Publicado el

Un día en la vida de un editor, de Jorge Herralde

Un día en la vida de un editor

“La edición es un oficio de locos.” Así definió la (también) editora Inge Feltrinelli un trabajo que, para Jorge Herralde, es mucho más que eso. Es un modo de vida, uno de sus grandes amores. Una pasión capaz de traspasar cualquier frontera y de transformar miles o, mejor dicho, millones de vidas. Y es que, para muchos de nosotros, esto es la literatura: un inmenso océano de nuevas posibilidades para los soñadores, un espacio en el que encontrar respuestas (y también hacerse preguntas) y para encontrarnos a nosotros mismos, un universo de lo inesperado… Pero no todos aquellos que aman…

Lee la reseña completa

Publicado el

Días temibles, de A. M. Homes

Días temibles

Lo que más me gusta de la literatura es su capacidad para sorprenderte cuando ya crees haberlo leído todo; tarde o temprano, siempre aparece un autor o un libro que te reconcilia con tu yo lector. Al mismo tiempo, esto es algo que me provoca cierta angustia: te hace consciente de que ni aun teniendo una vida larga y apacible y muy buen tino para escoger lecturas podremos evitar irnos al otro barrio sin haber disfrutado de miles de grandes trabajos. Sin ir más lejos, a A. M. Homes me la he perdido durante 27 años. Demasiado tiempo, sin duda,…

Lee la reseña completa

Publicado el

Clavícula, de Marta Sanz

Clavícula

No tardaré demasiado en conocer personalmente a Marta Sanz y no había leído nada de ella. A pesar de que tengo compañeras, como Victoria Mera, que como habrán comprobado,  ya la han reseñado aquí mismo, y amigas que han leído toda su obra, he preferido que no me digan por cual debería empezar. Ya sé que lo lógico sería empezar por sus primeros libros para analizar su progresión bla bla bla… Pero yo no soy una persona lógica y además tengo la sensación de que a esta mujer hay que leerla por puro instinto, ya saben, de forma intuitiva, y…

Lee la reseña completa

Publicado el

Golpéate el corazón, de Amélie Nothomb

golpeate el corazon

Cada vez que me asomo a una de las novelas de Amélie Nothomb salgo impactada. Me parece extraordinaria la capacidad de esta autora para acercarse tanto a las profundidades del ser humano. Es literatura de calidad, pero también hay algo más con lo que juega esta mujer… He terminado el párrafo anterior con puntos suspensivos porque es inevitable pensar que, cuando leemos determinadas novelas y pensamos que literariamente están bien construidas desde la sencillez, nos damos cuenta que luego es cada lector el que va adentrándose por los pliegues de esta, y dependiendo del lector podemos encontrar cinco o cinco…

Lee la reseña completa

Publicado el

Lily y el pulpo, de Steven Rowley

Lily y el pulpo

Hoy vengo a hablaros de algo complicado: el miedo a que nuestra mascota muera. Y lo voy a hacer así, del tirón, para que veáis que yo, que nunca he visto Siempre a mi lado, Hachiko, porque me niego a vivir tal drama y yo, que lloro más con la muerte de Mufasa que con la de cualquier persona, puedo hablar de un libro en el que el perro protagonista tiene un horrible tumor. Y no os penséis que os estoy haciendo un spoiler como una catedral, no. Esto mismo podréis encontrarlo en la sinopsis del libro del que vengo…

Lee la reseña completa

Publicado el

La única historia, de Julian Barnes

La única historia

“¿Preferirías amar más y sufrir más o amar menos y sufrir menos? Creo que, en definitiva, esa es la única cuestión. Puedes puntualizar -certeramente- que no lo es. Porque no tenemos elección. Si la tuviéramos sí sería una cuestión. Pero no elegimos y en consecuencia no lo es. ¿Quién puede controlar cuánto ama? Si se puede controlar, entonces no es amor. No sé cómo podemos llamarlo, pero no es amor.” Este el comienzo de La única historia, una novela que, como veis, es difícil que deje indiferente a nadie. ¿Quién no ha amado y ha sufrido después, cuando ese amor…

