el riesgo de que te defraude, y de que ya no te guste, y de que cuestiones a tu yo del pasado, y de…

Lee la reseña completa

Publicado el

La juguetería mágica, de Angela Carter

La juguetería mágica

Angela Carter murió hace solo veintisiete años, sin embargo, ya se ha convertido en un clásico, y ese reconocimiento tan inmediato lo consiguen muy pocos escritores. Si la autora británica ha alcanzado el olimpo de los elegidos ha sido gracias a su prosa exquisita, con esa aura gótica que parece de otro tiempo, pero con la que describe personajes femeninos que transgreden los límites que la literatura les ha impuesto a lo largo de siglos y siglos, al igual que la vida ha hecho con las mujeres. Todos esos elementos de tabú y  liberación aparecen en La juguetería mágica, que…

Lee la reseña completa

Publicado el

Fuego en la montaña, de Edward Abbey

Fuego en la montaña

Si tuviese que quedarme con un único lugar en el que pasar el resto de mis días (que, por cierto, espero que sean muchos), sin duda elegiría la pequeña aldea en la que nació mi abuelo. Apenas cuenta con una decena de casas, está metida entre montañas y son varios los kilómetros que la separan de la carretera nacional. Esto, unido a la mala cobertura que sigue habiendo en casi cualquier punto del pueblo, fomenta que los días que uno pasa en él sean de completa desconexión. Allí tenemos una casa modesta pero sumamente acogedora, en la que he pasado…

Lee la reseña completa

Publicado el

Videorreseña: El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger

El guardián entre el centeno

https://www.youtube.com/watch?v=oiRliNv88UA Según a quién preguntes, puedes obtener dos respuestas sobre este libro: es una obra de arte o es una verdadera mierda. Y es que la gente no se anda con medias tintas, y mucho menos con aquellos libros que ya pueden considerarse como clásico. Yo leí El guardián entre el centeno hace algunos años, cuando tenía quince. Y me fascinó. Por primera vez me topaba con un personaje irreverente, diferente a todo lo que había leído hasta entonces. Me enamoré de la narración de Salinger, de su ironía, de su pasarse por el forro todas las opiniones, me conquistó.…

Lee la reseña completa

Publicado el

Seis personajes en busca de autor. Cada cual a su manera. Esta noche se improvisa, de Luigi Pirandello

Seis personajes en busca de autor

Una de mis profesoras me dijo una vez en clase que la literatura es la fantasía al poder, pero el teatro, oh queridos míos, el teatro es la realización de esa fantasía. Y hete aquí que, con estas obras que traigo de Pirandello, no solo se cumple esta bella cita, sino que se eleva mucho más allá de la magia teatral. No hay límites para la imaginación; el plano ficcional se mezcla con el real y a su vez se crean otros planos nuevos; la genialidad pasa del proscenio al patio de butacas. Todo en una obra del escritor italiano…

Lee la reseña completa

Publicado el

El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

El guardián entre el centeno

«Si realmente les interesa lo que voy a contarles, probablemente lo primero que querrán saber es dónde nací, y lo asquerosa que fue mi infancia, y qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y todas esas gilipolleces estilo David Copperfield, pero si quieren saber la verdad no tengo ganas de hablar de eso.» Sí, yo, el azote de los clásicos, el firme defensor de la idea de que estos son aquellos libros de los que todos hablan pero que nadie en realidad ha leído, voy a hablaros de un clásico. ¿Acabaré leyendo la Odisea? ¿Me veréis en verano tirado…

Lee la reseña completa

Publicado el

Una habitación propia, de Virginia Woolf

Una habitación propia

Ella entra. Sobre fondo negro, un foco ilumina un piano situado a la derecha; en el lado opuesto, un robusto escritorio de madera, y sobre él, una lámpara de estudio con su bombilla encendida, varias hojas llenas de anotaciones y algunos viejos libros con la encuadernación desgastada. Ella, apoyada en la silla junto al escritorio, mira al público. Lleva un vestido verde y camisa blanca y sostiene un bolso de piel en su mano derecha. Habla: «Cuando me pedisteis que hablara de las mujeres y la novela me puse a pensar qué significarían esas palabras. […] quizá significaba las mujeres…

Lee la reseña completa

Publicado el

Frankenstein, de Mary Shelley

Frankenstein

Tengo dos problemas con los clásicos, que además va de la mano uno con otro: el primero es que no los he leído y el segundo, que me da miedo leerlos por si al hacerlo se me caen del altar. Pero esta vez me he atrevido con uno, será que me hago mayor, y he decidido leer Frankenstein en la edición que Ariel ha publicado en conmemoración con el bicentenario acompañada, además, de notas y ensayos los cuales van destinados a satisfacer las ansias de conocimiento de «científicos, creadores y curiosos en general». Pero vayamos primero a lo importante: el…

Lee la reseña completa

Publicado el

Las cenizas de Ángela, de Frank McCourt

las cenizas de angela

¿Quién le iba a decir a Frank McCourt, un profesor jubilado, que su primer libro ganaría el premio Pulitzer, el premio de la Crítica y el de Los Angeles Times? Él solo había relatado su infancia, cumpliendo así con el anhelo de escribir que había postergado toda una vida. ¿Cómo se iba a imaginar que vendería diecisiete millones de libros y que se convertiría en millonario, cuando en sus sueños de niñez solo aspiraba a tener una casa con retrete propio? Pero es que, al escribir sus memorias, también había plasmado las de tantos otros, haciendo de su libro, Las…

Lee la reseña completa

Publicado el

Pálido fuego, de Vladimir Nabokov

Pálido fuego

No sé si a ti te pasa pero creo que a más gente le pasa lo que a mí. Leo, creo que leo bastante a lo largo del año, pero me noto raro por no sentirme cómodo al leer esos libros que todo “buen lector” debería haber leído. Yo no los he leído. Por eso, a veces, cuando veo que se reeditan clásicos siento una extraña fuerza gravitatoria dentro de mí que me mueve a leerlos, para ver si es verdad lo que dicen de ellos, para no sentir más esa incomodidad, para borrar el miedo a lo canonizado. Y…

Lee la reseña completa

Publicado el

El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

El corazón de las tinieblas

Voy a contar algo: empecé a tener vértigo cuando fui por primera vez a Nueva York. Fue mirar hacia arriba paseando por sus calles y sentirlo. Me sentí muy pequeño. Desde ese día no he podido superar el vértigo. Lo extraño es que en realidad sí lo había sentido alguna otra vez antes, pero nunca paseando y muchos menos mirando hacia arriba. Lo había sentido, como lo he sentido estos días, con libros firmados por figuras que me hacen sentir pequeño. Joseph Conrad es una de ellas. Y yo pienso: ¿quién soy yo para hablar de esto? Hoy toca El…

Lee la reseña completa

Publicado el

La señora Dalloway, de Virginia Woolf

La señora Dalloway

Hay veces que pienso que la vida se compone de retos. A veces me imagino la vida como una especie de escalera en la que cada peldaño es un nuevo desafío. Más difícil y más duro que el anterior. Me imagino subiendo un peldaño, exhausta, sin aliento, mirando hacia atrás y viendo el largo recorrido que llevo. Y después miro hacia delante y veo otro escalón más. Muy alto, con espinas por todos los lados y cocodrilos mirándome amenazantes. Sufro por un momento, sopeso los pros y los contras y… empiezo a avanzar. Siempre es así, en todas las facetas…

Lee la reseña completa