Publicado el

Cuando yo tenía cinco años, me maté

cuando yo tenía cinco años me maté

Cuando yo tenía cinco años, me maté, de Howard Buten Yo, que hace un tiempo era una persona reservada y tímida, empecé a tener una máxima que a día de hoy se cumple como la mejor de las profecías: llamar a las cosas por su nombre. No soy políticamente correcto cuando se está establecido que lo sea, no sé callarme algo porque si lo guardo dentro se pudre como un cadáver en descomposición, y decir la verdad aunque duela me parece mucho más sano que evitar poner en palabras lo que es y no sólo lo parece. Partiendo de esa…

Lee la reseña completa