Lee la reseña completa

Publicado el

Sánchez, de Esther García Llovet

Sánchez

De aquí a un tiempo he notado que he perdido bastante memoria. Es algo que me angustia un poco, ya que todavía no soy lo suficientemente viejo como para que se justifiquen mis continuos despistes y olvidos. Esta incómoda realidad la he visto aflorar en varias situaciones —cumpleaños de amigos y familiares no recordados, citas médicas perdidas, notas de exámenes que harían llorar a mi yo del pasado—, pero especialmente me ha fastidiado en lo que respecta a los libros. Y es que, si por algo me había caracterizado hasta no hace tanto es por ser capaz de retener una…

Lee la reseña completa

Publicado el

Laboratorio lector, de Daniel Cassany

Tengo la egocéntrica a la vez que triste costumbre de escribir un tuit sobre qué me ha parecido el libro justo en el momento de terminarlo. Digo esto no para que me sigáis (@chitor5) sino porque en el que he hecho sobre este Laboratorio lector de Daniel Cassany he dicho algo sobre lo que cada vez, a medida que pasa el rato, estoy más convencido. Quería hablar del beneficio que haría un libro como este en ciertas facultades de letras de nuestro país, pero en vez de beneficio he preferido hablar de daño. Sí, en efecto, este libro haría mucho…

Lee la reseña completa

Publicado el

El expediente de mi madre, de András Forgách

El expediente de mi madre

El punto de partida de esta novela, si es que se le puede llamar novela, es inmejorable: un escritor descubre que su madre fue colaboradora de la policía secreta (creo honestamente que llamarla espía sería excesivo) durante la dictadura comunista húngara y al hilo del expediente, de la hoja de servicios de su madre, va reconstruyendo su pasado. Uno puede preguntarse cómo llega su madre a convertirse en delatora y Forgách puede llegar a contestarse: lo hace para continuar la labor de su marido (padre del autor), colaborador a su vez que tuvo que dejar de serlo por los problemas…

Lee la reseña completa

Publicado el

Serotonina, de Michel Houellebecq

Serotonina

Un globo lleno pinchado sin explotar. Así nos presenta Anagrama la cubierta de la nueva novela de Michel Houellebecq: Serotonina, traducida por Jaime Zulaika. La pregunta recae en: ¿es el momento exacto antes de que el globo explote o es un globo que aunque se pinche no puede explotar? Con estas dos preguntas (seguramente con más) es posible que empieces la lectura de Serotonina, donde estarás durante cerca de trescientas páginas escuchando/leyendo lo que te cuenta Florent-Claude Labrouste, francés de 46 años que detesta su nombre y que toma antidepresivos mezclados con alcohol. El antidepresivo en cuestión se llama Captorix,…

Lee la reseña completa

Publicado el

Nada se opone a la noche, de Delphine de Vigan

Nada se opone a la noche

Escribir siempre implica elegir. Se elige lo que se quiere contar pero, sobre todo, se escoge la manera. Dos personas pueden narrar la misma historia de formas muy distintas. La forma puede suponerlo todo, puede hacer que te enamores de ella o que la odies, que te sientas identificado o que te deje frío como un témpano. Que encuentres la verdad o no. Porque las palabras, eso lo sabemos todos muy bien, son armas que se pueden utilizar de infinitas maneras. Se pueden usar para calmar, para hacer soñar, para intimidar, para apoyar y también se pueden usar para herir.…

Lee la reseña completa

Publicado el

La melancólica muerte de Chico Ostra, de Tim Burton

La melancólica muerte de Chico Ostra

Hablar de Tim Burton es hablar de uno de los cineastas más significativos de las últimas décadas y, posiblemente, el que ha creado un universo propio más reconocible. Los años ochenta y noventa fueron su época dorada, en la que cautivó a millones de espectadores dirigiendo películas como Beetlejuice (1988), Eduardo Manostijeras (1990) y Sleepy Hollow (1999), o como productor y guionista de Pesadilla antes de Navidad (1993). Los personajes de todas ellas tienen esa estética marca de la casa: rostros pálidos, ojos desencajados y ojeras enormes. Lo que quizá no sepan muchos de sus seguidores es que por aquel…

Lee la reseña completa