Regreso al Edén, de Paco Roca

regreso

Decía Hanif Kureishi en una entrevista de hará un par de años que envejecer es “aprender a ir perdiendo cosas. Pierdes capacidades, trabajo, estatus, amigos y familiares, que se van muriendo, hasta que poco a poco te quedas sin nada.” Y con el tiempo es fácil comprobar que es cierto. No lo digo por experiencia vivida en primera persona, sino por la de compañeros o familiares más mayores que yo. Lo que antes era una vida a todo tren, con el trabajo como principal ocupación, el cuidado de los hijos, la familia, las facturas… poco a poco va relajándose. Los hijos dejan el nido, se tiene más tiempo para uno mismo y un buen día llega la jubilación.… Leer la reseña completa del libro "Regreso al Edén, de Paco Roca" “Regreso al Edén, de Paco Roca”

El tesoro del Cisne Negro, de Paco Roca y Guillermo Corral

Es asombroso todo lo que puede esconderse tras un titular que apenas lees por encima. De un titular del que, aproximadamente hace unos seis años, seguramente muchos, yo mismo incluido, nos conformamos simplemente con leer sin molestarnos en profundizar más allá, en bajar a las profundidades de la noticia, porque saltamos de un encabezamiento a otro con demasiada facilidad, leyendo solo “lo gordo” en estos tiempos, y en aquellos, en los que todo va tan deprisa.

Pero recuerdo que el titular decía algo así como “Odyssey deberá devolver a España el mayor tesoro rescatado en el mar”. Recuerdo también que me llamó la atención que un tribunal de EE.UU.… Leer la reseña completa del libro "El tesoro del Cisne Negro, de Paco Roca y Guillermo Corral" “El tesoro del Cisne Negro, de Paco Roca y Guillermo Corral”

La casa, de Paco Roca

la-casaUn padre. La figura de la que provenimos. El hombre que unió su destino al nuestro desde que éramos pequeños y que, como si estuviera atado con un hilo invisible, permanece ahí, al lado, incluso en las ausencias, aunque no lo pretendamos. Un padre. Y todas las imágenes que ello conlleva. Como si de un río que, fluctuando, volviéndose invisible a veces, anegándolo todo otras, crea instantes que recuperaremos, que guardaremos en la memoria, para que el olvido no arrastre aquellas imágenes que llevamos con nosotros. Un padre. Que a su vez es una historia, una vida, una existencia. Y como en todas ellas, diferentes versiones de un mismo hombre, de una misma figura, que trasciende el simple hecho de la sangre, o de los lazos familiares.… Leer la reseña completa del libro "La casa, de Paco Roca" “La casa, de Paco Roca”

De Cine y Literatura 96

De Cine y Literatura 96: Arrugas

De Cine y Literatura 96: Arrugas

Cartel de ArrugasArrugas
Título: Arrugas

Autor: Paco Roca

Editorial: Astiberri

Páginas: 104

ISBN: 978-84-96815-39-1

Película: Arrugas

Año: 2011

País: España

Duración: 90 min

Usamos la palabra “emotivo” a la ligera, os lo digo yo. Después de ver la película “Arrugas”, basada en el cómic de Paco Roca, para mí la palabra ha ganado una nueva dimensión. Si el arte es aquello que nos provoca emociones, Arrugas tiene que ser ARTE con mayúsculas.

Antes de seguir con mi opinión comparativa del cómic (perdón, de la novela gráfica) y de la película, os quiero invitar a pasearos por la reseña que hizo Sergio Sancor del primero, que os ayudará a entender mejor de qué estamos hablando.… Leer la reseña completa del libro "De Cine y Literatura 96" “De Cine y Literatura 96”

Jurado de los Premios Utopía

Jurado de los Premios Utopía

dolores-redondoDolores Redondo

Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) estudió Derecho y Restauración gastronómica, y durante algunos años se dedicó a los negocios, entre otros, tuvo un restaurante propio.

 Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles. En 2009 publicó su primera novela, Los privilegios del ángel (Eunate Editorial) y en enero de 2013 publicó El guardián invisible, primer volumen de la Trilogía del Baztán, y en Noviembre del mismo año publicó su segunda parte, Legado en los huesos, cosechando un éxito increíble entre los lectores y la crítica. A la espera está la última entrega de la trilogía, titulada Ofrenda a la tormenta.… Leer la reseña completa del libro "Jurado de los Premios Utopía" “Jurado de los Premios Utopía”

Los surcos del azar

Los surcos del azar, de Paco Roca

los surcos del azarSomos hilos, que se tejen desordenados, que buscan los requiebros de la vida buscando una salida, un atajo, una nueva mirada que nos haga mirar al pasado con la nostalgia suficiente para que no nos haga sufrir. Somos hilos y, como tales, sufrimos las inclemencias del tiempo, nuestros cuerpos envejecen mientras la lluvia y el viento van horadando los acantilados que se forman con los recuerdos. Y en un instante, quizá con una palabra, tal vez con una simple conversación, recuperamos nuestra viveza, nuestra complexión auténtica y hablamos, nos desahogamos, verbalizamos aquello que manteníamos guardado, reposando la mochila de la vida, de la existencia, que contractura nuestra espalda y nos carga el alma de pequeñas batallas que se libran y no se ganan del todo.… Leer la reseña completa del libro "Los surcos del azar" “Los surcos del azar”

Las calles de arena

Las calles de arena, de Paco Roca

Las calles de arena
Siempre me ha fascinado la repercusión en la vida de una persona de esas pequeñas decisiones cotidianas que se toman muchas veces sin ser conscientes de la trascendencia que tendrán en el futuro. Como por ejemplo, una cena a la que no tenías pensado ir, cambias de opinión en el último momento y conoces a una persona especial. Ya sabéis, esa clase de cosas que no esperabais que fuesen a suceder y son consecuencia de una decisión no meditada y tomada de repente. Pues una de estas “pequeñas decisiones” es el punto de partida de esta novela gráfica tan especial.… Leer la reseña completa del libro "Las calles de arena" “Las calles de arena”

Arrugas

Arrugas, de Paco Roca

Arrugas

Estimado Paco Roca:

El miedo es algo poderoso. Te paraliza el cuerpo, agarrota los sentidos, y te deja en un estado de inconsciencia. Así pasé parte de mi vida, mientras veía cómo mi marido progresaba, iba recorriendo los pasillos de la residencia con la mirada perdida, como si buscara un punto en el horizonte que se le había perdido. Y yo, como si fuera un fantasma que circulaba a su lado, sin cadenas en los pies, pero arrastrándolos de la misma forma, simplemente le miraba. Intentaba hacerme una idea de lo que pasaba por su cabeza, por ese nudo de neuronas que empezaban a deshilacharse como una bobina de lana que ya se está quedando vieja.

Leer la reseña completa del libro "Arrugas" “Arrugas”