Publicado el

Cinta negra, de Eduardo Rabasa

Cinta negra

Redactar un currículum es, ahora, casi tan complicado y creativo como escribir la mejor de las novelas. El actual mercado laboral, basado en una competencia sin igual entre los distintos aspirantes al puesto de trabajo, confirman lo que parece la verdadera finalidad del historial de empleo de un trabajador: convertirse en un superventas. Escribir que tienes conocimientos de informática, dominas la lengua inglesa —nivel alto escrito, leído y oral— y haber trabajado en cuatro empresas de las más potentes del mercado ha quedado ya en los noventa, como las carpetas forradas con fotos de Leonardo Dicaprio y escuchar a Bryan…

Lee la reseña completa

Publicado el

El crimen del conde Neville, de Amélie Nothomb

el crimen del conde Neville

Las expectativas altas son difíciles de cumplir. Eso me ha pasado a mí con Amélie Nothomb. Había oído decir que era una escritora lúcida y mordaz, y esos adjetivos habían bastado para que me entraran unas ganas tremendas de leer algo suyo. Además, me intrigaba que aparezca fotografiada en sus portadas, algo ya de por sí inusual en el mundo literario. ¿Tendrá que ver con que los elementos autobiográficos están muy presentes en sus obras o será una más de sus excentricidades? Ni idea. Cuando la vi asomando con un enorme sombrero y una regadera roja en la mano en la…

Lee la reseña completa

Publicado el

La invasión de las bolas peludas, de Luke Rhinehart

La invasión de las bolas peludas

El pasado 20 de abril, el escritor Eduardo Mendoza recogía en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares su más que merecido Premio Cervantes. En su discurso ponía en valor el humor como género literario, ese humor que ha impregnado toda la obra del barcelonés, legándonos personajes que ya forman parte de nuestra literatura como su marciano Gurb o aquel detective anónimo que tantas novelas ha protagonizado. Y empiezo hablando en esta reseña del maestro Mendoza porque el libro del que hoy vengo a hablaros es una de las novelas más divertidas que se han publicado en los últimos…

Lee la reseña completa

Publicado el

Superlópez: El Supergrupo contra el Papa cósmico, de Jan y Efepé

superlopez el supergrupo contra el papa cosmico

Aún me duele en lo más profundo de mi alma, como unas manos con afiladas garras que desde mi interior intentan abrirse paso a través de mi pecho, cada vez que pienso en lo que pasó en aquella mudanza. Un malentendido hizo que todos mis tebeos de Mortadelo y Filemón, Rompetechos, Zipi y Zape y Superlópez, que había atesorado a lo largo de mi infancia, acabaran en el contenedor de la basura. Todos esos grandes momentos repletos de aventuras, risas y la más pura y sana distracción… todos mis amigos de celulosa y tinta acabaron perdidos; pero no olvidados. De…

Lee la reseña completa

Publicado el

Historias breves de objetos cotidianos, de Andy Warner

historias breves de objetos cotidianos

¿Sabes con qué extraño mejunje se frotaba la gente los dientes antes de que se popularizasen los cepillos? ¿Cómo las chapas de las botellas inspiraron a Gillette para inventar la maquinilla de afeitar? ¿Te imaginas de qué forma se utilizaron las cometas para matar a personas? ¿Por qué los nazis prohibieron los clips? Y la más difícil de todas: ¿cómo se llama ese puñetero muelle de colores que baja las escaleras solo? No sé vosotros, pero a mí una persona me hace cualquiera de esas preguntas y se gana toda mi atención. Tengo fijación por los datos que, aparentemente, no sirve…

Lee la reseña completa

Publicado el

No eres tú, soy yo que me he dado cuenta de que eres lo peor, de Pedrita Parker

No eres tú, soy yo que me he dado cuenta de que eres lo peor

¿Te sientes una mierder?, ¿Pasas las horas balanceándote en una mecedora mientras cantas muy bajito “quién me va  a curar el corazón partío”?, ¿miras cada dos por tres el teléfono en busca de algún indicio de que sigue vivo?, ¿no quieres salir de tu trinchera en el sofá ni dejar de ver Bridget Jones? Entonces lo más probable es que estés  sufriendo mal de amores. Puede que te hayan dejado o puede que hayas decidido poner fin a una relación igualmente mierder en la que llevabas años atrapada. Todos hemos estado alguna vez ahí y sabemos que está muy bien eso…

Lee la reseña completa

Publicado el

Harley Quinn 4: La llamada del deber, de Amanda Conner y Jimmy Palmiotti

la llamada del deber

Ya tenemos de vuelta a la payasa sociópata más sexy del panorama comiquero. Si en el tomo anterior, Entre besos, tiros y puñales, acabábamos con la idea de Harley de formar una banda, aquí ya está montada, con unos cimientos frescos y débiles, dispuestos a combatir el crimen de la ciudad por un módico (o no tan módico) precio y con el visto bueno, previo chantaje (“si es que hay que poner etiquetas a todo”), del alcalde. La banda tendrá que hacer frente a varios sucesos, de los cuales el que más páginas ocupará será el de un marinero convertido…

Lee la reseña completa

Publicado el

Hasta arriba, de W. E. Bowman

Hasta arriba

Yo soy de sonrisa fácil y de risa difícil. Así me describieron una vez, y la frase me pareció tan atinada que aún la recuerdo. Por eso me llaman la atención los libros de humor, porque busco ese que consiga hacerme reír a carcajadas. Y como Hasta arriba, de W. E. Bowman, se anuncia como «un clásico del humor y del alpinismo» y como «El libro más divertido que he leído en mi vida», según Bill Bryson, autor de su prólogo, allá que me lancé a leerlo. El libro comienza hablando del autor, W. E. Bowman, y recoge la breve…

Lee la reseña completa

Publicado el

La noche que no paró de llover, de Laura Castañón

la noche que no paró de llover

Me llaman la atención las novelas en las que un personaje rememora su vida desde la perspectiva que da la vejez. Cuando todo lo que pudo hacer ya está hecho y no queda ningún ser querido vivo con el que saldar cuentas. Cuando echar la vista atrás solo sirve para quedarse en paz con uno mismo… o no. Me atraen los personajes detestables, llenos de malos sentimientos. No es necesario que sean asesinos o psicópatas, me basta con que caigan a menudo en la envidia, la vanidad, el egoísmo… Esos pecados en los que es fácil reconocernos porque todos hemos…

Lee la reseña completa

Publicado el

Adelaida y Coco, de Eire

Adelaida y Coco

Leemos en la contraportada de este libro: “El mundo se divide en dos: los amantes de los gatos… y el resto”. Yo, claramente, pertenezco al primer bando. No os voy a dar más la brasa sobre cuánto me gustan estos pequeños felinos y mi devoción por ellos. A las reseñas os remito: esta o esta. Como comprenderéis, cuando vi este libro pensé que estaba hecho para mí. Adelaida y Coco es un libro para gatófilos. El resto, los que pertenezcáis al otro bando, ni os molestéis. A ver, no quiero ser mala, pero es que si no os gustan los…

Lee la reseña completa

Publicado el

Vicios del servicio, de César Blasco

vicios del servicio

Hace mucho tiempo, allá por el 2011, leí una novela de un autor que pocos conocían, Cesar Blasco, yo lo descubrí gracias a las redes sociales, al boca a boca como dicen unos, o boca oreja como dicen otros, aunque como estamos hablando de libros lo suyo sería decir “ojo a oreja”. “Penurias exquisitas”, fue un libro que recomendé mucho y que divirtió a casi todos los que lo leyeron. Un libro con una feroz crítica social en clave de humor. Y hace muy poco descubrí que César Blasco regresaba con otro libro y desde ese momento ya quise saber…

Lee la reseña completa

Publicado el

Másters del multiverso, de Sergi Escolano

másters del multiverso

El humor ya no es lo que era. Ahora existen ciertos límites. Fronteras, custodiadas por seres que nacieron ofendidos, que no se pueden traspasar. Y si lo haces debe ser en petit comité; en la intimidad de lugares clandestinos. Como ese grupo de whatsapp que todos tenemos, en el que el libre albedrío campa a sus anchas y en el cual, normalmente, salen a colación temas que de hacerse públicos te convertirían en el enemigo público número uno del estado (si no contamos al Gran Wyoming) por haber ido demasiado lejos, y que posiblemente, y más importante, harían sonrojar a…

Lee la reseña completa