Publicado el

Jane Eyre

jane eyre

Jane Eyre, de Charlotte Brontë

jane eyre

 

“No busques nada, ¿Por qué no dejas que un libro te sorprenda?”, eso me dijeron. Creo que mi rostro se puso serio y hay una razón: no me gusta que me cuestionen ni me impongan mis hábitos de lectura, mis formas de encarar los libros. Pero tenía razón en lo que me estaban diciendo porque había arruinado el final del último libro que había leído por buscar información en internet. Y decidí hacer caso. Me enfrenté con Jane Eyre de Charlotte Brontë sin saber nada de la historia.

Jane Eyre es una huérfana que vive en la casa de su tía, viuda y con tres hijos. Más cercana a las criadas que a sus propios primos, desde el inicio el lector sabe que se halla ante una pequeña niña desdichada que no conoce el amor de la familia con la que vive pero no siendo sumisa, sino revelándose ante los demás para evitar ser pisoteada, aún sabiendo las crueles consecuencias que esa rebeldía significa.

Pocos capítulos se dedican a la pequeña Jane Eyre desde el abandono del hogar de su tía para instalarse en un instituto para huérfanas con reglas estrictas de comportamiento y en donde conoce a la primera persona por la que comienza a sentir un necesitado apego. Luego, Jane Eyre direcciona al lector hacía sus primeros años de la adultez –en la Inglaterra del siglo XIX, los dieciocho años no tenían el mismo significado social que tienen hoy en día- y con ella su iniciación en el mundo de la educación privada como institutriz.


En la gran casa inglesa que la contrata comenzarán los misterios que mantienen en vilo al lector incluyendo un posible matrimonio poco creíble con un amor no correspondido que se infiltra en el camino de uno de los personajes. Es que además de Jane Eyre están los extraños habitantes de la casa como su amo, el resto de la servidumbre y una risa angustiante que suele resonar en los pasillos de la casa, cuyo sonido inquieta.

No quisiera revelar más que lo debido para entender que Jane Eyre tiene un poco de todo: misterio, algo de terror, romance y mucho de novela clásica inglesa. Se podría decir que tiene mucha similitud con la forma de narrar de Jane Austen, que sus tópicos son semejantes pero algo de esta novela de Charlotte Brontë inquieta y hasta la narración tiene rasgos un tanto tétricos durante algunos episodios.

Hay algo que me atrae en los libros de la literatura inglesa de aquella época. Supongo que es una mezcla de características en común como mujeres abriéndose paso en el mundo con una tímida arrogancia, o relatos en viejas casonas inglesas heredadas por caballeros fríos.  Pero también está ese fiel reflejo del comportamiento inglés de antaño donde destaca la distancia, el máximo respeto en sus expresiones y mucho de aristocracia.

Jane Eyre es la historia de una mujer que busca ser querida y de quien nadie espera nada. Es claro que yo tampoco esperaba demasiado porque no sabía nada de nada aunque sospechaba que el amor no estaría ausente.

No saber nada de la novela esta vez tuvo un saldo positivo. Por supuesto que no lo haría siempre, pero ya que tenía la oportunidad agradezco el consejo dado. Prefiero saber algo del libro, saber de antemano si le doy la oportunidad y retrasar tantas lecturas deseadas. Pero por ser la primera vez, no estuvo mal y quizás me aventure nuevamente con Charlotte Brontë, aunque esta vez ya sé con qué me puedo encontrar.

Rosario Arán (rosearan@librosyliteratura.es)

Otros libros recomendados

6 comentarios en “Jane Eyre

  1. En mis incursiones en la biblioteca siempre suelo buscar libros que me interesan por tener buenas referencias en foros o blogs, pero siempre me reservo un libro para sorprenderme. Siempre me entretengo pasando por las estanterías observando los libros, aquellos que no conozco y que de sólo leer el título y ver la portada me llaman. Unas veces acierto y otras no, pero me gusta esa sensación de no saber nada, de irme sorprendiéndome poco a poco.
    Y este libro me lo leí, pero hace ya tanto tiempo que una relectura no me vendría mal que hay muchas cosas que no recuerdo bien. Y tu reseña me ha dejado con las ganas de volver a disfrutar de este libro.
    Besotes!!!

  2. Buen libro, leido hace años, al final de mi carrera, gracias a este aporte, posiblemente me pondré a buscarlo en el trastero para volver a recrearme en su lectura.

  3. No me imagino a nadie atreviéndose a decirte como o qué debes leer (jajaja)!!!!

    Yo leo libros, como todo el mundo, porque son conocidos o por recomendación, o por haber leído vuestras reseñas, pero siempre intento dejarme llevar por esas otras cosas que nada dirían a nadie, el título, la portada, la edición; y de esto quiero sorpresa, hay veces que pueda que no sean mejor que otros más conocidos pero son mi descubrimiento y la predisposición a querer que ese libro concreto me daga algo es más alta.

    Un besico !

  4. Margarita: Me gustó tu técnica de dejarte sorprender por un libro! Espero que lo vuelvas a disfrutar. Muchas gracias por comentar!

    Sito: Genial! Yo también tengo ganas de leer algunos viejos libros que ya han sido leídos!!! Gracias por comentar

    Susana: Ja! Siempre hay alguien atrevido. Siempre algunos son producto de recomendación y otro, directamente se encuentran por el azar.

    Gracias a todos!!

  5. Linda, directa, genial reseña =) Me atrapaste con este fragmento: “y una risa angustiante que suele resonar en los pasillos de la casa, cuyo sonido inquieta” :O :O :O

    Está bueno dejarse llevar por un libro sin saber nada, pero no es fácil, uno siempre quiere tener una idea; saludos!

  6. ¡ahhh! uno de mis libros preferidos cuando era más jóven…me parecía una historia tan romántica, pero cuando me enteré de dónde provenía esa risa diabólica odié a Mr. Rochester.
    Preciosa reseña,
    un beso,
    Ale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *