Publicado el

Turismo dark, de Míriam del Río

turismo dark

turismo dark¿Pensando en dónde ir estas vacaciones? Míriam del Río te propone destinos diferentes en su libro Turismo dark. Eso sí, solo serán de tu agrado si te va el riesgo, el misterio y lo macabro.

Si pensamos en destinos inquietantes, a todos nos vienen a la cabeza la ciudad fantasma de Prípiat, donde vivían los trabajadores de Chernóbil; Auschwitz, el mayor símbolo del Holocausto; la emblemática prisión de Alcatraz; el castillo de Vlad el Empalador; las catatumbas de Palermo, donde los cadáveres están a la vista, tanto colgados como en posición horizontal; las calles donde Jack el Destripador o el Carnicero de Milwaukee llevaban a cabo sus asesinatos o la casa en la que La Familia de Charles Manson asesinó a Sharon Tate y a sus amigos. Por supuesto, todos estos lugares aparecen en Turismo dark, pero Miríam del Río recorre los cinco continentes para descubrirnos muchos otros de los que nunca hemos oído hablar.

¿Sabes en qué lugar y en qué experimento se inspiró la serie Stranger Things? ¿Que en España hay un anfiteatro anatómico donde la burguesía asistía a las disecciones? ¿En qué cementerio está enterrado el rabino Löw, al que se le atribuye la creación del Golem? ¿Que hay un pueblo que arde desde 1962 y que seguirá haciéndolo doscientos cincuenta años más, según los expertos? ¿Que existe un lugar llamado la Puerta del Infierno y es resultado de un error humano? ¿Que en las alcantarillas de una ciudad habitan niños rata? ¿O que puedes visitar una isla en la que cuelgan centenares de cabezas de muñecas de los árboles?

Si hablamos de sitios que ponen los pelos de punta, no pueden faltar esos en los que, por alguna extraña razón, la gente acude en masa a suicidarse. Míriam del Río nos cuenta que hay un puente donde son los perros los que sienten una incontrolable tentación por saltar al vacío, cuál es el bosque japonés que ostenta el mayor número de suicidios o que hubo un hotel ante el que se apostaban los curiosos para presenciar el salto de los suicidas, que incluso posaban antes de morir.

La mayoría de los destinos que se recopilan en Turismo dark tienen rutas turísticas asociadas, pero hay otros tan peligrosos que su acceso está restringido, como es el caso de la isla que reúne a más serpientes venenosas por metro cuadrado o la isla habitada por una tribu indígena hostil que mata a cualquiera que se acerque a sus tierras.

Miríam del Río nos hace viajar a los cementerios más peculiares, a los museos más extravagantes y a los edificios que guardan leyendas oscuras o que fueron el escenario de sucesos violentes. Pero también nos cuenta todo tipo de curiosidades, nos pone en el contexto histórico o nos describe ritos funerarios o aborígenes que es posible presenciar y que nos dejarán con la boca abierta.

Si sois viajeros con ganas de vivir emociones fuertes,  Turismo dark os dará muchísimas ideas. Y si solo sois lectores que prefieren pasar miedo desde el sofá de su casa, también os encantará. A mí me ha fascinado y me he quedado con ganas de más. Por suerte, Míriam del Río nos deja caer en el epílogo que habrá segunda parte.

2 comentarios en “Turismo dark, de Míriam del Río

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

  2. Gracias por compartir la reseña, luego que termine el de Azteca creo que me pasare a este me interesa la temática.
    Sigan así chicos, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *