Publicado el

Entrevista a Rubén D. Gualtero y Asunción Soriano

Entrevista a Rubén D. Gualtero y Asunción Soriano, autores de “El adolescente cautivo”

Ruben d. gualteroMantener el contacto con profesionales de un ámbito en concreto siempre es un placer para cualquier lector que se precie. En mi caso, muy cercano al mundo de la psicología por amistades y por mi formación, recibí el libro “El adolescente cautivo” con una sensación de estar metiéndome de lleno en un mundo del que nunca, aunque ahora esté más alejado, salí del todo. Quizá por eso cuando se me dio la oportunidad de entrevistar a los autores para que nos pudieran hablar un poco más de lo que teníamos entre manos, esto es, el mundo de la adolescencia, no perdí la oportunidad porque para eso estamos aquí, para entender mucho más de las lecturas que se nos ofrecen.

Doy las gracias especialmente a los autores por su dedicación a la hora de responder aasuncion soriano las preguntas, por su dedicación en escribir libros como éste, y en su dedicación y buen trato a la hora de nuestra comunicación. Hoy en día, con gente como ellos, el mundo es un lugar mucho mejor. Pero yo no me enrollo más, ahora les toca el turno a ellos y a vosotros, para que conozcáis un poco más a estos dos autores: Rubén D. Gualtero y Asunción Soriano.

1. Para aquellos que no conozcan vuestra labor, ¿quiénes son Rubén D. Gualtero y Asunción Soriano?  

En mi caso, Rubén, desde hace diez años soy redactor de una publicación especializada dedicada a la salud mental infantil y juvenil. Esta revista la edita la Fundación Orienta, una institución sin ánimo de lucro que presta asistencia pública concertada en el Baix Llobregat (Cataluña). Además de la revista, en esta institución he desarrollado, desde hace unos cuantos años más, tareas relacionadas con estudios y publicaciones.

Como sociólogo, los temas de salud han estado muy presentes en mis trabajos, algunos de los cuales han sido recogidos en diversos artículos. Últimamente este interés se ha ido decantando hacia aspectos relacionados con adolescencia y juventud: inmigración, transición a la edad adulta, asesoramiento-coaching a nivel de orientación profesional.

Soy Asunción, mi recorrido como médico, psiquiatra y psicoanalista, me llevó a darme cuenta de lo importante que  es la atención a la infancia y a la juventud. Los cimientos  de la vida de las personas están ahí. Me fui especializando en el tratamiento de adolescentes ya que es un momento crucial de la vida -tantas decisiones, caminos a tomar, dificultades, posibilidades-. La ayuda adecuada en este punto de inflexión es un gran reto. Por ello desde hace 11 años dirijo un hospital de día para adolescentes de Barcelona, de la Fundació Sanitària Sant Pere Claver. Somos un equipo multidisciplinar. Realmente es una experiencia muy enriquecedora.

2. ¿Por qué creéis que un libro sobre la adolescencia es necesario hoy en día? 

Uno de los aspectos que se destaca en el libro es el incuestionable proceso de cambios acelerados que vive nuestra sociedad. Son transformaciones que nos plantean grandes desafíos, tanto más a quienes justo están buscando asideros, anclajes –identitarios– en los cuales apoyar su proceso de crecimiento.

Y esta situación, que implica un gran esfuerzo para los adultos, se convierte en algo titánico para los más jóvenes, cuyo mundo en construcción — relaciones familiares, de pareja, formación, proyectos profesionales y laborales, etc.– se dibuja cada vez más “borroso”.

Por todo ello, a pesar de que muchas veces vemos se destaca la pose más “adolescente”, frívola o conflictiva de estos chicos y chicas, creemos que es de justicia acompañarles en este camino nada fácil. 

3. Si echáramos un vistazo en las librerías a la cantidad de libros que salen sobre educación de nuestros hijos nos quedaríamos asustados de lo mucho que se edita sobre el asunto, ¿en qué creéis que se diferencia vuestro libro? 

Algo que ha estado muy presente a lo largo de nuestro trabajo con los adolescentes es que como casi todo en la vida, las cosas no son blancas o negras. Hay grises, matices, pliegues, que nos invitan a  ponernos en el lugar del otro, a buscar otros ángulos, otras perspectivas.

En este sentido, el libro procura alejarse de los estereotipos, de los enfrentamientos, de las soluciones simplistas. Creemos que todos, adultos y adolescentes, estamos llamados a buscar en nuestra vida cotidiana, “en el mundo de la vida”, aquellas salidas que nos parezcan más oportunas, más saludables. Es preciso diálogo sincero y escucha real. Además, no hay recetas ni fórmulas infalibles. No las tenemos y, por tanto, no podemos ofrecerlas. Esta es probablemente una de las peculiaridades del libro.

Otro aspecto a destacar es que, con frecuencia, el discurso que se oye sobre los adolescentes está cargado de pesimismo. Sin embargo pensamos que, como en otras épocas de la historia, los adultos y los adolescentes irán encontrado sus propias salidas.

4. Uno de los miedos que tiene la gente al leer este tipo de libros es que se vaya a encontrar con un manual técnico que no entienda demasiado. En “El adolescente cautivo” pasa todo lo contrario. ¿Cómo se prepara un libro como éste? 

Intentado mantener una mirada abierta de la realidad que nos ha tocado vivir. Con sus luces y con sus sombras. Lo hemos preparado buscando no solo una mirada abierta, también cercana a los individuos, siempre diversos, plurales, con sus potencialidades y sus contradicciones.

En este caso el lector puede estar tranquilo que no se encontrará con un “tocho”, de hecho es relativamente corto; tampoco con un tratado o manual para especialistas.

5. Sorprenden algunos de vuestros planteamientos, y sin embargo parece que es algo en lo que no nos hemos parado a pensar detenidamente teniéndolo en frente casi todos los día, ¿creéis que hoy en día el tema de la adolescencia es un tema un tanto dejado de la mano de dios?  

No nos parece que el tema de la adolescencia se algo dejado “a la mano de dios”. La impresión es más bien que se trata de un fenómeno con un funcionamiento cíclico, especialmente desde los medios de comunicación. Y en este proceso se alternan momentos muy impactantes y de primera plana –sobre todo relacionados con hechos conflictivos, violencia, drogas, anorexia etc.―, con otros casi planos en los que da la impresión que los jóvenes viven en el “mejor de los mundos”, cosa de la que muchas veces se encarga de transmitir la publicidad y el marketing.

6. ¿Creéis que todavía nos queda mucho por aprender sobre las relaciones entre adolescentes y adultos en esta sociedad?  

Por supuesto. Pero no solo nuestra sociedad, cada época ha establecido un diálogo, a su manera, con las diferentes etapas del ciclo de la vida. En este caso, nuestro libro no solo habla de la relación adolescencia-sociedad actual. Es también un canto a la literatura. A lo largo de sus páginas hemos querido reflejar aquello que autores de diferentes épocas, renombre, latitudes, nos cuentan sobre su transitar por la adolescencia, la mayoría de las veces de forma magistral,. Las diferentes citas que hemos seleccionado, nos han permitido resaltar elementos significativos que, de alguna manera, ilustran este periodo particular y, a la vez, universal, como es dejar de ser niño y pasar a ser adulto.

La relación entre la sociedad y los adolescentes que han de crecer en ella es algo tan dinámico que nunca lo sabremos todo de ella. La mejor actitud es, por tanto, sentirse necesitados de aprender y con la suficiente flexibilidad para irse adaptando a los cambios actuales y futuros

7. Da la sensación, hoy en día, viendo lo que nos rodea, que el mundo adulto piensa del mundo adolescente que no merece la pena, que la desmotivación y la apatía reinan en él, ¿pensáis que los adultos se han olvidado que ellos también fueron adolescentes hace tiempo? 

Si algo nos acerca a los lectores es que todos, de una manera u otra, han vivido su propia adolescencia y, por tanto, pueden verse reflejados en muchos de los temas que aborda el libro. Y estas vivencias no suelen dejarnos indiferentes.

Normalmente recordamos los aspectos agradables de nuestra juventud, incluso los idealizamos. Pero solemos olvidar que también es un momento cargado de sentimientos difíciles, vergüenzas, incertidumbre, miedos. Como dice Eduardo Galeano, “recordar: es volver a pasar por el corazón”. Lo grave de olvidar es que entonces no podemos empatizar, ni entender a los nuevos adolescentes para ayudarlos a ser adultos.

8. Después de esta gran obra que nos habéis traído, ¿cuál será vuestro siguiente proyecto? 

De momento, nuestro proyecto más inmediato es seguir reflexionando y pensando en común sobre esta etapa de la vida que, sin duda, con lleva riesgos y dificultades importantes. Pero, también, es un momento cargado de potencialidades y esperanzas, a las cuales la sociedad en su conjunto no puede renunciar. Cuidar de la fuerza, la generosidad y el compromiso de estos chicos y chicas de hoy es, probablemente, la base más segura para conseguir un mundo mejor. Y esta apuesta, aunque a veces nos cuesta decir y reconocer, es irrenunciable.

Gracias por responder a Libros y Literatura

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *