Publicado el

Kentukis, de Samanta Schweblin

Kentukis

La curiosidad se alimenta del exhibicionismo: por mucha gente que haya mirando, si nadie descorre las cortinas y enciende la luz, no habrá nada más allá que en la madrugada que otra noche de insomnio. Por eso vivimos en la época dorada del voyeurismo, en la que nuestra intimidad está expuesta como nunca y, al mismo tiempo, necesitamos alimentarnos de la intimidad del resto. Compartir es la palabra, el acto, que por arte de magia nos ha convertido a la vez en productores y consumidores de lo ajeno. ¿Queda alguna barrera en este intercambio planetario de momentos personales? ¿Es posible…

Lee la reseña completa

Publicado el

Una separación, de Katie Kitamura

Una separación

¿Hasta qué punto se eligen los libros, o son los libros los que eligen a sus lectores? Desde el momento en el que topé con Una separación, de Katie Kitamura, me vi arrastrado a leerlo. No tenía casi ninguna referencia: una portada peculiar, un resumen de no más de veinte líneas, un espacio en un catálogo que admiro. Ni siquiera conocía a la autora. Algunos descubrimientos posteriores, como que había sido comparado con A contraluz, de Rachel Cusk, uno de mis libros favoritos de los últimos años, vinieron a reafirmar esa sensación de que estábamos hechos el uno para el…

Lee la reseña completa

Publicado el

Ukelele para principiantes, de Will Grove-White

Ukelele para principiantes

Supongo que hay un momento en la vida para empezar a tocar un instrumento si uno desea en serio dedicarse a ello. Imagino que cualquier virtuoso del piano o del violín dirá que comenzó en la música a los cinco, seis u ocho años, y que nadie que valga mínimamente la pena en lo suyo, salvo si lo suyo es contemplar obras o tener achaques, podrá confesar que comenzó con ello a los treinta y siete. Pero también es cierto que el impulso de aprender es infinito, o debería serlo, y nunca es tarde para poder decir algunas palabras en…

Lee la reseña completa

Publicado el

La vigencia de El manifiesto comunista, de Slavoj Zizek

Como ya anunciaba Francis Fukuyama en 1992, el comunismo está muerto, o casi. El capitalismo salió victorioso de la gran lucha ideológica del siglo XX y las generaciones actuales no contemplan, salvo excepciones cada vez más escasas, otra forma de organización de la economía. Sea positivo o no para la humanidad, que es un debate distinto, ¿tiene sentido en este contexto volver a El manifiesto comunista para alguien más que para los historiadores? Es la pregunta que se plantea Slavoj Zizek, filósofo, sociólogo, psicoanalista, en este brevísimo libro que publica Anagrama. El esloveno es uno de esos pocos pensadores que…

Lee la reseña completa

Publicado el

Prestigio, de Rachel Cusk

Prestigio

¿Por qué nos gusta Rachel Cusk? Es complicado de explicar. Vaya por delante que solo he leído sus tres últimas novelas, que en español publica Asteroide: A contraluz, Tránsito y Prestigio, así que hay una parte de su bibliografía que ignoro. Tampoco tengo unas ganas enormes ahora mismo de seguir con el resto de sus libros, en parte por el miedo a llegar a ese inevitable punto de decepción que uno siempre experimenta con alguna obra de sus escritoras preferidas. Porque ella es una de las mías. Sin embargo, si trato de narrar sus argumentos a cualquier interlocutor lo más…

Lee la reseña completa

Publicado el

No leer, de Alejandro Zambra

No leer

Cuando pensamos en una biografía lo hacemos, en muchas ocasiones, de manera demasiado simple. Nos limitamos a los hechos, a las acciones, e ignoramos que la materia que constituye la vida de una persona es prácticamente ilimitada. Puede resultar interesante analizar a cualquiera en función de sus empleos, de los lugares que habita, de su animales de compañía o, como en el caso que nos ocupa, de sus libros y lecturas. Y de sus no lecturas, claro está. No leer, de Alejandro Zambra, funciona como una suerte de autobiografía del escritor chileno a través de la recopilación de más de…

Lee la reseña completa

Publicado el

Zátopek, de Jan Novák y Jaromír 99

Zátopek

Como dice el olímpico Juan Carlos Traspaderne en el prólogo, no quedan muy lejos tiempos en los que correr al aire libre o por la calle era visto con extrañeza. En los suyos, a principio de los ochenta, al menos se quedaban en eso, quizá en un cierto desprecio por los atletas. En los de Emil Zátopek, treinta años antes, poder compaginar la práctica de la carrera a pie al más alto nivel con una vida corriente era poco menos que una odisea. La consideración del deporte como un pasatiempo poco serio contrastaba con la exigencia sobrehumana hacia los héroes…

Lee la reseña completa

Publicado el

Mis documentos, de Alejandro Zambra

Mis documentos

En ocasiones da la impresión de que leer a Alejandro Zambra se asemeja a pasar la noche en un bar escuchando a un buen amigo. Unos tragos tranquilos, la luz baja, su voz monocorde abordando historias familiares, que pueden ser las propias hasta que un detalle, un destello diferente, ilumina el relato por un momento y luego se pierde de nuevo en el torrente de la narración. Esa aparente sencillez consigue libros en los que la ficción y la biografía se confunden, falsamente ligeros, perfectamente decantados. Ya era esta la impronta que me habían dejado sus novelas (Bonsái, La vida…

Lee la reseña completa

Publicado el

El favor de la sirena, de Denis Johnson

El favor de la sirena

Las obras póstumas, en su mayoría, suelen ser incompletas e irregulares. Si la muerte sorprende al autor de repente, lo más seguro es que no haya tenido tiempo para terminar, para corregir, para decantar. Si lo hace después de una larga enfermedad, cobarde eufemismo, resulta probable que haya estado más preocupado por su propia degeneración que por la conclusión de sus últimas líneas. En ese sentido, El favor de la sirena es una bendita excepción. A Denis Johnson se lo llevó por delante el cáncer de hígado en mayo de 2017; a sus 67 años, dejó tras de sí una…

Lee la reseña completa

Publicado el

Réquiem por un sueño, de Hubert Selby Jr.

Réquiem por un sueño

Bienvenido de vuelta a los quince años. A los pasillos polvorientos de las bibliotecas públicas por el día, a los primeros canutos en el parque las noches de sábado. A las copias desportilladas de El almuerzo desnudo, de Los vagabundos del Dharma, a la extraña traducción del Aullido, al rarísimo Moksha de Huxley, descubierto en los ratos en los que nos negábamos a leer a Miguel Hernández. A las canciones de Nirvana en cintas de 90 mal traducidas sobre cuartillas de papel cuadriculado, a los anuncios del Plan Antidroga. Nunca supiste de qué iba aquello en verdad, eran tus hermanos…

Lee la reseña completa

Publicado el

El don de la fiebre, de Mario Cuenca Sandoval

El don de la fiebre

Solo hay una decena de libros que no presto nunca. Son aquellos que cumplen una doble condición: que me hayan herido gravemente y que no pueda encontrar otra copia de ellos con facilidad en caso de pérdida. Uno de esos, quizá el más icónico de esta categoría, es El ladrón de morfina, de Mario Cuenca Sandoval, que en su día publicó la difunta 451. Su impacto me arrastró a conseguir los libros anteriores de Cuenca Sandoval, incluso Boxeo sobre hielo (a pesar de mi aversión a su editor), y que espere cada uno de los posteriores con una ilusión que…

Lee la reseña completa

Publicado el

La primera mano que sostuvo la mía, de Maggie O’Farrell

La primera mano que sostuvo la mía

Así como la realidad supera a la ficción en ocasiones, muchas veces una buena ficción es la mejor manera de explicar la vida. Es lo que ocurre con la maternidad en La primera mano que sostuvo la mía, la última entrega que llega al castellano de Maggie O’Farrell, después del excelente sabor de boca que nos dejó con Tiene que ser aquí. O’Farrell es una narradora con talento, capaz de desenvolverse en épocas diferentes con una particular maestría para desarrollar un estilo detallista, rico, que sin embargo no recarga el resultado final de sus novelas. La primera mano que sostuvo…

Lee la reseña completa