Publicado el

Desquite en el casino

palm-beach

Desquite en el casino, de Pierre Rey

palm-beach

Pierre Rey falleció en 2006 debido a un tumor que acabó con su vida a la edad de los 76 años, pero el gran autor francés nos dejó en legado su obra, de la que podremos disfrutar durante tiempo ilimitado.

Una de esas obras de las que podemos disfrutar es Desquite en el casino (Palm Beach en su título original), en el que el lector se sumergirá en el mundo del poder, del dinero, de los casinos y del despilfarro ilimitado.

Esta historia cuenta las andanzas de un hombre normal, de clase media, cuya personalidad es fácilmente dada a ser sugestionada por las mujeres. Un hombre que pasa por el mundo sin pena ni gloria y que, como culmen de su desgracia es despedido por la empresa en la que trabaja.

Aquí empieza verdaderamente la historia ya que este hombre recibe como indemnización de despido (más un pequeño “error” informático) una cantidad desbordante de dinero y en vez de devolverlo, decide vengarse de su antiguo jefe y a la vez desquitarse de todos sus fracasos. Así acude a un lujoso hotel-casino de la Costa Azul francesa, por el que no dejarán de pasar personajes a cual más extravagante mientras que nuestro protagonista alimenta sus vicios y sus ambiciones gastando enormes cantidades de francos.


Pierre Rey nos deleita con esta obra y nos narra con maestría la singular vida de esos ricos excéntricos que viven por y para su dinero y se olvidan de sí mismos. Una obra en la que la ruleta, las tragaperras y las mesas de blackjack 21 se mezclan, gracias una destreza absoluta del escritor, con el amor.

El autor, con su inconfundible estilo, hace que cada uno de los muchos personajes que van deambulando por las páginas del libro aporte algo a la historia, haciendo que ninguno de ellos adquiera un papel secundario o de poca importancia. Todo esto unido a una ambientación descrita al detalle hará que la lectura de esta historia sea deliciosa para el lector.

Un comentario en “Desquite en el casino

  1. He estado echando un vistazo a tu blog y me ha gustado mucho, pienso seguir visitándote, ah y gracias por tu visita al mío.

    En cuanto a éste libro tiene muy buena pinta, la pena la traducción que le han puesto, con ese título no me hubiera acercado nunca a él. Me lo apunto.

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *